Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Crema de tomate india con cardamomo, comino y cúrcuma

La crema de tomate india tiene un toque diferente gracias al cardamomo, el comino, la cúrcuma y el cilantro.

veganas cocinadas

20min40min
baja
92,0 %
72/14/14
Ω-6 (LA, 0.7g) : Ω-3 (ALA, 0.2g) = 4:1


Ingredientes (para personas, )

Para la crema
1 kgTomate cherry (1'000 g)
2 cdtas.Aceite de canola, refinado (ecológico?) (9,0 g)
Especias
1 pizcaSal de mesa (0,40 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra (0,10 g)
½ Chile tabasco, rojo, crudo (eco?) (2,5 g)
2 dientesAjos, crudos (6,0 g)
3 Cardamomo (0,45 g)
½ cdta.Comino, semillas (1,0 g)
1 cdta. molidaSemillas de cilantro (2,4 g)
½ cdta.Cúrcuma molida, cruda (eco?) (1,5 g)
½ cdta.Pimienta de Cayena (0,90 g)
1 cdta. molidaEspecias, pimienta negra (2,3 g)
2 Cebollas, rojas, crudas (160 g)
1 cda.Vinagre balsámico (16 g)
Para servir
15 gAlbahaca, fresca (eco?)

Utensilios de cocina

  • batidora de vaso o batidora manual
  • cocina (artefacto)
  • cazuela
  • horno
  • molde para horno

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • saltear
  • tostar
  • degustar
  • hacer puré
  • mondar

Preparación

  1. Asar los tomates
    Poner los tomates en una fuente para horno (o un molde). Rociar la mitad del aceite sobre ellos y sazonar con sal y pimienta. Trocear el chile por la mitad, quitar las semillas y ponerlo en la fuente. Aplastar los dientes de ajo con la piel y echar directamente en la fuente. Machacar las vainas de cardamomo verde y añadir las semillas a la fuente. Espolvorear el resto de las especias sobre los tomates. Mezclar todo bien, colocar en la fuente y meter en el horno. Asar durante 15 minutos.

    En la receta original se emplea aceite de oliva, en lugar de aceite de canola. Nosotros hemos optado por otro aceite deliberadamente (consulte los «Consejos»).

    Si le gusta el picante, también puede utilizar las semillas del chile.

    Mientras está en el horno, continúe con el paso 2.

  2. Pelar la cebolla y picarla fino. Calentar la mitad del aceite en una olla a fuego medio. Echar la cebolla con una pizca de sal y saltear durante unos 8 o 10 minutos mientras remueve. Agregar vinagre balsámico y continuar removiendo durante 2 minutos.

  3. Sacar la fuente del horno, quitar la piel del ajo y poner todo el contenido de la fuente en una olla. (¡Cuidado, las especias no deben quedarse en la fuente!). Mezclar todo bien en la olla. Poner la mitad del contenido de la olla en una licuadora y haga un puré fino (si le gusta la crema con grumos, no lo triture tanto). Verter el contenido en otra olla y mantenerlo caliente con el fuego bajo.

    En la receta original, los autores sazonan la crema con un poco de aceite de oliva.

  4. Hacer un puré con el resto de los tomates y añadirlos también a la segunda olla. Decorar la crema en la olla con hojas de albahaca, sazonar con un poco de sal y pimienta. Finalmente, servir. 
    Si lo desea, se puede servir con pan. Por ejemplo, pan de zanahoria y nueces o pan de espelta.

    En la receta original, los autores sazonan la crema con un poco de aceite de oliva.

    Si la crema se sirve como plato principal, se recomienda el pan como acompañamiento, según indican los autores.

Observaciones sobre la receta

La crema de tomate india tiene un toque diferente gracias al cardamomo, el comino, la cúrcuma y el cilantro.

Tamaño de las raciones: el plato está pensado como entrante o plato principal para 4 comensales. Si la crema se sirve como plato principal, se recomienda el pan integral de masa madre como acompañamiento, según indican los autores.

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas (GDA, en inglés), una ración de esta receta cubre más de la mitad de las necesidades diarias medias de vitamina C y vitamina K. La proporción de ácidos grasos omega 6 y omega 3 es de 4:1, por lo que se encuentra por debajo del máximo recomendado de 5:1.

Tomates cherry: los términos tomate cherry, tomate pasa o tomate cereza son sinónimos. Son tomates pequeños que suelen tener un sabor más dulce que sus homólogos más grandes.

Cardamomo: procede de la India y no es solo una especia conocida desde hace siglos sino que, junto con la vainilla y el azafrán, es de las más caras de su tipo. Esto se debe, en parte, a las cosechas irregulares e intensivas que se hacen para recolectarlo. Sobre todo en países asiáticos, su uso es frecuente tanto con fines culinarios como medicinales. Distinguimos entre el cardamomo negro (Amonum subulatum), que debido a su sabor amargo y terroso se utiliza especialmente para preparar platos contundentes y picantes, y el cardamomo verde (Elettaria cardamomum), cuyo sabor, dulce y picante a la vez, hace que se emplee sobre todo en mezclas de especias y postres. Para esta receta necesita cardamomo verde.

Comino: puesto que sus nombres son similares en algunos idiomas (por ejemplo, en alemán), a menudo se confunden el comino y la alcaravea. Sin embargo, no están relacionados y también difieren mucho en cuanto al sabor. El comino se usa con frecuencia en la cocina india, turca y griega.

Semillas de cilantro: las semillas de cilantro contienen el 60 % de los aceites esenciales de la planta. Entre ellos encontramos sobre todo linalool y geraniol, que son los responsables del agradable olor de las semillas de cilantro que se consigue después de secarlas.

Cúrcuma: la cúrcuma, que procede del sur de Asia y que también se conoce como polluelo o azafrán cimarrón, pertenece a la familia del jengibre. La cúrcuma fresca tiene un sabor resinoso y con toques a quemado y la seca, que se usa mucho en la India, es más suave y algo amarga. La cúrcuma se almacena mejor en un lugar apartado de la luz y durante un periodo corto de tiempo, ya que de lo contrario perderá su color y aroma.

Cebolla roja: las variedades de cebolla roja pertenecen a las cebollas comestibles al igual que las amarillas y las blancas. Sin embargo, su piel es mucho más fina que la de las variedades claras y su sabor es más sutil y suave.

Consejos

Aceite de oliva o aceite de canola: los poderes económicos y los lobbys empresariales han creado todo un culto al aceite de oliva, aunque su proporción de ácidos grasos omega 6 (LA) y omega 3 (ALA) supere en mucho la recomendada de 5:1. aceite de canola Si lo comparamos con el aceite de oliva, el aceite de canola tiene una mayor proporción de ácidos grasos esenciales, sobre todo de ácidos grasos omega 3. Los aceites prensados en frío no son adecuados en este caso, ya que nunca se deben calentar por encima de los 180 ºC. Por ello, nosotros nos hemos decantado por el aceite de canola refinado.
Puede encontrar más información sobre este tema en el siguiente enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Preparación alternativa

Preparar su propia variante de pan vegano, por ejemplo, pan de zanahoria y nueces o pan de espelta.