Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Leche de arroz, sin enriquecer

La leche de arroz es una bebida vegetal elaborada principalmente a partir de arroz y agua. No contiene lactosa y es muy sencilla de preparar.
  Agua 88,6%  85/02/13  LA : ALA
Comentarios Imprimir

La leche de arroz o bebida de arroz se elabora principalmente a partir de agua y arroz, aunque en los productos industriales es habitual que se utilice también algún tipo de aceite vegetal. En función del fabricante, también contiene aromatizantes, minerales o espesantes. Muchos productos fabricados para las grandes distribuidoras están pasteurizados, lo que hace que se puedan almacenar durante mucho tiempo. Las bebidas de arroz son una de las alternativas más populares para las personas intolerantes a la lactosa o aquellos que quieren evitar consumir productos de origen animal. Dado que las plantas de arroz absorben muy bien el arsénico a través de las raíces, existen estudios que señalan la existencia de altas cantidades de este elemento en la leche de arroz.

Información general:

Del artículo de Wikipedia en español: «La bebida de arroz, conocida también como leche de arroz es un alimento hecho a partir del arroz. Se hace principalmente con arroz integral y sin endulzar».

Elaboración y composición:

«La leche de arroz se elabora a partir de arroz integral que se muele, se cuece en abundante agua y luego se bate para obtener una mezcla cremosa y consistente que después se fermenta y filtra. El líquido resultante del filtrado se mezcla con aceite vegetal y se emulsiona.

Algunos tipos de leche de arroz contienen aceite de arroz, sal, azúcar (sobre todo azúcar moreno) o aromas (a vainilla o a chocolate, entre otros), y la mayoría contienen también espesantes vegetales como goma guar o carragenanos.

Es habitual que la leche de arroz se enriquezca con vitaminas y minerales (sobre todo calcio) ya que, en comparación con la leche de vaca, es muy pobre en estos últimos. Además, contiene muy poca proteína, casi nada de grasa y es apta para alérgicos a la lactosa y al gluten *».

Usos culinarios:

«En Europa, los veganos, las personas alérgicas a la leche o las intolerantes a la lactosa utilizan la leche de arroz para cocinar. En cuanto a su uso durante la lactancia, la leche de arroz no es apropiada como sustituto de la leche materna, ya que no contiene nutrientes vitales y puede provocar síntomas de deficiencia como anemia o raquitismo *».

Preparar leche de arroz en casa:

  • Antes de empezar: para preparar medio litro de leche de arroz necesitamos 500 mililitros de agua, entre 100 y 150 gramos de arroz cocido (integral o aromático) y una batidora.
  • Elaboración: para empezar, batir la mitad del agua y todo el arroz e ir añadiendo agua poco a poco mientras batimos. Después, filtrar el líquido (con un trapo de cocina o un colador muy fino de los que se utilizan para preparar leche de almendras) y verter la bebida en un recipiente (un frasco con cierre de rosca). Bien cerrada, la leche de almendras se conserva en la nevera entre dos y cuatro días.
  • Refinar el sabor: si quiere refinar el sabor de la leche de arroz o endulzarla, puede añadir canela, extracto de vainilla o dos o tres dátiles sin hueso cuando esté triturando el arroz.

Leche de arroz y arsénico:

Traducción de «http://www.kl.zh.ch» en alemán: «El arsénico es peligroso para el cuerpo humano, ya que se trata de una sustancia de toxicidad crónica. Es mutagénico y teratogénico. Algunos estudios recientes sugieren que además es cancerígeno.

Hace tiempo que se sabe que las plantas de arroz absorben el arsénico por las raíces y que parte de este elemento químico puede quedar en el grano. Los microorganismos de la planta absorben el arsénico inorgánico (As (III) y As (V)) y también parte del arsénico metilado, así como las formas orgánicas (ácido monometilarsénico (MMA) y ácido dimetilarsínico (DMA)».

Resultados y estudios sobre la leche de arroz y el arsénico:

«Como en el arroz, en el que podemos encontrar diez veces más arsénico que otros cereales, la leche de arroz también alcanza concentraciones preocupantes de este elemento. La FDA estadounidense desveló en septiembre de 2013 que había encontrado hasta 46 microgramos de arsénico inorgánico por litro (el máximo permitido por la Unión Europea en el agua del grifo es 10 microgramos por litro) *».

En un estudio llevado a cabo en Zúrich en el año 2014 se investigaron 15 bebidas de arroz de distintos fabricantes para encontrar restos de arsénico y los resultados fueron los siguientes:

Traducción de «http://www.kl.zh.ch» en alemán: «Los productos estudiados contenían de media 14 microgramos por kilo. La mayor parte (78 %) era arsénico inorgánico As (III) y As (V)».

Otras bebidas vegetales similares:

Otras bebidas vegetales similares que se pueden emplear como sustitutos de la leche de vaca son la leche de almendras, la leche de avena o la leche de soja.

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán.

Comentarios Imprimir