Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
Las recetas también se pueden encontrar en nuestra aplicación.

Valina (Val, V)

La valina, uno de los ocho aminoácidos esenciales, es uno de los principales componentes de los tejidos musculares y les proporciona energía.
Comentarios Imprimir

Conclusiones:

Una alimentación natural que incluya legumbres, frutos secos y semillas cubre las necesidades de valina perfectamente. Los lactantes pueden sufrir deficiencias si deja de amamantárseles demasiado pronto.

 

Debido a la gran cantidad de ingredientes, aquí hay otra forma de buscar. Solo los ingredientes sin tablas de nutrientes no se incluyen en la lista.

El ser humano utiliza 21 aminoácidos proteinogénicos. Son uno de los componentes de las proteínas. La valina (Val, V) es uno de los ocho aminoácidos esenciales para el organismo humano (con la histidina y la arginina, diez para los niños).

Un aminoácido esencial es aquel que el propio organismo no es capaz de fabricar (sintetizar) por sí mismo, pero que es necesario en determinadas cantidades. El cuerpo ha perdido las enzimas necesarias para la biosíntesis de estos ocho aminoácidos porque los aportes en la alimentación son suficientes.

Por su estructura, al igual que la leucina y la isoleucina, la valina es un aminoácido de cadena ramificada, denominado también «BCAA» (Branched Chain Amino Acids). Son componentes importantes de las proteínas musculares.

Fuentes:
Las leguminosas como las alubias riñón (1230 mg/100g), las lentejas (1220) o las alubias blancas (1200) son especialmente ricas en valina. También contienen grandes cantidades de estos aminoácidos las nueces, las semillas y los granos, como las pipas de girasol (1300), los anacardos (1090), las semillas de lino (1070), las semillas de sésamo (990), las almendras (850) y las nueces (750) y ciertos cereales, como el amaranto (680), la quinua (590) y el mijo (580).2

Pérdidas durante la conservación y preparación:
La cocción de los alimentos desnaturaliza las proteínas, modificando sus propiedades. Esto se hace patente en la "floculación" o "coagulación". Un ejemplo de ello es el huevo frito, que se desnaturaliza por el calor de la sartén. La oxidación proteica de un aminoácido por la presencia de especies reactivas de oxígeno puede influir en su función de forma significativa.

Absorción y metabolismo:
La digestión de proteínas ingeridas con la alimentación empieza en el estómago a través de las pepsinas, que separan las proteínas en péptidos. La siguiente separación ocurre en el intestino delgado por acción de las peptidasas. La absorción celular se realiza a través de diversas proteínas transportadoras, específicas para determinados grupos de estados de agregación. Después de una comida rica en proteínas, los BCAA son los primeros aminoácidos en llegar al plasma sanguíneo y a los músculos. El cuerpo puede reutilizarlos directamente al realizar una actividad deportiva posterior.

Almacenamiento, consumo, pérdidas:
Las proteínas están sujetas a un proceso de formación y degradación permanente. El 70-80 % de los aminoácidos libres se localizan en los músculos esqueléticos y, en una menor proporción, en el plasma sanguíneo. El principal órgano que regula los AS es el hígado. Las proteínas presentan ciertamente cantidades muy pequeñas de valina, pero todas ellas contienen este aminoácido. Los músculos contienen cantidades particularmente elevadas de valina.

Necesidades diarias a largo plazo:
Según el método utilizado, se estima que son suficientes entre 10 y 29 mg de valina por kilogramo de peso corporal para cubrir las necesidades diarias en adultos sanos. La OMS indica unas necesidades diarias de 26 mg/kg de peso corporal.6

Síntomas y causas de carencias:
En caso de ingesta insuficiente a través de la alimentación, a la larga pueden aparecer carencias. Una alimentación natural vegana cubre las necesidades de valina de modo óptimo y, en el caso de realizar un trabajo muscular, la ingesta de alimentos es mayor. Los lactantes son vulnerables si son destetados de la leche materna demasiado pronto y reciben una alimentación inadecuada. Una carencia se hace sentir primero por una debilidad general física y psíquica, alteraciones hormonales y propensión a sufrir enfermedades. Las enfermedades que resultan de una deficiencia energética y proteica prolongada como el kwashiorkor y el marasmo apenas tienen incidencia en el mundo occidental.

Suplementación excesiva:
Un exceso de valina puede producirse únicamente cuando se administra en grandes cantidades. A través de la alimentación es casi imposible que esto ocurra. Los afectados son por lo tanto únicamente las personas que consumen valina de forma aislada, con suplementación, y toman una dosis demasiado elevada.
En caso de una función deficiente del riñón, la alimentación debe ser pobre en proteínas, para evitar que la producción de urea aumente y se acumule en los riñones por el catabolismo de los aminoácidos.

Funciones:

  • Como todos los aminoácidos, la valina tiene una función importante en la biosíntesis proteica.
  • Mientras que la valina estimula la secreción de insulina, no solo garantiza la regulación del azúcar en la sangre, sino también una absorción rápida de todos los aminoácidos en los músculos y el hígado.
  • Con una alimentación rica en proteínas o si las reservas proteínicas se movilizan, la valina se puede utilizar como fuente de energía.
  • Sirve para nutrir los músculos. Esta función ocurre en casos de esfuerzo prolongado o hambre, cuando el cuerpo debe recurrir a las propias reservas. El catabolismo de la valina forma propionil-CoA, que a su vez forma succinil-CoA, que contribuye a reabastecer el ciclo del ácido cítrico.
  • En el sistema nervioso central, la valina actúa además como un importante precursor de los neurotransmisores.
  • La valina puede promover la secreción de la hormona del crecimiento somatotropina (GH). Esta, a su vez, no es importante solo para el crecimiento durante la pubertad, sino que además favorece la utilización de los aminoácidos en los músculos, el hígado y los huesos. Al mismo tiempo, la hormona somatotropina estimula la eliminación de la grasa.

Estructuras:
La valina es un derivado del ácido isovalérico por sustitución del átomo de hidrógeno α por el grupo amina (–NH2).

Bibliografía:

  1. Base de datos de composición de alimentos del Ministerio de Agricultura de Estados Unidos.
  2. Elmadfa Ibrahim y Leitzmann Claus: Ernährung des Menschen; 5ª edición (2015); editorial Eugen Ulmer, Stuttgart.
  3. De Groot Hilka y Farhadi Jutta: Ernährungswissenschaft; 6ª edición (2015); editorial Europa-Lehrmittel, Haan-Gruiten.
  4. Kasper Heinrich y Burghardt Walter: Ernährungsmedizin und Diätetik; 11ª edición (2009); Elsevier GmbH, editorial Urban & Fischer, Múnich.
  5. Biesalski Hans Konrad y Grimm Peter: Taschenatlas der Ernährung; 6ª edición (2015); editorial Georg Thieme, Stuttgart y Nueva York.
  6. OMS: Protein and amino acid requirements in human nutrition. Technical Report Series: 935; 2002

Por ejemplo, la valina, como la leucina y la isoleucina, los otros dos aminoácidos con cadena de átomos de carbono, nutre los músculos cuando el cuerpo debe recurrir a las propias reservas, lo que sucede en casos de esfuerzo prolongado o hambre. El catabolismo de la valina forma propionil-CoA, que a su vez forma succinil-CoA, que contribuye a reabastecer el ciclo del ácido cítrico.

Las personas propensas a padecer una carencia de valina presentan uno o más factores de riesgo, como son el estrés psíquico y físico de larga duración, las enfermedades hepáticas, las enfermedades inflamatorias crónicas del intestino o la práctica extrema de un deporte.


Comentarios Imprimir