Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Lisina (Lys, K)

La lisina es uno de los ocho aminoácidos esenciales. Es un componente importante del colágeno y es fundamental para el tejido muscular y del conjuntivo.
Comentarios Imprimir

Conclusiones:

Una alimentación natural que incluya legumbres, frutos secos y semillas cubre las necesidades de leucina perfectamente. Los lactantes pueden sufrir deficiencias si deja de amamantárseles demasiado pronto.

El ser humano utiliza 21 aminoácidos proteinogénicos. Estos forman parte de las proteínas. La lisina (Lys, K) es uno de los ocho (con la histidina y la arginina, diez en el caso de los niños) aminoácidos esenciales del organismo.

Esencial significa que nuestro cuerpo no puede producirlo (sintetizarlo) por sí mismo, pero que es necesario en ciertas cantidades. Debido a su gran presencia en los alimentos, las enzimas han perdido la capacidad de sintetizar estos ocho aminoácidos.
Junto con la arginina y la histidina, la lisina pertenece al grupo de los alfa aminoácidos básicos y, al mismo tiempo, de los proteinogénicos.

Los veganos sin suficiente información cometen fallos relativos a su nutrición con demasiada frecuencia. Por ello consideramos que el siguiente enlace es importante: Los veganos a menudo no llevan una alimentación sana. Errores nutricionales que se pueden evitar.

Origen:

Podemos encontrar una gran concentración de lisina en semillas como las de calabaza (2283 mg/100g), las de chía (970) o las de amapola (950). Legumbres como lentejas (1720) o garbanzos (1380) también son ricas en este aminoácido, al igual que frutos secos como los pistachos (1140) o los cacahuetes (920).1

En el caso de las verduras, la coliflor (200) y las patatas (110) también presentan altos valores. La concentración de lisina en los cereales es baja.2

Sin embargo, una dieta equilibrada con otras fuentes de proteína vegetales como legumbres, soja o frutos secos equilibra puede equilibrar esta escasez. A veces, los cereales se manipulan para incluir lisina y que los animales puedan obtener este aminoácido a través del forraje.

Algunos de los alimentos que más lisina contienen, como la espirulina (3000 mg), el perejil seco (2100 mg), la mostaza en polvo (1800 mg) o la alholva, al igual que muchas otras especias, se consumen en pequeñas cantidades, motivo por el cual no aparecen en la siguiente tabla.

Así pues, la soja tiene aproximadamente una vez y media más lisina que la carne, mientras que la harina de altramuz, las lentejas y las alubias tienen más o menos la misma cantidad. Los huevos tienen la mitad y la leche de vaca, alrededor de un 10 % de la que contiene la de soja.

Para llegar a padecer una deficiencia de proteínas que a la larga pueda provocar marasmo o kawashior, la dieta vegana tiene que ser muy limitada.

Alimento

Proteína g/100g (USDA)

Lisina mg/100g % de lisina en las proteínas

Soja, cruda

36 g 2700 mg 7,5 %

Harina de altramuz

38 g 2000 mg 5,3 %

Lentejas

25 g 1720 mg 6,9 %
Habas 26 g 1700 mg 6,5 %

Garbanzos

20 g 1380 mg 6,9 %

Pistachos, crudos

20 g 1140 mg 5,7 %

Chía

17 g 970 mg 5,7 %

Pipas de girasol

21 g 940 mg 4,5 %

Almacenamiento y pérdidas durante la cocción:

La preparación hervida de los platos desnaturaliza las proteínas y también transforma sus propiedades. Esto se observa en los procesos de coagulación-floculación. Ejemplo de ello son los huevos fritos, que se desnaturalizan por el calor de la sartén. La oxidación de las proteínas de un aminoácido por la acción de las especies de oxígeno reactivas puede afectar de forma significativa a esta función.

Alimentación/Salud:

Los aminoácidos son componentes de las proteínas, además de desempeñar otros papeles. La lisina (K) es, hasta el momento, uno de los ocho aminoácidos considerados esenciales para el organismo humano (con la histidina y la arginina, diez en el caso de los niños). Esencial significa que nuestro organismo no puede sintetizar la sustancia, pero que la necesita en cierta medida.

Hasta ahora sabemos que el cuerpo solo es capaz de realizar la transaminación irreversible de la lisina y de la treonina y que solo los dos son realmente esenciales.5-114 Los veganos están ligeramente por encima de la media en lo que se refiere al consumo de lisina.

Los hábitos alimentarios excepcionales, por ejemplo, las personas que siguen una dieta frutariana o dietas 80/10/10 o incluso más extremas, pueden sufrir deficiencias con el paso del tiempo. Estas carencias pueden no presentar síntomas reconocibles durante años.

Cantidad diaria a largo plazo:

Las recomendaciones relativas a la cantidad diaria necesaria a largo plazo para adultos oscilan, en función del método utilizado, entre los 8 y los 45 miligramos de lisina por kilo de peso corporal. La OMS recomienda un consumo diario medio de 30 miligramos por cada kilo de peso corporal.2

Sin embargo, la cantidad mínima de lisina recomendada, incluido el 30 % de las fluctuaciones individuales según las tablas científicas Geigy, vol. 2, p. 232, es de solo 12 mg por cada kilo de peso corporal. Esto supondría 0,9 gramos al día para una persona de 75 kilos.

Síntomas de deficiencia y causas:

La deficiencia de lisina puede aparecer debido a una alimentación incorrecta durante un periodo de tiempo prolongado. Una alimentación vegana natural cubre las necesidades de lisina de manera satisfactoria y con más trabajo muscular también se puede comer más. Los bebés pueden padecer este tipo de deficiencia si deja de amamantárseles demasiado pronto y la nueva alimentación no es adecuada.

Una deficiencia de lisina aumenta las probabilidades de sufrir infecciones y, además, puede provocar la caída del cabello o trastornos delcrecimiento. Algunas enfermedades derivadas de la falta de consumo de proteínas o de energía en general son el kwashiorkor o el marasmo, que cada vez se dan con más frecuencia en el mundo occidental.

Consumo excesivo:

Una dieta equilibrada no aporta niveles excesivos de lisina.
En caso de problemas renales, debe seguirse una alimentación baja en proteínas para evitar un aumento de la producción y de la acumulación de urea en el riñón por la degradación de los aminoácidos.

El consumo de suplementos de lisina puede causar a largo plazo irritación de la mucosa oral aun cuando las dosis sean normales. Los efectos secundarios de una sobredosis normal pueden variar desde trastornos en la coagulación de la sangre hasta fluctuaciones en el nivel de azúcar. También pueden producirse disfunciones renales.

En el libro China Study queda reflejado y sustentado con diversos argumentos que normalmente sufrimos un exceso de proteínas, no una carencia (véase la reseña detallada del libro). Hace algunos años, algunos científicos descubrieron que la proteína animal, que se consideraba la proteína de mayor calidad (valor biológico) no era la más saludable, sino todo lo contrario.

Funciones en el organismo:

La lisina cumple diferentes funciones: 3,4,5,6

  • Es indispensable, entre otras cosas, para la estabilidad del colágeno, un componente fibroso que se puede encontrar en el tejido conectivo, en el cabello, en los dientes, en los huesos, en los vasos sanguíneos y en los tendones. La lisina se hidroxila como hidroxilisina (modificación postraduccional), por lo que cuenta con residuos OH en lugares específicos. Estos a su vez están reticulados entre sí a través de moléculas de azúcar, dando como resultado las glicoproteínas altamente estables tan características del colágeno.
  • Dentro de las proteínas, alrededor de las cuales se envuelve el material genético, podemos encontrar lisina específica metilada.
  • Por otro lado, combinándola con otras sustancias, el organismo es capaz de utilizar la lisina para producir carnitina, una amina. Esto, a su vez, desempeña un papel fundamental en el metabolísmo energético y en la quema de grasas.
  • La lisina afecta de forma positiva a la absorción de calcio en los huesos y en los dientes.
  • Diferentes estudios muestran también los efectos positivos de la lisina en la arteriosclerosis y en la evolución de distintos tipos de cáncer.

Absorción y metabolismo:

El porcentaje de absorción de la lisina es de prácticamente el 100 %. Sin embargo, hay diferencias en la velocidad de absorción, pues la de los aminoácidos esenciales, como la lisina, la isoleucina, la valina, la fenilalanina, el triptófano o la metionina, se realiza bastante más rápido que la de los aminoácidos no esenciales.

La digestión de las proteínas que consumimos a través de la alimentación comienza en el estómago gracias a la pepsina. Esta separa las proteínas en péptidos. Las siguientes divisiones en aminoácidos individuales se producen en el intestino delgado con la acción de las peptidasas. La absorción celular se realiza a través de distintas proteínas transportadoras que son específicas para el transporte de aminoácidos.5

Almacenamiento, consumo y pérdidas:

Las proteínas del organismo están sujetas a una construcción y degradación constantes. Entre el 70 y el 80 % de los aminoácidos libres se encuentran en el músculo esquelético y un porcentaje inferior, en el plasma sanguíneo. El órgano central para la regulación de los aminoácidos es el hígado.

Estructura:

La lisina se compone de seis átomos de carbono y un grupo básico y pertenece a las bases hexónicas (enlace en alemán).

Otras denominaciones para la lisina: Ácido 2,6-diaminohexanoico. Fórmula molecular: C6H14N2O2. Símbolo químico: Lys, K

Bibliografía:

  1. United States Department of Agriculture (Departamento de Agricultura de Estados Unidos).
  2. OMS: Protein and amino acid requirements in human nutrition. Serie de informes técnicos: 935; 2002.
  3. Elmadfa Ibrahim und Leitzmann Claus: Ernährung des Menschen; 5ª edición (2015); editorial Eugen Ulmer, Stuttgart.
  4. De Groot Hilka und Farhadi Jutta: Ernährungswissenschaft; 6ª edición (2015); editorial Europa-Lehrmittel, Haan-Gruiten.
  5. Kasper Heinrich und Burghardt Walter: Ernährungsmedizin und Diätetik; 11ª edición (2009); Elsevier GmbH, editorial Urban & Fischer, München.
  6. Biesalksi Hans Konrad y Peter Grimm: Tashenatlas der Ernährung; 6ª edición (2015); editorial Georg Thieme, Stuttgart y Nueva York.


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir