Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Romero, seco (romero común)

El romero seco (romero común) tiene un sabor algo picante, resinoso y ligeramente amargo. Se utiliza principalmente como especia.
Agua 9,3%  76/06/18  LA (1.2g) 1:1 (1.1g) ALA
Comentarios Imprimir

¿Para qué sirve el romero seco? El romero común se utiliza para condimentar distintas recetas. A diferencia de otras lo que sucede con otras hierbas aromáticas, el romero apenas pierde aroma cuando se seca.

Usos culinarios:

En cocina, el romero seco (Salvia rosmarinus) se utiliza para los mismos fines que el romero fresco. Se trata de una hierba aromática muy habitual en la gastronomía mediterránea, sobre todo en platos de verdura, patatas y pastas. Asimismo, la variante seca es un ingrediente esencial en las mezclas de hierbas provenzales y en otras mezclas de hierbas y especias para barbacoa. Su sabor resinoso también se aprovecha para refinar mieles, jaleas de manzana y distintos postres.

Uno de sus usos es como saborizante para aromatizar cervezas especiales. También encontramos múltiples variedades de miel de romero, que se obtienen del néctar del romero y tienen un sabor fuerte y resinoso.

Con el romero seco podemos preparar deliciosas infusiones. A su consumo se le atribuyen numerosos efectos positivos en el organismo.

Adquisición:

El romero seco es muy fácil de encontrar tanto en Europa como en América, pues prácticamente se vende en cualquier supermercado. Sin embargo, si prefiere hierbas aromáticas de calidad y ecológicas, lo mejor es que lo adquiera en tiendas de productos naturales y por Internet. Otra opción es que seque el romero en casa.

La planta silvestre:

El romero silvestre crece sobre todo en las zonas occidentales y centrales del mediterráneo: desde la costa de Portugal hasta el mar Jónico. Tampoco es raro encontrarlo entre la zona oriental del Mediterráneo y el mar Negro.

Elaboración casera:

Secar el romero en casa es muy sencillo. Para hacerlo, el momento ideal para recogerlo es poco antes de mediodía o a mediodía. Asegúrese de que no haya llovido en los últimos dos o tres días. A continuación, cuelgue las ramitas de romero recién cortadas y atadas con un nudo suelto en un lugar aireado y poco húmedo.

Las ramitas frescas no deben lavarse bajo ningún concepto antes de secarlas, ya que esto aumenta el riesgo de que aparezca moho. Otra opción es arrancar las hojas de las ramas antes de secarlas, colocarlas en un trapo y moverlas varias veces al día para que cambien de posición. Deberemos tener en cuenta que en «la zona de secado» no dé luz solar directa, ya que esta reduce la cantidad de aceites esenciales, por lo que una sala de calderas oscura, un sótano cálido o un ático son perfectos para este proceso. Sabremos que está seco si, a las dos o tres semanas, las hojas crujen bastante al aplastarlas. Para utilizarlo posteriormente, pique las hojas con un mortero o un pequeño electrodoméstico (molinillo de café o de especias), bien en trozos grandes o fino.1

Si prefiere secarlas más rápido, también puede introducir las hojas en el horno con la circulación de aire encendida. Asegúrese de que las temperaturas rondan los 30-40 °C. En este caso, sí que puede lavar el romero antes de lavarlo, aunque es importante que seque bien las hojas con papel de cocina. Después, colóquelas en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Utilice una cuchara de madera para que la puerta del horno no se cierre por completo y que la humedad pueda salir. Pasada una hora, de la vuelta a las hojas. Con este proceso, el tiempo de secado se reduce notablemente y, pasadas dos o tres horas, tendrá unas hojas crujientes.1

Los aceites esenciales del romero son muy volátiles, por lo que el secado debe ser suave.

Almacenamiento:

Guarde el romero seco en un recipiente hermético y este, en un lugar fresco y protegido de la luz solar. Si se seca bien, el romero tiene una gran vida útil, aunque con el tiempo pierde su delicioso aroma.

Composición:

Además de aceites esenciales (terpenos como el cineol, el borneol, el acetato de bornilo, el alcánfor, el carnosol, el ácido carnósico o el terpineol), el romero contiene taninos (ácido rosmarínico), flavonoides, ácido glicólico, sustancias amargas, saponinas y resina.2 La composición exacta varía en función de la región de origen.

Las hierbas aromáticas secas son ricas en una amplia variedad de importantes minerales y vitaminas y, además, de forma muy concentrada. En concreto, en el romero seco destacan el hierro, el calcio, el manganeso, el magnesio, el cobre y el potasio. Entre las vitaminas, cabe mencionar el folato (ácido fólico), la piridoxina (B6) y la vitamina C.3

Eche un vistazo también a las tablas nutricionales situadas al final del texto: prácticamente todas las hierbas aromáticas aportan una buena cantidad de ácidos grasos omega-3 (ALA, ácido alfa-linolénico), que son antiinflamatorios, y muy pocos ácidos grasos omega-6 (LA, ácido linoleico), que favorecen la aparición de procesos inflamatorios. ¡La proporción de LA:ALA en el romero, tanto seco como fresco, es ideal, de 1:1!

Aspectos relacionados con la salud:

Las hierbas aromáticas secas suelen destacar por sus altos porcentajes de valiosos nutrientes. Sin embargo, como también suelen tener un sabor intenso, tan solo las usamos en pequeñas cantidades. En la medida de lo posible, trate de utilizar la hierba fresca durante los meses cálidos y reservar la seca para los meses más fríos. Por lo general, tendemos a subestimar los efectos positivos y más básicos de muchas hierbas.

Peligros e intolerancias:

En cantidades normales, el consumo de romero no supone ningún problema, pero ingerir grandes cantidades de aceite de romero sí que puede provocar efectos secundarios, como irritaciones estomacales, intestinales y renales.4 Durante el embarazo se desaconseja consumir tanto aceites como infusiones de romero, pues un exceso de ellos puede causar irritaciones y calambres.2

Medicina popular:

En medicina natural, el romero es un remedio muy popular. Si se consume en forma de infusión, favorece la digestión, estimula el apetito, reduce los gases y fortalece el corazón. Cuando se utiliza de forma externa, se dice que tiene propiedades curativas y que calma los dolores reumáticos. Asimismo, es un gran aliado en caso de problemas circulatorios5, ya que aumenta la presión sanguínea.4 Si los órganos situados en el bajo vientre reciben poca sangre, el romero ayuda a solucionarlo.

Origen:

No se sabe con exactitud cuándo llegó la Salvia rosmarinus a Europa Central. Lo que sí sabemos es que ya aparece mencionado en el edicto de Carlomagno (768-814) Capitulare de villis vel curtis imperii. Según algunas anotaciones, la reina Felipa de Henao fue quien lo introdujo en Inglaterra en 1388.2

Cultivo y recolección:

El romero, que gusta de ambientes cálidos, debe plantarse o colocarse en lugares soleados y protegidos del viento. Lo mejor es utilizar un sustrato seco y ligero, pero muy nutritivo. De esta manera, conseguiremos una planta sana. No tiene grandes problemas en suelos calcáreos, pero no soporta bajo ningún concepto la acumulación de agua. Las macetas deben pasar el invierno dentro de casa, en un lugar soleado y a temperaturas de entre 5 y 10 °C. En el campo, el suelo debe cubrirse bien con paja, hojas o ramas secas. Si el lugar es demasiado ventoso, utilice plásticos (acolchados) para proteger las partes aéreas.6 Con una planta sana, podremos disfrutar de hojas de romero fresco durante todo el año. También es muy fácil de propagar mediante esquejes.

Peligro de confusión:

Aunque es bastante raro, sí que podemos llegar a confundirlo con el romero del pantano (Andromeda polifolia), que también se conoce como andrómeda. Este arbusto perenne crece en zonas pantanosas (como las que encontramos al norte de Alemania) o reservas naturales (como Wasenmoos, en Austria). El romero del pantano es venenoso para los rumiantes, pero también se han observado casos de toxicidad en seres humanos. La miel de esta planta también puede provocar síntomas de intoxicación.7

Información general:

El romero (Salvia rosmarinus, antiguamente Rosmarinus officinalis) es un arbusto que pertenece a la familia de las Lamiaceae. El nombre rosmarinus es un epíteto que clásicamente se interpretó como directamente tomado del latín ros marinus, «rocío marino», pero es más probable que derive del griego ρώψ, rhops, que significa «arbusto» y μυρίνος, myrinos, «aromático»: o sea el «arbusto aromático», interpretación que encaja mejor con la planta.8 Encontramos tres subespecies: Rosmarinus officinalis subsp. officinalis, subsp. palaui (Baleares) y subsp. valentinus (sur de España).

El aceite esencial de romero se obtiene mediante la destilación por arrastre de vapor de la hierba. Se trata de un aceite irritante que, según con la Farmacopea Europea, actúa contra bacterias, levaduras y mohos. Aplicado sobre la piel, favorece la circulación. También se añade al agua del baño y se utiliza para elaborar pomadas o infusiones. Asimismo, es habitual en la industria perfumera y en aromaterapia.2

El efecto antifúngico del romero se puede aprovechar para tratar distintos hongos en casa y jardín.2 Por otro lado, las ramas secas también sirven como decoración.

Bibliografía:

CLICK FOR: 8 fuentes

  1. Gartenjournal.net Rosmarin trocknen.
  2. Wikipedia en alemán: rosmarin.
  3. Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).
  4. Pahlow AM. Das grosse Buch der Heilpflanzen. Gesund durch die Heilkräfte der Natur. Editorial Nikol: Hamburgo. 2013.
  5. Gesundheit.de Rosmarin Wirkung.
  6. Hausgarten.net Rosmarin Pflegen.
  7. Wikipedia en alemán: rosmarinheide.
  8. Wikipedia en español: salvia rosmarinus
Comentarios Imprimir