Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Ensalada crudivegana de brotes, col lombarda y remolacha

Esta ensalada crudivegana de brotes, col lombarda y remolacha es refrescante y nutritiva. Se puede servir con crackers y salsas para mojar.
Comentarios Imprimir

crudiveganas

15min baja  
  Agua 81,4 %  56/13/31  LA (11.1g) 4:1 (3g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes

Utensilios de cocina

  • cortador en espiral
  • rallador
  • exprimidor de cítricos

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • prensar
  • degustar
  • rallar

Preparación

  1. Para la ensalada crudivegana de brotes
    Cortar los tomates cherry por la mitad y el pimiento rojo en tiras finas. Trocear la col lombarda y rallar las zanahorias. Quitar el corazón a la manzana y cortarla en rodajas finas. Cortar el apio y los rabanitos en trozos pequeños. Si es posible, utilizar un cortador en espiral para las remolachas. Otra opción es rallarlas. 

    Es preferible que utilice brotes frescos que haya germinado en casa. Si no, siempre tiene la opción de adquirir los brotes en el supermercado.

  2. Colocar todos los ingredientes en un cuenco grande para ensaladas. 

  3. Para el aliño 
    Mezclar bien todos los ingredientes. Condimentar si es necesario y servir inmediatamente.

    En la receta original se indica aceite de oliva en lugar de aceite de canola.

  4. Servir
    Rociar el aliño sobre la ensalada de brotes y servir.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Esta ensalada crudivegana de brotes, col lombarda y remolacha es refrescante y nutritiva. Se puede servir con crackers y salsas para mojar.

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas (GDA, en inglés), una ración de esta receta cubre tres veces las necesidades diarias medias de vitamina K. También aporta las de vitamina C y ácido fólico, así como más de la mitad de las de manganeso, cobre, vitamina A y potasio. La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 es de 4:1, por lo que se encuentra por debajo del máximo recomendado de 5:1.

Brotes de judías mungo: a diferencia de las judías verdes, las judías mungo, que además tienen un sabor ligeramente dulce, no contienen fasina, por lo que se pueden consumir crudas sin problema. Además, no contienen polisacáridos que provoquen gases. Las semillas maduras tienen un tamaño de entre dos y cinco milímetros, forma cilíndrica y un color grisáceo, verdoso o, incluso, marronáceo. Germinan enseguida.

Los brotes de lentejas aportan más proteínas, fibras y vitaminas que las lentejas naturales (secas).

Alfalfa: la alfalfa (Medicago sativa), que pertenece a la subfamilia de las Faboideae, también se conoce como mielga. Los brotes de alfalfa son muy populares y ricos en proteínas (casi un 10 %) y fibra, aunque lo más destacable es la cantidad de vitamina K que aportan. Con 100 gramos cubrimos más del 40 % de la dosis diaria de esta vitamina, según las regulaciones alimentarias europeas. La vitamina K participa, entre otros procesos, en la coagulación, el metabolismo óseo y la regeneración vascular.

Nueces de nogal: de entre los frutos secos conocidos, las nueces son las más ricas en ácido alfa-linolénico (ALA). Además, contienen tocoferoles (algunos actúan como vitamina E) y oligoelementos.

Col lombarda: la col lombarda es un pariente muy aromático del repollo. Se distingue de este sobre todo por su color rojizo y sabor dulce. Es rica en ácido ascórbico (vitamina C), hierro y minerales.

Remolacha: la remolacha es desintoxicante y fortificante, Además, es rica en antioxidantes y tiene propiedades antiinflamatorias. Sin embargo, si se cuece pierde parte de su valor nutricional.

Apio en rama: los tallos del apio crudo contienen cantidades relativamente altas de beta caroteno. Se caracterizan por su refinado sabor.

Consejos

Mejorar la proporción de ácidos grasos: por motivos de salud, nosotros hemos decidido sustituir el aceite de oliva por aceite de canola. Los poderes económicos y los grupos de presión empresariales han creado todo un culto en torno al aceite de oliva, aunque su proporción de ácidos grasos omega-6 (LA) y omega-3 (ALA) supere en mucho la recomendada de 5:1. En comparación con el aceite de oliva, el aceite de canola tiene una mayor proporción de ácidos grasos esenciales, sobre todo de ácidos grasos omega-3. Por favor, pinche en el siguiente enlace, en el que encontrará más información sobre los motivos de este cambio. La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Preparación alternativa

Puede sustituir las verduras y los brotes según sus preferencias personales, así como utilizar distintas hierbas aromáticas.

Aliños sin aceites: si quiere emplear un aliño que no lleve nada de aceite, le recomendamos alguna de nuestras recetas:

Encontrar recetas