Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
Las recetas también se pueden encontrar en nuestra aplicación.

Manganeso, Mn

El manganeso es un oligoelemento que se encuentra en los vegetales sin procesar. Entre otras cosas, interviene en la formación del tejido cartilaginoso.
Comentarios

Conclusión:

Las personas que siguen una dieta vegana equilibrada que incluye frutos secos y semillas cubren especialmente bien sus necesidades de manganeso.

 

Debido a la gran cantidad de ingredientes, aquí hay otra forma de buscar. Solo los ingredientes sin tablas de nutrientes no se incluyen en la lista.

Origen:

El manganeso se encuentra muy presente en alimentos vegetales, especialmente en germinados y en las capas externas del grano. Las cantidades más grandes se encuentran en el germen de trigo (13 mg/100 g), las avellanas (6,2), los copos de avena (3,6), las semillas de calabaza (4,5), los granos de trigo (4,4), las habas de soja (2,5), el mijo (1,6), las nueces (3,4), las almendras (2,2), las alubias blancas (1,8; cocidas: 0,52) y el arroz sin pulir(3,7).

Pérdidas durante el almacenamiento y la preparación:

Durante el refinado de alimentos, como la harina blanca o el arroz pulido, es posible que se pierda más del 50 % del manganeso.1

Alimentación y salud:

El manganeso (Mn) es un oligoelemento esencial para el organismo humano. Su función principal consiste en participar como cofactor en diversas enzimas. Aquí, el manganeso desempeña un papel importante en el metabolismo de los carbohidratos y en el tejido conectivo.

Necesidades diarias a largo plazo:

Los estudios sobre las necesidades de manganeso aún son insuficientes. Los valores estimados para una ingesta diaria adecuada en adultos son de 2 a 5 mg de manganeso al día.3 En los países de habla alemana, la ingesta media diaria se sitúa entre 4,4 y 4,5 mg.5

Síntomas de deficiencia:

Los síntomas de deficiencia en humanos solo se han observado en casos específicos (nutrición parenteral, de manera experimental con una dieta deficiente en vitamina K) y solo en combinación con otras deficiencias de nutrientes. En deficiencias combinadas, se produce pérdida de peso, dermatitis y alteraciones en el cabello, las uñas y los lípidos en la sangre. En estudios con animales, se observaron trastornos en la fertilidad, en el crecimiento, en el sistema nervioso central y en el metabolismo de las grasas y de los hidratos de carbono (bloqueo de la síntesis de insulina). No hay una descripción exacta de los síntomas de deficiencia de magnesio en seres humanos.3,4

Sobredosis:

Aunque con un consumo de cereales alto podemos llegar a superar los 10 mg de manganeso al día, no se han descrito efectos tóxicos derivados del magnesio que consumimos a través de la dieta.3

Funciones:

  • Tejido conjuntivo: el manganeso sirve de apoyo a las enzimas (glucosiltransferasa), que participan en la formación del condroitín sulfato. El condroitín sulfato es un componente del tejido conjuntivo y se encuentra en el cartílago y el líquido sinovial.
  • El manganeso desempeña un papel importante en el metabolismo de hidratos de carbono. Durante la gluconeogénesis, el cuerpo fabrica glucosa a partir de productos metabólicos (ácido láctico, ácido pirúvico). El ácido láctico se produce durante la tensión muscular. Mientras que el ácido pirúvico se produce durante la inanición a partir de la descomposición de las proteínas musculares. El manganeso es un componente de la enzima piruvato carboxilasa, que participa en la gluconeogénesis.4
  • Enzimas del sistema antioxidante endógeno: el manganeso es un componente del superóxido dismutasa, que puede neutralizar el superóxido, una especie reactiva de oxígeno.3
  • Ciclo de urea: la tarea del ciclo de urea es mantener baja la concentración de amoníaco en los tejidos. El amoníaco es una citotoxina potente y se produce por el exceso de aminoácidos. El amoníaco entra modificado en el ciclo. Aquí, las enzimas lo descomponen en urea, que el cuerpo excreta a través de la orina. El manganeso interviene en una de las enzimas (arginasa).5
  • Existe una gran variedad de enzimas en las que otros iones metálicos pueden sustituir más o menos al manganeso.3

Absorción y metabolismo:

El metabolismo del manganeso sigue siendo poco conocido. Es posible que el manganeso y el hierro utilicen el mismo sistema de transporte y, por tanto, también actúan como antagonistas. El cuerpo absorbe el manganeso en el intestino delgado. Los fitatos, el hierro, el calcio y los fosfatos disminuyen la absorción, mientras que los agentes complejantes, como los citratos, la favorecen.3 La tasa de absorción apenas llega al 3-4 %, ligeramente superior en caso de mal estado del manganeso o de baja ingesta. Tras su absorción, el manganeso llega al hígado unido a la albúmina. A partir de ahí, las proteínas transportadoras (entre ellas, la transferrina) lo llevan a través de la sangre a las células diana y a los tejidos (hipófisis, glándula pineal, huesos, glándula mamaria, páncreas).3

Almacenamiento, uso y pérdidas:

No hay reservas notables.4 La cantidad total presente en el cuerpo oscila entre 10 a 20 mg y la mayor parte se almacena en los huesos. En el cerebro, el manganeso está presente unido a proteínas especiales, principalmente a la glutamina sintetasa de los astrocitos. En las células, el manganeso se concentra en las mitocondrias.4 El organismo regula el nivel de manganeso ajustando la excreción (a través de la bilis y el intestino) más que ajustando la absorción.4

Estructuras:

Para que la transferrina transporte el manganeso a las células diana, se produce una oxidación del Mn2+ en Mn3+. Al igual que con el hierro (Fe2+ a Fe3+) y la enzima ceruloplasmina, que depende del cobre.3

Fuentes:

CLICK FOR: 5 fuentes

En el mundo científico, usar Wikipedia como fuente es controvertido, pues a menudo sus artículos carecen de información bibliográfica (autoría) o esta no es del todo fiable. Nuestros pictogramas nutricionales incluyen las kcal.

  1. Elmadfa Ibrahim und Leitzmann Claus: Ernährung des Menschen; 5ª edición (2015); editorial Eugen Ulmer, Stuttgart.
  2. United States Department of Agriculture, USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos). Información nutricional de los alimentos.
  3. Biesalksi Hans Konrad y Peter Grimm: Tashenatlas der Ernährung; 6ª edición (2015); editorial Georg Thieme, Stuttgart y Nueva York.
  4. Zimmermann Michael, Schurgast Hugo, Burgerstein Uli P.: Burgersteins Hnadbuch Nährstoffe, 9ª edición (2000); editorial Karl F. Haug, Heidelberg.
  5. De Groot Hilka und Farhadi Jutta: Ernährungswissenschaft; 6ª edición (2015); editorial Europa-Lehrmittel, Haan-Gruiten.

Comentarios