Fundación Salud y Alimentación
Fundación
Salud y Alimentación
Suiza
QR Code
La mejor perspectiva para su salud

Crema agria vegana (nata agria vegana)

La crema agria vegana o nata agria vegana es una crema vegetal grasa que se obtiene por fermentación láctica y a la que se le pueden dar numerosos usos.
Por falta de información sobre la composición, no hemos incluido el ingrediente en el cálculo de la tabla de información nutricional.
65,2%
Agua
06
Macronutrientes carbohidratos 5.81%
/07
Macronutrientes proteinas 6.98%
/87
Macronutrientes grasas 87.21%
Ω-6 (LA, 0.3g)
Ácidos grasos omega-5 como el ácido linolénico (LA)
 : Ω-3 (ALA, <0.1g)
Ácidos grasos omega-3 como el ácido alfa-linolénico (ALA)
 = 0:0

La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 no debería superar el  5:1. Enlace al texto explicativo.

Los valores no son significativos.

Pictograma tablas de nutrientes

La crema agria vegana o nata agria vegana es una alternativa vegetal a la crema agria convencional, a la crème fraîche y a la smetana, que son productos lácteos fermentados y espesos que se obtienen de la nata común.

Usos culinarios de la crema agria vegana:

¿Cómo se utiliza la crema agria vegana? ¿La nata agria vegana se puede calentar? La crema agria vegana no solo es muy versátil en cocina, sino que además se puede calentar. Este sustituto vegano puede emplearse como salsa en sí misma o para refinar y espesar otras cremas y salsas. Además, se usa como base para elaborar salsas para mojar, salsas para la pasta o aliños, pero también se puede untar en tortitas, lasañas y pizzas (como la pizza bianca, que es pizza sin salsa de tomate), por ejemplo. Igualmente, la nata agria vegana también es un ingrediente muy popular en productos de panadería y repostería como quiches, trenzas, magdalenas, pasteles o, incluso, tiramisú, entre otros.

¿Qué puedo usar en vez de crema agria vegana? Una alternativa rápida a la crema o nata agria vegana es usar yogur vegano escurrido (p. ej., yogur de soja o yogur de coco).

Receta de pastel otoñal con crema agria vegana:

Para empezar, amasar 300 g de harina de trigo integral, 20 g de levadura, 1 cdta. de sal, ½ cdta. de azúcar, 125-150 ml de agua templada y 2 cdas. de aceite de canola. Dejar reposar la masa durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, extenderla sobre una bandeja para horno rectangular creando un borde y dejarla crecer durante otros 15 minutos. Entretanto, mezclar 300 g o tarrina y media de crema agria vegana con 200 g de tofu ahumado picado en daditos pequeños y aros medianos de cebolla (roja). Condimentar la crema con sal de hierbas, pimienta, nuez moscada y alcaravea. A continuación, repartir la mezcla de cebolla, tofu y crema agria vegana de forma regular sobre la masa y dejar reposar durante 15 minutos más. Hornear a 225 °C durante 30-40 minutos. Después, espolvorear cebollino picado por encima. Lo mejor es disfrutarlo caliente.

Receta de crema de mojar crudivegana con hierbas aromáticas:

Trocear verduras al gusto (p. ej. pepino, colirrábano, zanahorias o pimientos de distintos colores) en trozos que se puedan comer de un solo bocado. Colocarlos en un molde para magdalenas. Añadir ½-1 cdta. de cáscaras de psyllium a 1 o 2 tarrinas (aprox. 200-400 g) de crema agria vegana para espesarla. Condimentar la crema con hierba aromáticas (meliloto azul, eneldo, cebollino, perifollo, ajo, apio de monte, albahaca), cebollino picado y perejil. Salpimentar. Verter la crema terminada en tres tarritos pequeños y colocarlos entre los moldes con las verduras.

Encontrará recetas veganas con crema agria vegana en el apartado «Recetas que se preparan con este ingrediente», abajo del todo o a la derecha.

Adquisición. ¿Dónde comprar crema agria vegana?

En España, es raro que encuentre crema agria vegana en supermercados convencionales como Hipercor, Alcampo, Día, Carrefour, Mercadona o Simply o, directamente, en tiendas físicas. Lo mismo sucede en Latinoamérica, pues ninguno de los supermercados consultados (Chedraui, Plaza Vea, Wong, Éxito, HEB) la incluyen en sus catálogos en línea. Lo mejor es que pruebe en tiendas especializadas en alimentación natural y productos orgánicos y ecológicos. Si la encuentra, suele ser de soja y venderse en tarrinas de unos 200-225 g.

Por lo general, será más fácil que la adquiera por Internet.

Elaborar crema agria vegana en casa:

Este sustituto vegano de la crema agria tradicional se puede preparar en casa siguiendo el mismo principio que empleamos para elaborar yogures veganos. En lugar de «leche vegetal», utilizaremos «nata vegetal» (o crema vegetal) espesa con un porcentaje de grasa mínimo del 10 %.

La base de la crema agria vegana puede ser cualquier tipo de bebida vegetal de frutos secos, siempre y cuando sea consistente y rica en grasas, pero también puede usar nata de coco, nata de soja o nata de avena. Igualmente, puede emplear frutos secos puestos en remojo la noche anterior, mantecas de frutos secos, tofu sedoso escurrido o tofu natural. Condimentos como sal, pimienta, ajo en polvo o mostaza son opcionales. Cuando el ingrediente de base es bajo en grasas, como es el caso de las bebidas vegetales o el tofu, añadirle aceite vegetal nos ayudará a conseguirá un resultado más cremoso. Para iniciar el proceso de fermentación bastará con que agreguemos probióticos en cápsula o en polvo.

Según la elección de ingredientes, podemos prepararla en una batidora de alta velocidad hasta conseguir una masa homogénea y cremosa que verteremos en frascos. Después, dejaremos que la crema ligeramente tapada repose entre 12 y 24 horas a unos 40 °C. En ese tiempo, la crema agria vegana debería ganar volumen, cremosidad y adquirir un sabor algo amargo debido a la fermentación. Para interrumpir el proceso basta con guardarla en la nevera cuando haya alcanzado el punto óptimo. Pasadas unas horas, tendrá una consistencia más firme.

Una opción mucho menos laboriosa es preparar crema agria vegana o nata agria vegana sin fermentación. Para que se produzcan los ácidos, a la crema vegetal se le añaden un poco de jugo de limón y de vinagre de manzana en vez de bacterias. Estos se encargan de darle el sabor característico.

Conservación:

Si la guarda en un recipiente cerrado herméticamente y este en la nevera, la crema agria vegana se conserva hasta una semana. Otra opción para que se mantenga durante más tiempo es congelarla. En tal caso, es aconsejable hacerlo en pequeñas porciones. Por ejemplo, puede utilizar moldes para cubitos de hielo.

Composición, valores nutricionales y calorías de la crema agria vegana:

Este sustituto vegano se puede preparar con ingredientes al gusto, por lo que la composición nutricional variará en consecuencia. La información nutricional que presentamos a continuación también pueden diferir enormemente según el fabricante, así que solo debería considerarse un valor orientativo de lo que supone un producto industrial. De todas maneras, tenga en cuenta que este tipo de productos suelen incluir tanto la información nutricional como el aporte calórico en el etiquetado. La composición más saludable siempre será la que contenga los alimentos más naturales.

¿La crema agria es ácida? La crema agria vegana se obtiene tras un proceso de fermentación con bacterias de ácido láctico en el que se produce ácido láctico, que es el que le da su característico sabor ácido. A las cremas agrias veganas sin fermentación suele agregárseles zumo de limón para conseguir el mismo efecto.

Encontrará la composición completa de la crema agria vegana, los porcentajes de la IGR que se cubren y comparativas con otros ingredientes en nuestras tablas nutricionales, situadas debajo de la fotografía del ingrediente. Pinche en «CLICK FOR» para verlas.

Aspectos relacionados con la salud. Efectos: Crema agria vegana:

¿La crema agria es saludable? En general, consumir sustitutos lácteos que no se hayan sometido a un proceso de calor es más que recomendable. Asimismo, añadir bacterias probióticas de ácido láctico a las materias primas veganas permitirá obtener alimentos producidos por fermentación láctica. Algunos estudios sugieren que los probióticos ayudan a cortar las diarreas, reducen la cantidad de enzimas que favorecen la aparición del cáncer y pueden tener efectos beneficiosos sobre la dermatitis atópica. El objetivo de consumir probióticos es alterar de forma positiva el equilibrio de la flora intestinal al suministrarle gérmenes vivos.1,4

El yogur se emplea desde hace siglos tanto como medida profiláctica como para tratar enfermedades infecciosas en el tracto gastrointestinal.1

La ciencia conoce desde hace mucho tiempo los efectos nocivos de la leche y los productos lácteos en el organismo. Para más información, le recomendamos que lea nuestra reseña sobre el libro «Leche mejor no» de Maria Rollinger o que vea el vídeo «Milch gesund oder nicht? Eine Ärztin packt aus» (en alemán).

Peligros, intolerancias y efectos secundarios:

La base de la crema agria vegana industrial suele ser la soja (tofu). Si padece algún tipo de intolerancia a la soja, evite esta leguminosa, pues es uno de los 14 alérgenos principales. Además, las personas alérgicas al polen también pueden desarrollar una alergia cruzada a la soja.3

Información general sobre la crema agria (vegana):

La crema agria clásica es nata fermentada con bacterias de ácido láctico. Tiene un sutil sabor ácido y su consistencia puede variar y ser más cremosa o firme.

¿La smetana, la crema agria, la sour cream y la crème fraîche son lo mismo? Se trata de productos (vegetales) agrios diferentes, que se diferencian principalmente en el porcentaje de grasa. Algunos de los productos que se comercializan son:

  • Crema agria con, al menos, un 10 % de grasa.
  • Crema agria (sour cream) con, al menos, entre un 18 y un 20 % de grasa.
  • Créme légère, que es una variante menos grasa de la crème fraîche (20 %).
  • Smetana, una crema agria con más grasa (entre 20-29 %). Puede llevar aglutinantes.
  • La crème fraîche se compone de, al menos, un 30 % de grasa. Se le puede añadir hasta un 15 % de sacarosa. Tras la fermentación no requiere ningún proceso de calor adicional.2

Las alternativas veganas a la crema agria todavía son difíciles de adquirir. Si la situación mejora, puede que las descripciones anteriores le ayuden a determinar las diferentes variedades y porcentajes de grasa.

Cabe señalar que los términos utilizados para la leche y los productos lácteos suelen estar protegidos, mientras que los sustitutos vegetales no suelen estar definidos legalmente en la mayoría de los países.

Otros nombres para la crema agria vegana:

La crema agria (vegana) también se conoce como crema agria vegetal o sustituto vegano de la crema agria, así como crema vegetal, nata vegetal, sour creme, crème légère, smetana vegana o crème fraîche vegana. En inglés, recibe los nombres de «vegan sour cream» (crema agria vegana), «vegan heavy cream» o «dairy-free heavy cream» (estos dos últimos, referidos más bien a la a la smetana).

Bibliografía para la crema agria (vegana):

4 fuentes

En el mundo científico, usar Wikipedia como fuente es controvertido, pues a menudo sus artículos carecen de información bibliográfica (autoría) o esta no es del todo fiable. Nuestros pictogramas nutricionales incluyen las kcal.

  1. Biesalski HK, Grimm P, Nowitzki-Grimm S. Taschenatlas Ernährung. 6ª edición. Editorial Georg Thieme: Stuttgart. 2015.
  2. Wikipedia: Rahm.
  3. Ugb.de (Unabhängige Gesundheitsberatung) Wie ist der zunehmende Verzehr von Sojalebensmitteln gesundheitlich zu bewerten?
  4. Biesalski HK, Bischoff SC et al. Ernährungsmedizin. Nach dem Curriculum Ernährungsmedizin der Bundesärztekammer. 5ª edición, revisada y ampliada. Editorial Georg Thieme: Stuttgart. 2018.

Comentarios