Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Saté de batata con salsa picante de cacahuetes

El sabor picante y dulce de la salsa de cacahuetes combina de maravilla con la brocheta de batata y el arroz al cilantro no hace sino redondear el plato.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

60min alta  
  Agua 62,7 %  76/08/16  LA 29:1 ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Para la salsa de chile dulce
½ Chile tabasco, rojo, crudo (2,5 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
40 mlAgua potable (40 g)
30 gAzúcar moreno
15 mlVinagre de manzana (15 g)
1 dienteAjo, crudo (3 g)
½ cda.Harina de arroz, blanca (5,8 g)
2 cdas.Agua potable (12 g)
Para las brochetas de batata
2 Batatas, crudas (260 g)
2 cdas.Aceite de oliva (27 g)
2 cdtas.Azúcar moreno (6 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
2 Cebollas, rojas, crudas (160 g)
2 cdas.Semillas, sésamo, enteras, secas (18 g)
1 pizcaCanela, molida (0,1 g)
80 mlZumo de naranja, crudo (84 g)
Para la salsa de cacahuetes
4 cda. colmadaCacahuetes, crudos (48 g)
1 cdta.Aceite de cacahuete (4,5 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
4 cdas.Zumo de naranja, crudo (30 g)
2 cdas.Tamarindos (dulces), crudos, pelados (32 g)
2 cdas.Salsa de soja dulce (32 g)
½ Chile tabasco, rojo, crudo (2,5 g)
1 cda.Agua potable (5,8 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
Para el arroz al cilantro
360 gArroz aromático
420 mlAgua potable (420 g)
1 ramaHojas de cilantro crudas (20 g)
2 cdas.Aceite de oliva (27 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)

Utensilios de cocina

  • mortero o picadora eléctrica
  • picadora eléctrica o batidora de vaso
  • palillos para brocheta
  • sartén
  • horno
  • colador
  • cocina (artefacto)
  • bandeja de horno
  • pelador
  • cazuela

Tipo de preparación

  • cocer
  • hornear
  • picar o moler
  • rehogar
  • glasear
  • mezclar
  • tostar
  • hervir
  • mondar
  • pelar
  • reducir (espesar)

Preparación

  1. Para la salsa de chile
    Colocar todos los ingredientes —a excepción de la harina de maíz y del agua— en una batidora de vaso o una picadora, y triturar. A continuación, verter la mezcla en una olla y llevar a ebullición. Después, reducir el fuego y dejar unos tres minutos a fuego lento para que la salsa espese un poco.
    Mezclar la harina de maíz con dos cucharadas soperas de agua, agregarla a la sartén y dejar que siga cocinándose hasta que la salsa adquiera la consistencia deseada.

  2. Otra opción es añadir salsa de chile dulce o azúcar blanco en lugar de azúcar moreno, según se indica en la receta original.

  3. Para las brochetas de batata
    Pelar las batatas y cortarlas en daditos regulares de unos dos centímetros y medio. Colocarlas en una bandeja de horno que tenga un poco de fondo, con aceite, azúcar y algo de sal, y dejar que se horneen a 180 °C durante diez o quince minutos. Al sacarlas deben estar algo crujientes. Dejar que se enfríen.

  4. Hemos reducido a la mitad la cantidad de aceite que se indica en la receta original.

  5. Pelar la cebolla y cortarla en tiras. Ensartar trozos de batata y de cebolla en los pinchos de madera alternando ambos ingredientes. Calentar la salsa de chile (seis cucharadas soperas para cuatro porciones) en una gran sartén con el sésamo, la canela y el zumo de naranja. Después, añadir las brochetas y glasearlas con cuidado. A continuación, meter los pinchos en el horno y dejarlos entre cinco y ocho minutos hasta que tengan un color brillante y las cebollas estén tiernas.

  6. Para la salsa de cacahuetes
    Tostar ligeramente los cacahuetes en una sartén con un poco de aceite. Después, meterlos en una picadora con el aceite de cacahuete, triturarlos y añadir sal si es necesario.

  7. Es probable que este proceso resulte más sencillo si se duplican las cantidades. Puede guardar lo que sobre en la nevera, ya que se conserva en perfectas condiciones durante una semana.

    En lugar de preparar mantequilla de cacahuete como se indica en el cuarto paso, también puede utilizar mantequilla de cacahuete industrial.

  8. Calentar el zumo de naranja y después agregar cuatro cucharadas soperas de mantequilla de cacahuete casera. Incorporar el resto de los ingredientes y mezclar hasta obtener una salsa cremosa.

  9. Puesto que nos gusta utilizar tantos alimentos crudos como sea posible, hemos decidido sustituir el sambal de la receta original por chile. A la hora de añadir agua, hágalo solo si es necesario.

  10. Para el arroz al cilantro
    Lavar el arroz en un colador fino hasta que el agua salga prácticamente clara. Poner el arroz en una olla y taparla. Dejar que el arroz se cueza a fuego lento y se hinche durante quince minutos.

  11. Agregue más agua si es necesario o deje que el arroz siga cociendo si cree que todavía le falta un poco.

  12. Mientras tanto, mezclar el cilantro con aceite y sal en un mortero o utilizar una picadora para obtener una pasta de hierbas aromáticas.

  13. Servir
    Juntar el arroz con la pasta de hierbas, remover bien y servirlo junto con las brochetas de batata y la salsa de cacahuetes.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

El sabor picante y dulce de la salsa de cacahuetes combina de maravilla con la brocheta de batata y el arroz al cilantro no hace sino redondear el plato.

Arroz aromático: se entiende por arroz aromático variedades de arroz como basmati india o jazmín tailandés. Ambas variedades son de grano largo y desprenden su aroma característico tras la cocción. Mientras que el arroz basmati es suelto, el arroz jazmín es algo más glutinoso y, por lo tanto, perfecto para comer con palillos. El mejor arroz para elaborar este plato asiático en concreto es la variedad jazmín, que se cultiva en el norte de Tailandia y que se caracteriza por sus métodos de cultivo especiales y su característico sabor. El arroz de Tailandia «Golden» es el de mejor calidad, mientras que el arroz partido es algo peor, pero más económico.

Batatas: las batatas o boniatos no son ningún tipo de patata ya que, aunque también sean un tubérculo, no pertenecen a las solanáceas. Las hojas de la batata también son comestibles y se consumen en los países tropicales en los que se cultiva el boniato. Estos tubérculos contienen mucha agua, por lo que se conservan peor que las patatas tradicionales. Su tiempo de conservación aumenta considerablemente si se es cuidadoso y se evita que estén amontonadas, por ejemplo. Algunas variedades contienen un porcentaje considerable de cianuro, dato que hay que tener en cuenta a la hora de recogerlas. Con las batatas se pueden preparar tanto platos dulces como salados. Estos tubérculos, parecidos a las patatas, pueden ser de distintos colores: amarillos con la piel roja, anaranjados rojizos con la piel marrón o blancos con la piel clara.

Salsa de soja dulce: la salsa de soja dulce es una salsa de soja oscura, líquida, que se endulza con azúcar de palma y tiene una consistencia similar a la de un sirope. La salsa de soja dulce es la salsa de soja que más se utiliza en la cocina indonesia debido a su sabor suave y dulce. Forma parte de muchas recetas de la zona, como el nasi goreng o el mie goring y se emplea para marinar distintos platos, como el satay. También se utiliza para preparar salsas para mojar el tofu a la barbacoa. En Europa, la salsa de soja dulce se puede adquirir en mercados o en supermercados.

Tamarindos: la pulpa de los tamarindos está compuesta, sobre todo, por hidratos de carbono. Tiene propiedades antibacterianas. Este fruto probablemente sea originario de África. Por su sabor, podemos distinguir dos tipos:
los tamarindos dulces tienen la pulpa de color marrón claro y, como su propio nombre indica, un sabor afrutado y dulce.
Por su parte, los tamarindos ácidos tienen la pulpa de color oscuro y contienen más ácido tartárico, que es la sustancia responsable de su sabor.

Consejos

Acompañamiento: como acompañamiento «se puede preparar un pepino con algo de lima y chile fresco». (Josita Hartanto)

Preparación alternativa

Comprarlo o hacerlo en casa: en la receta original, la autora utiliza mantequilla de cacahuete industrial, salsa de chile dulce y sambal. Puede seguir estas indicaciones o seguir las nuestras y sustituir el sambal por chile fresco o seco, y preparar de forma sencilla la mantequilla de cacahuete y la salsa de chile dulce (véase la receta), para evitar consumir aditivos innecesarios. Si utiliza salsas de forma habitual, merece la pena preparar más cantidad y guardarla en la nevera.

Cilantro: en cuanto al sabor del cilantro, las opiniones difieren ampliamente. Algunas personas rechazan su intenso sabor, que les recuerda al jabón y les provoca nauseas. Según una estadística suiza, el 15 % de los alérgicos son sensibles al cilantro. Si ese es su caso, simplemente no lo utilice en sus recetas. No obstante, el cilantro le da un toque exótico al plato y no hay alternativas que consigan darle un sabor similar. El perejil de hoja plana, muy parecido en apariencia al cilantro, tiene un gusto totalmente distinto.

Preparar el arroz al vapor: la preparación al vapor es un método de cocción mediante el cual el arroz desprende todo su aroma y le permite absorber el agua. Para ello necesitará una cesta para cocinar al vapor, que evite que el arroz entre en contacto con el agua de debajo. Antes de llevar a cabo este proceso, se recomienda dejar el arroz en remojo durante unas cuatro horas. Aunque haya respetado este tiempo, necesitará entre 30 y 40 minutos para conseguir una cocción adecuada. Por lo tanto, calcule más tiempo para esta receta si decide utilizar este método.

Reducir las cantidades de sal y azúcar: hemos reducido las cantidades de sal y azúcar de forma deliberada y, además, hemos utilizado azúcar moreno en lugar del azúcar blanco que se suele consumir en los hogares. Si desea saber más sobre este tema, le recomendamos que lea la siguiente reseña del libro Sal, azúcar y grasas de Michael Moss.

Salsa de soja dulce: puede preparar salsa de soja dulce en casa a partir de salsa de soja normal, para lo que necesitaríamos azúcar moreno y un poco de melaza. Sin embargo, no llegaríamos a conseguir esa textura de sirope tan característica.

Pasta de tamarindo: si no tiene tamarindos frescos a mano, también puede utilizar pasta de tamarindo, le recomendamos que la adquiera en comercios asiáticos, ya que se elabora con tamarindos secos y no contiene otros aditivos. Para preparar una pasta cremosa hay que empezar retirando las semillas con agua (no hace falta reservarlas).

Encontrar recetas