Fundación Salud y Alimentación
Fundación
Salud y Alimentación
Suiza
La mejor perspectiva para su salud

Harina de setas

La harina de setas es una combinación de distintas setas que, tras un proceso de secado y troceado, se muelen y se mezclan.

Pictograma tablas de nutrientes

La harina de setas se elabora con setas procesadas y su composición y sabor varían en función de los tipos de setas que se utilicen. Dado que es un producto seco, se puede almacenar durante mucho tiempo y conserva mejor su aroma.

Información general:

«La harina de setas es un polvo que se obtiene tras trocear o moler setas. No contiene ningún otro ingrediente y se utiliza para condimentar sopas y salsas *».

Elaboración:

«En su elaboración se utilizan tanto setas como restos de setas de distintos tipos, siempre y cuando no tengan larvas o se hayan puesto malas. Para empezar, se parte en trozos pequeños y se ponen a secar hasta que adquieran una consistencia frágil y quebradiza. Después, se colocan en un mortero y se muelen o convierten en polvo mediante un procedimiento mecánico *».

Caducidad:

«Si se envasa al vacío, la harina de setas se puede conservar durante años. A diferencia de lo que ocurre con las setas secas, no es necesario ponerla en remojo antes de utilizarla ni cocinarla durante más tiempo para obtener su aroma *».

Requisitos de composición:

«En Alemania, por ejemplo, el porcentaje de agua en la harina de setas debe ser superior al 9 % del peso total y el de cenizas insolubles en ácido no debe superar el 3 % *».

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán.

Comentarios