Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Leucina (Leu, L)

La leucina es uno de los ocho aminoácidos esenciales; está implicada en la creación de masa muscular.
Comentarios Imprimir

Conclusiones:

Una alimentación natural que incluya legumbres, frutos secos y semillas cubre las necesidades de leucina perfectamente. Los lactantes pueden sufrir deficiencias si deja de amamantárseles demasiado pronto.

 

El ser humano utiliza 21 aminoácidos proteinogénicos. Estos forman parte de las proteínas. Aunque tradicionalmente se conozcan como «esenciales», el cuerpo es capaz de ajustar sus necesidades de hasta dos de ellos.

Fuentes:

Entre los alimentos más ricos en leucina encontramos legumbres, frutos secos y cereales integrales.

Alimentos

g de proteína por cada 100 g (USDA)

mg de leucina por cada 100 g (USDA) Porcentaje de leucina en la proteína total

alubias riñón

24,00 g 1880 mg 7,8 %

lentejas

25,00 g 1786 mg 7,1 %

guisantes secos

24,55 g 1760 mg 7,2 %

anacardos (crudos)

18,00 g 1472 mg 8,2 %

mijo

11,00 g 1400 mg 12,7 %

nueces (nueces de nogal)

15,23 g 1170 mg 7,7 %

harina de trigo integral

13,70 g 926 mg 6,8 %

La harina de maíz integral (850 mg/100 g) y el arroz (590) también son ricos en leucina. Algunas verduras como las espinacas (200), las coles de Bruselas (150) o el brócoli (130) también aportan leucina, y lo mismo sucede con varias frutas.1

La concentración de leucina en las alubias riñón y en las lentejas supera a la de la carne, mientras que la leche de vaca, con un 3,7 % de grasas, apenas aporta 321 mg de leucina por cada 100 g.

Como vegano es muy complicado alimentarse de tal manera que se produzca una deficiencia de proteínas prolongada que derive en marasmo o kwashiorkor.

Pérdidas durante el almacenamiento y la preparación:

Cuando calentamos los alimentos, las proteínas se desnaturalizan y, de este modo, cambian sus propiedades. Esto se manifiesta como «floculación» o «coagulación». Un ejemplo son los huevos fritos, que se desnaturalizan debido al calor de la sartén. La oxidación de las proteínas de un aminoácido por la acción de las especies de oxígeno reactivas puede afectar de forma significativa a su función.

Alimentación y salud:

Los aminoácidos forman parte, entre otras cosas, de las proteínas. La leucina (Leu, L) es uno de los ocho (con la histidina y la arginina diez en el caso de los niños) aminoácidos esenciales para el organismo humano, en realidad «proteínas».

Entre tanto, ahora sabemos que el organismo solo transamina lisina y treonina de forma irreversible y que únicamente esos dos son verdaderamente esenciales.3-114 De media, los veganos consiguen a través de la alimentación el doble de la cantidad necesaria de treonina y cubren adecuadamente sus necesidades de lisina. Sin embargo, sí que es necesario destacar que las personas con hábitos alimenticios más especiales, como pueden ser los frutarianos o las personas que siguen dietas 80/10/10 o incluso más extremas, sí que pueden llegar a padecer deficiencias. Con el tiempo, estas se manifiestan a través de síntomas reconocibles.

Esencial significa que nuestro cuerpo no puede producirlo (sintetizarlo) por sí mismo, pero que es necesario en ciertas cantidades.

Necesidades diarias a largo plazo:

Según la OMS, la cantidad necesaria a largo plazo para los adultos es de 39 mg por cada kilo de peso.4 Sin embargo, la cantidad mínima para cada individuo es el 30 % de esta cifra. Las fluctuaciones según Wiss.Tag.Geigy, Vol. 2, p. 232 son de apenas 16 mg por cada kg de peso corporal. Por lo tanto, en el caso de una persona de 75 kg, esto supondría 1,2 g al día. Otras fuentes científicas apuntan tan solo 10 mg/kg, es decir, 750 mg al día.

Síntomas de deficiencia:

Es posible que se produzca una deficiencia debido a una ingesta dietética insuficiencia a largo plazo o una escasez de vitamina B6 (piridoxina). Dicha deficiencia suele asociarse a la fatiga y a la falta de energía. Una dieta vegana natural cubre de sobra las necesidades de leucina. En caso de trabajo muscular, también es necesario aumentar la ingesta. Esto significa, por ejemplo, que los lactantes pueden tener problemas si se les desteta demasiado pronto o si no reciben un alimentación adecuada. El kwashiorkor y el marasmo son dos enfermedades que se producen cuando la deficiencia de proteínas y de energía se prolonga durante mucho tiempo. Por lo tanto, es raro que se den en el mundo occidental.

Sobredosis:

Una dieta equilibrada no aporta niveles excesivos de leucina. La leucina participa en el crecimiento muscular y regula la quema de grasas, motivo por el cual es habitual que los deportistas tomen suplementos alimenticios de este aminoácido. Una dosis alta de leucina por la ingesta adicional de suplementos dietéticos puede dificultar el transporte de aminoácidos clave al cerebro y provocar trastornos en la formación de proteínas. Pueden aparecer náuseas, vómitos, diarreas y dolor abdominal.

En caso de problemas renales, es importante llevar una dieta baja en proteínas para evitar un aumento de la producción y de la acumulación de la urea en los riñones debido a la degradación de los aminoácidos. En el libro «El estudio de China» se expone de forma bien argumentada que, por lo general, tenemos una sobredosis de proteínas, más que una deficiencia (véase nuestra detallada reseña del libro): No fue hasta hace unos años que los científicos descubrieron que las proteínas de origen animal, que hasta el momento se consideraban las de mejor calidad (valor biológico), no eran las mejores para la salud, sino más bien todo lo contrario.

Funciones en el organismo:

  • La leucina es un componente importante de las proteínas musculares y participa en la creación de nuevos tejidos.
  • Además, estimula la liberación de insulina desde el páncreas. De esta forma, la leucina también regula la glucemia y acelera el proceso de absorción de los aminoácidos por parte de las células musculares. Esto a su vez tiene efectos positivos en la creación de masa muscular y también reduce la liberación de la hormona del estrés, el cortisol.2,3-120
  • La leucina favorece la curación de las enfermedades del hígado, de los músculos y de las articulaciones. En el caso de niños y jóvenes, los aminoácidos tienen un efecto positivo en la secreción de la hormona del crecimiento, la somatotropina.2,3
  • Con el aumento de la necesidad, por ejemplo, durante el ayuno o tras realizar deportes extremos, la leucina libre se encuentra disponible rápidamente para generar energía. Esta disposición de las reservas energéticas evita un descenso excesivo de la glucosa. Así, el cerebro y los músculos se encuentran preparados en caso de emergencia, es decir, que tienen glucosa disponible.3

Absorción y metabolismo:

La digestión de las proteínas que consumimos a través de la alimentación comienza en el estómago gracias a la pepsina. Esta separa las proteínas en péptidos. Las siguientes divisiones en aminoácidos individuales se producen en el intestino delgado con la acción de las peptidasas. La absorción celular se realiza a través de las distintas proteínas transportadoras, que son específicas para el transporte de aminoácidos.

La leucina es el punto de partida del ácido glutámico, que no es un aminoácido esencial, pero que también está implicado en muchas reacciones metabólicas vitales para el organismo. La absorción de la leucina depende de que los niveles de vitamina B6 sean adecuados.

Almacenamiento, uso y pérdidas:

Las proteínas del organismo están sujetas a una construcción y degradación constantes. Entre el 70 y el 80 % de los aminoácidos libres se encuentran en el músculo esquelético y un porcentaje inferior, en el plasma sanguíneo. El órgano central para la regulación de los aminoácidos es el hígado. Allí se produce la degradación o desaminación y la conversión en urea para prevenir los efectos citotóxicos.

Estructuras:

La leucina, también conocida como Leu o L, es un aminoácido proteinogénico. Por su estructura, la leucina pertenece junto con la valina y la isoleucina a los aminoácidos ramificados, (Branched Chain Amino Acids). La leucina forma parte del grupo de los aspartatos, ya que deriva del ácido aspártico. Dentro de las leucinas reunimos a los cuatro aminoácidos isoméricos: la leucina, la isoleucina, la terc-leucina y la norleucina. Véase también los cuatro aminoácidos no proteicos.

Otras denominaciones de la leucina: Ácido 2-amino-4-metilpentanoico. Fórmula molecular: C6H13O2. Abreviaturas: Leu, L (símbolo químico).

Bibliografía:

  1. United States Department of Agriculture (Departamento de Agricultura de Estados Unidos). Información nutricional de los alimentos.
  2. Kasper Heinrich und Burghardt Walter: Ernährungsmedizin und Diätetik; 11ª edición (2009); Elsevier GmbH, editorial Urban & Fischer, Múnich.
  3. Biesalksi Hans Konrad y Peter Grimm: Tashenatlas der Ernährung; 6ª edición (2015); editorial Georg Thieme, Stuttgart y Nueva York.
  4. OMS: Protein and amino acid requirements in human nutrition. Technical Report Series: 9352002.

Comentarios Imprimir