Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Tiamina (vitamina B1)

La tiamina es una vitamina B hidrosoluble que se encuentra en las capas externas de los cereales. Es importante para el metabolismo y el sistema nervioso.
Comentarios Imprimir

La tiamina, también conocida como vitamina B1, es una vitamina hidrosoluble del grupo B. Por vitamina B1 entendemos distintos compuestos que realizan las mismas funciones que la tiamina. Por ejemplo, en la naturaleza podemos encontrar sobre todo fosfato de tiamina (enlace en inglés). La tiamina es una coenzima que participa en la conversión de los hidratos de carbono en energía y se encarga de algunas funciones específicas en el sistema nervioso.

Origen:
La tiamina se obtiene de numerosos alimentos, aunque las fuentes vegetales más importantes son los cereales. En este caso, habría que destacar que es preferible consumir los integrales a los refinados. Por ejemplo, en la levadura nutricional/levadura en copos podemos encontrar una buena cantidad (27 mg/100g), al igual que en los frutos secos y en las legumbres: el trigo germinado (1,88), las semillas de girasol (1,5), las nueces de macadamia (1,2), la soja (0,87), el sésamo (0,8), la avena (0,76), los guisantes (0,7), el trigo kamut (0,4) y los garbanzos (0,48).2

Almacenamiento y pérdidas durante la cocción:
La tiamina es hidrosoluble y muy sensible al calor y a la oxidación, lo que significa que cuando cocinamos los alimentos, una parte desaparece o pasa a formar parte del agua de la cocción. Además, la cantidad de tiamina también se puede reducir según las condiciones de almacenamiento y el método de preparación del alimento. Al igual que sucede con la mayoría de las vitaminas del grupo B, la tiamina se encuentra sobre todo en la capa externa de los cereales, por lo que la cantidad de vitamina disminuye considerablemente tras la molienda.
Algunos flavonoides, entre ellos la quercetina y la rutina, son antagonistas de la tiamina. Por ejemplo, en los pescados crudos, la enzima tiaminasa degrada la tiamina y la destruye. Algunos conservantes del grupo de los sulfitos (E 220 - E 228) también descomponen la tiamina.

Absorción y metabolismo:
La absorción de la tiamina se produce principalmente en el intestino delgado una vez ha liberado sus compuestos. Existe un mecanismo de transporte activo que enseguida se satura aun con bajas concentraciones1. El transporte de la tiamina (TC1) (enlace en inglés) es muy especializado y solo transporta esta vitamina. En los seres humanos, el TC1 se encuentra en todo tipo de tejidos, pero sobre todo en el esqueleto y en las células del músculo cardíaco. Además, también se produce una difusión pasiva, aunque en menor medida.
La enzima tiamina pirofosfoquinasa (enlace en inglés) sintetiza con la ayuda del ATP difosfato de tiamina (TDP)1 (enlace en inglés) a partir de tiamina libre en el intestino. Esta forma es activa biológicamente y permite a la tiamina realizar diferentes funciones como coenzima.

Cantidad diaria necesaria a largo plazo:
La necesidad de tiamina no es constante, sino que depende y está relacionada con el consumo de energía. Las recomendaciones especifican 1,1 miligramos al día para las mujeres y 1,3 miligramos para los hombres. Sin embargo, los jóvenes necesitan más energía y pueden llegar a necesitar 1,6 miligramos al día.1

Síntomas de deficiencia y causas:
Las causas más habituales para que se produzca una deficiencia de tiamina son la desnutrición (sobre todo, con un alto consumo de azúcar y de productos de harina refinada) o el abuso del alcohol. Sin embargo, el estrés, el tabaco, los deportes de competición y el embarazo aumentan el riesgo de sufrir este tipo de deficiencia. Los primeros síntomas suelen aparecer en forma de alteraciones en el metabolismo y en el sistema nervioso; se observa fatiga, irritabilidad, tendencia a la depresión, visión borrosa, pérdida de apetito, falta de concentración y dolores de cabeza.

La enfermedad más habitual derivada de la deficiencia de vitamina B1 es el beriberi. Los síntomas en este caso son alteraciones cardiovasculares: mala circulación, edemas, insuficiencia cardiaca, y trastornos neurológicos (polineuropatía), falta de sensibilidad, convulsiones, parálisis y ansiedad. A pesar de que el beriberi suele darse principalmente en países en vías de desarrollo, algunos de los síntomas también los podemos encontrar en nuestro país.
En el caso de las personas adictas al alcohol, la deficiencia puede favorecer la aparición de la enfermedad de Wernicke, que se caracteriza por hemorragias puntiformes, por el crecimiento de las células de la pared vascular y, en las fases más críticas, pérdida de memoria.

Consumo excesivo:
Es imposible consumir demasiada vitamina B1 a través de la alimentación, ya que los riñones se encargan de eliminar el exceso. Además, el cuerpo solo puede absorber una pequeña dosis de esta vitamina a través del tracto intestinal.

Funciones:
Las funciones bioquímicas de la tiamina se basan principalmente en su función como coenzima en forma de difosfato de tiamina (TDP).

Las vitaminas del complejo B funcionan en muchas reacciones esenciales del metabolismo intermediario. El fosfato de tiamina, la forma fisiológicamente activa de la tiamina, funciona en el metabolismo de los carbohidratos como una coenzima en la descarboxilación de a-cetoácidos como piruvato y a-cetoglutarato, así como en la utilización de pentosa en la derivación de hexosa monofosfato, para aprovechar sus nutrientes; esta última función comprende a la transcetolasa dependiente de tiaminpirofosfato.6

La tiamina desempeña un papel importante en el metabolismo de carbohidratos principalmente para producir energía; además de participar en el metabolismo de grasas, proteínas y ácidos nucleicos (ADN, ARN). Es esencial para el crecimiento y desarrollo normal y ayuda a mantener el funcionamiento propio del corazón, sistema nervioso y digestivo.7

Estructura:
La tiamina se compone de dos sistemas de anillos unidos por un puente de metileno: uno de pirimidina y otro de tiazol.

Bibliografía

  1. Biesalksi Hans Konrad y Peter Grimm: Tashenatlas der Ernährung; 6ª edición (2015); editorial Georg Thieme, Stuttgart y Nueva York.
  2. United States Department of Agriculture (Departamento de Agricultura de Estados Unidos). Información nutricional de los alimentos.
  3. Elmadfa Ibrahim und Leitzmann Claus: Ernährung des Menschen; 5ª edición (2015); editorial Eugen Ulmer, Stuttgart.
  4. Elmadfa Ibrahim und Meyer Alexa: Ernährungslehre, 3ª edición (2015); editorial Eugen Ulmer, Stuttgart.
  5. De Groot Hilka und Farhadi Jutta: Ernährungswissenschaft; 6ª edición (2015); editorial Europa-Lehrmittel, Haan-Gruiten.
  6. Biopsicología: vitamina B1 (funciones)
  7. Wikipedia: vitamina B1 (funciones)


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir