Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Pilaf marroquí de granada, nueces y garbanzos

Las especias, como el comino o el zumaque, son las que aportan a este pilaf marroquí de granada, nueces y garbanzos su característico toque oriental.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

15min    55min    baja  
  Agua 65,4 %  65/17/18  LA 5:1 ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes

Utensilios de cocina

  • molde desmontable
  • horno
  • sartén
  • bandeja de horno
  • cocina (artefacto)

Tipo de preparación

  • hornear
  • picar o moler
  • rehogar
  • tostar

Preparación

  1. Para las nueces
    Precalentar el horno a 170 °C (si es de gas, al 3). Revestir una bandeja de horno con papel vegetal. En un cuenco, mezclar todos los ingredientes y verterlos sobre la bandeja del horno. Tostarlos durante al menos diez minutos. Darles la vuelta al menos una vez para que no se quemen.

  2. En la receta original, los autores emplean melaza de granada en lugar de sirope.

  3. Bajar la temperatura a 140 °C (en gas, al 1) y hornear durante ocho minutos más o hasta que los frutos secos ya no estén pegajosos. Dejar que se enfríen en el papel del horno y reservar.

  4. Para el pilaf
    Precalentar el horno a 200 °C (en gas, al 6).
    Lavar el brócoli y separar las distintas cabezuelas. Retirar las semillas del chile. 

  5. Los autores recomiendan utilizar chile habanero o serrano.

  6. Colocar el brócoli, los dientes de ajo enteros y el chile sin semillas junto con la sal y el aceite en un molde (Ø 23 cm) y mezclarlo todo bien. Hornear la mezcla y removerla cada diez minutos, hasta que el brócoli esté cocido y ligeramente dorado. Esto le llevará unos 20 minutos.

  7. En cuanto los ingredientes preparados se hayan enfriado, picar muy finos los ajos y el chile. Después, cortar el brócoli en trozos que se puedan comer de un solo bocado.

  8. Picar los albaricoques y las cebolletas muy finas y reservar.
    A continuación, poner en una sartén los garbanzos, el aceite de sésamo, el comino, el cilantro, la cúrcuma y el cardamomo (utilizar la versión molida de todas las especias). Tostar las especias a fuego medio durante un minuto. 

  9. Agregar el brócoli, los ajos, el chile asado, el kamut cocido, el vinagre de manzana, los albaricoques, el zumaque y las cebolletas. Mezclar todo bien y dejar que cueza a fuego lento durante dos minutos más. Condimentar si es necesario. 

  10. Decorar y servir
    Servirlo caliente o tibio con las hierbas aromáticas frescas y las nueces. Puede añadirle algunas gotas de sirope de granada o de zumaque. 

  11. Como hierba aromática, los autores recomiendan usar cilantro o perejil fresco.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Las especias, como el comino o el zumaque, son las que aportan a este pilaf marroquí de granada, nueces y garbanzos su característico toque oriental.

Perfil nutricional: este plato es muy rico en vitamina K. Si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas (GDA, en inglés), una ración de esta receta cubre las necesidades diarias medias de vitamina C y manganeso. La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 no supera el máximo recomendado de 5:1.
Encontrará más información al respecto en el siguiente enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Nueces de nogal: en Europa Central, la nuez común (Juglans regia) es muy popular. De entre los frutos secos conocidos, las nueces son las más ricas en ácido alfa-linolénico (ALA). Además, los tocoferoles (formas de la vitamina E) las hacen aún más saludables, y lo mismo los oligoelementos.

Sirope de granada: el sirope de granada es un sirope de fruta de intenso color rojo sin alcohol, pero con azúcar. Antes de comprar, asegúrese de que verdaderamente se trata de sirope de granada.

Trigo kamut: el trigo kamut o khorasan es un cereal antiguo pariente del trigo actual. Un grano de esta variedad es casi el doble de grande que un grano de trigo normal. También es más amarillento.

Garbanzos: los garbanzos contienen, de media, 20 gramos de proteínas por cada 100 gramos, por lo que son muy ricos en este nutriente y resultan una opción estupenda para acompañar a la verdura. Los garbanzos se pueden adquirir en distintos comercios bien secos o precocinados y en conserva. Aunque las legumbres en conserva sean más cómodas y rápidas de preparar, las secas tienen mejor sabor, pese a necesitar más tiempo. Además, en casa se puede elegir el grado de cocción (los garbanzos de bote suelen ser bastante blandos y, a veces, hasta se deshacen). Por supuesto, conviene prestar atención a la sal y a los aditivos que contenga la conserva, por lo que siempre es preferible utilizar los secos.

Zumaque: el zumaque es una especia típica árabe u oriental. De sabor amargo y color rojo oscuro, se mezcla con sal y es muy popular, sobre todo en las cocinas turca, árabe, kurda y persa.

Comino y alcaravea: aunque sus nombres sean similares en algunos idiomas (por ejemplo, en alemán), el comino (Cuminum cyminum) y la alcaravea (Carum carvi) no están relacionados. Además, su sabor también es muy diferente. El uso de comino es habitual en las cocinas india, turca y griega.

Consejos

Cocer el trigo kamut: lo mejor es dejar los granos en remojo durante toda la noche y cocerlos al día siguiente. Es importante no reutilizar el agua del remojo.

Preparación alternativa

Comprar garbanzos en conserva: para la variante rápida se recomienda utilizar solo conservas ecológicas. Lo normal es que se hayan procesado con más cuidado y, además, contienen menos o ningún aditivo. En este sentido, también se recomienda que las conservas sean de frasco, que son las que predominan en el mercado de lo ecológico. Estas no contienen aluminio ni BPA (Bisfenol A), además de ser mejores para el medio ambiente.

Sirope de granada casero: si desea preparar su propio sirope de granada, eche un vistazo a las dos recetas que le dejamos a continuación:

- Sirope de granada tradicional
- Sirope de granada con sabor a naranja y vainilla

Encontrar recetas