Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Curry indio con vainas de moringa, patatas y tomate

Este curry indio con vainas de moringa, patatas y tomate debe su intenso aroma al cilantro, las semillas de sésamo, la cúrcuma y el comino.

veganas cocinadas

45min baja  
  Agua 91,0 %  78/14/08  LA (0.4g) 3:1 (0.1g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Para el curry con vainas de moringa
180 gVainas de moringa, crudas
240 gPatatas, con piel, crudas
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
500 mlAgua potable (500 g)
1 cdta.Aceite de canola, refinado (ecológico?) (4,5 g)
1 cdta.Mostaza negra (5 g)
1 cdta.Comino, semillas (2,1 g)
150 gCebollas, crudas
2 dientesAjos, crudos (6 g)
5 Hojas de curry (0,75 g)
300 gTomates, rojos, maduros, crudos
½ cda.Semillas de cilantro (2,5 g)
2 cdtas.Chile en polvo (5,4 g)
¼ cdta.Cúrcuma molida, cruda (eco?) (0,75 g)
Para decorar
¼ ramaHojas de cilantro crudas (5 g)

Utensilios de cocina

  • mortero
  • cazuela
  • sartén
  • cocina (artefacto)

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • degustar
  • saltear
  • mondar

Preparación

  1. Preparación de la verdura
    Lavar las vainas y cortarlas en trozos de dos o tres centímetros. Lavar las patatas y cortarlas en trozos del tamaño de un pulgar. 

    Para cinco comensales, la cantidad de moringa que nosotros indicamos correspondería a dos vainas, más o menos.

  2. Llenar una olla con agua y agregar las vainas, las patatas y algo de sal. Remover y dejar que cueza a fuego medio durante unos diez minutos. Remover de vez en cuando. Cuando las patatas estén casi cocidas, apartar la olla del fuego.

    ¡Reserve el agua de la cocción para más tarde, pues contiene parte de los nutrientes solubles!

  3. Calentar aceite en una sartén. Agregar las semillas de sésamo y el comino y sofreírlo todo a fuego medio durante unos 30 segundos.

  4. Para las especias
    Pelar las cebollas y el ajo y picarlos muy finos. Saltearlos en la sartén junto con las hojas de curry durante un par de minutos.

  5. Lavar los tomates y cortarlos en trozos grandes; picar las semillas de cilantro en un mortero. Agregar ambos a la sartén junto con el chile en polvo y la cúrcuma. Mezclar bien y cocinar a fuego lento durante tres minutos más. 

    Puede utilizar un pisapatatas para aplastar el tomate y la cebolla.

  6. Terminar el curry de vainas de moringa
    Agregar las vainas y las patatas cocidas previamente (incluida el agua de la cocción) y cocinar durante cuatro minutos más. Remover de vez en cuando.

    Añadir sal si es necesario.

  7. Decorar y servir
    Lavar el cilantro, picarlo en trozos grandes y añadirlo por encima del curry antes de servirlo.

Autor
Inke Weissenborn, Imagen de año 2017
Inke Weissenborn, Singapore
Gesunde und bewusste Ernährung mit dem Wohl der Tiere im Blick ist mir ein persönliches Anliegen. Als promovierte Tierärztin mit einem Hintergrund in Krebsforschung habe ich ein solides Verständnis der Ernährungsphysiologie. Meine langjährige Asienerfahrung hat mir einen tiefen Einblick in die verschiedenen kulturellen Hintergründe der Esskultur ermöglicht.  Gemeinsam mit meinem Mann und meinen zwei Kindern, lebe ich nun seit einem Jahr wieder in Singapur. Neben der Tätigkeit als Tierärztin arbeitete ich beim Wildlife Rescue Center Acres (Animal Concerns Research & Education Society) in Singapur. Seit 2015 arbeite ich für die "Stiftung Gesundheit und Ernährung Schweiz".  Ich hoffe durch meine Arbeit, einen Beitrag für gesundes Leben und einen verantwortungsvollen Umgang zwischen Menschen und Tieren zu leisten. 

... more

Observaciones sobre la receta

Este curry indio con vainas de moringa, patatas y tomate debe su intenso aroma al cilantro, las semillas de sésamo, la cúrcuma y el comino.

Vainas de moringa (baquetas): a las vainas de la moringa (Moringa Oleifera) se las conoce también como baquetas. La moringa apenas es conocida en Europa, pero forma parte del menú de los habitantes de la India desde hace milenios. Este árbol se caracteriza por tener un tronco corto y grueso y frutos alargados y colgantes de unos 40 centímetros que recuerdan a baquetas de batería.

Las partes comestibles, sobre todo las hojas y los frutos, son muy nutritivos y ricos en antioxidantes, proteínas, minerales y vitaminas. Las vainas cocidas tienen un aroma similar al de los espárragos. Pese a ello, lo mejor es utilizarlas como guarnición y no comerlas como plato principal. En el sur de la India se dice que la vaina de moringa tiene ciertas propiedades medicinales. La sopa de vaina, por ejemplo, alivia la tos y el dolor de garganta, además de tener efectos depurativos en la sangre.

Comino: el comino y la alcaravea pertenecen a distintos géneros por lo que, aunque sus nombres sean similares en algunos idiomas (por ejemplo, en alemán) no están relacionados. Además, su sabor también es muy diferente. El comino se utiliza mucho en las cocinas india, turca y griega.

Cúrcuma: la cúrcuma, que procede del sur de Asia y a la que también se conoce como polluelo o azafrán cimarrón, pertenece a la familia del jengibre. La cúrcuma fresca tiene un sabor resinoso y ligeramente a quemado y la seca, que se usa mucho en la India, es más suave y algo amarga. La cúrcuma se conserva en perfectas condiciones en la oscuridad, siempre que no sea durante demasiado tiempo, ya que pierde color y sabor.

Semillas de cilantro: las semillas de cilantro tienen forma esférica y un aroma entre picante y dulce. Así pues, las semillas se utilizan como especia, pero resultan especialmente picantes si se tuestan un poco antes de molerlas o picarlas en el mortero.

Hojas de curry: las hojas de curry se obtienen de los árboles del curry que crecen en Asia. Se utilizan sobre todo en la India y Sri Lanka para condimentar numerosos platos, a menudo vegetarianos. El aroma de las hojas de curry es fresco, algo afrutado e, incluso, ahumado. Dado que las hojas son muy finas, no hace falta retirarlas después de cocinar, ya que se pueden comer junto con el resto de ingredientes. Suelen freírse en aceite caliente o ghee (mantequilla clarificada) en una sartén antes de añadir el resto de los ingredientes. En la ayurveda, el sistema de medicina tradicional de la India, las hojas de curry se utilizan para tratar enfermedades digestivas, estomacales, eccemas y diabetes. En diversos estudios con hojas de curry se ha registrado un descenso de los niveles de azúcar en sangre.

Mostaza negra: las semillas maduras y secas, que son muy aromáticas, se utilizan sobre todo en la cocina india. Es habitual tostarlas un poco en guee (mantequilla clarificada) o aceite antes de utilizarlas. Durante el tostado, las semillas se rompen. Las semillas de mostaza dan al plato un suave sabor picante muy diferente del sabor que aporta la mostaza. Además, contienen aceites, tal y como sucede en todas las crucíferas. El porcentaje de aceite de la mostaza negra se encuentra en torno al 30 % y una parte importante son ácidos grasos insaturados. Las semillas de mostaza tienen efectos beneficiosos para la digestión.

Consejos

Comer las vainas correctamente: las vainas tienen muchas hebras que no se reblandecen lo suficiente durante el proceso de cocción. La parte comestible es gelatinosa y se encuentra en el interior. Por ello, los trozos de vaina y se abren por la mitad y el interior se come con un tenedor.

Hojas de cilantro: algunas personas rechazan su intenso sabor, que les recuerda al jabón y les provoca nauseas. Según una estadística suiza, el 15 % de los alérgicos son sensibles al cilantro. Si ese es su caso, simplemente no lo utilice en sus recetas.

Mortero: el mortero, muy utilizado en las cocinas oriental y asiática, se emplea para trocear los ingredientes hasta que alcancen la consistencia deseada. Cuanto más se muela el ingrediente, más espacio ocupará en el mortero y más se intensificara el sabor. Si no tiene un mortero, también puede emplear un molinillo de pimienta. Otra alternativa es utilizar semillas de cilantro en polvo, aunque su sabor es menos intenso que el de las semillas frescas.

El aceite de canola prensado en frío no es adecuado en este caso, ya que solo puede calentarse ligeramente, en el caso del aceite de canola hasta un máximo de 120 ºC, de lo contrario se producen sustancias nocivas. También puede consultar este enlace (aceite de canola prensado en frío). Aunque el aceite de canola refinado puede calentarse hasta un máximo de 180 ºC. En ningún caso deben humear, puesto que la descomposición comienza antes de llegar al punto de humeo.

Preparación alternativa

Va muy bien con: a este plato se le pueden añadir zanahorias cortadas muy pequeñas o guisantes.

Asafétida (especia): En el plato indio clásico se utiliza asafétida, una especia más fuerte y aromática, también conocida como hinojo gigante. Se trata del polvo de una planta de la familia de las Apiaceae. La asafétida es rica en resinas, que son las responsables, en parte, de su sabor acre y amargo y de su olor desagradable. Una vez cocinada, este olor es similar al de la cebolla o el ajo.