Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Naranja cruda, sin cáscara

La naranja es un ingrediente muy popular en muchos platos, no solo por su elevado contenido de vitamina C. Se puede tomar cruda, cocinada etc. pero sin cáscara.
Agua 86,8%  92/07/01  LA : ALA
Comentarios Imprimir
Haga clic para tablas de nutrientes

Las naranjas son muy versátiles en cocina, tanto crudas como cocidas. Además, si son ecológicas también podemos aprovechar la cáscara de la naranja para aromatizar y decorar o preparar infusiones y perfumes.

Usos culinarios:

Las naranjas son conocidas como sabrosas fuentes de vitamina C. De su delicioso jugo recién exprimido también aprovechamos otros nutrientes como flavonoides o carotenoides.1

Las naranjas se pueden pelar y disfrutar como aperitivo crudivegano, filetear para preparar ensaladas (de fruta) o cocer para elaborar mermeladas y chutneys. Asimismo, también se usan para refinar pasteles y postres y por sí mismas son capaces de dar a platos salados un delicado toque exótico.

En cuanto a las bebidas alcohólicas, las naranjas no solo sirven para decorar los vasos, sino que también son un ingrediente esencial en, por ejemplo, las sangrías o los ponches (como el Feuerzangenbowle alemán).

¿Las naranjas tienen semillas? Las populares naranjas navel son poco ácidas, no tienen semillas y se pelan especialmente bien. Sin embargo, no son naranjas de zumo, ya que al exprimirlas se libera limonina, una sustancia amarga. Si desea preparar zumo, utilice variedades apropiadas para este fin. Si ha escogido una variedad difícil de pelar, deje la fruta a temperatura ambiente durante unos días, ya que con ello conseguirá que la cáscara se afloje.

El aceite esencial que se extrae de la cáscara de la naranja es un aromatizante al que se le pueden dar numerosos y muy distintos fines. La cáscara que protege de forma natural el fruto se confita y utiliza en repostería y panadería, y las delgadísimas tiras de cáscara, a veces enroscadas, así como las rodajas y las flores de azahar (flores del naranjo) son muy populares para decorar platos y bebidas. Además, es habitual que la cáscara deshidratada y las flores del naranjo se utilicen en mezclas de infusiones.

La naranja es un componente de nuestro Erb-Muesli crudivegano y sin gluten. Además de plátanos y bayas ricas en antioxidantes, también contiene pseudocereales, semillas y mijo de oro (mijo dorado). ¡Pruebe también la variante del Erb-Muesli con copos de avena!

Receta vegana para preparar chutney de naranja:

Filetear tres o cuatro naranjas y mezclarlas con una manaza pelada y picada en trozos pequeños, un puñado de arándanos y 100 gramos de azúcar moreno. Agregar un poco de jugo de naranja, vinagre de vino blanco y licor de naranja. Cocer la mezcla hasta que la fruta se deshaga. Condimentar al gusto con jengibre, nuez moscada, zumo de limón o ajo y decorar con flores comestibles (malvas, capuchinas, dientes de león) o con una rama de canela.

Receta vegana para preparar ensalada de naranja y achicoria con nueces:

Para empezar, picar en trozos pequeños dos chicorias y una naranja fileteada. Mezclar el jugo de otra naranja y 150 gramos de yogur de soja. Endulzar si es necesario. Incorporar dos cucharadas de aceite de nuez y decorar con un puñado de nueces picadas. Para terminar, espolvorear un poco de pimienta recién molida para dar un toque picante.

Receta para preparar una refrescante infusión de jengibre y naranja:

Para la receta básica necesitará la cáscara fresca y lavada de una naranja ecológica, así como un trozo de jengibre del tamaño de una nuez. Para empezar, escaldar los ingredientes con agua hirviendo y dejar que la infusión repose durante unos diez minutos. Si la infusión está demasiado amarga, reduzca la cantidad de cáscara de naranja. Si quiere darle toques diferentes, pruebe a incorporar especias como vainas de cardamomo y anís estrellado o té verde, té negro o rooibos.

Adquisición. ¿Dónde comprarlas?:

Hay numerosas variedades naranja y múltiples países que las producen. Se trata de una fruta que siempre está disponible. Las variedades más comunes, como las naranjas navel, se pueden encontrar en prácticamente cualquier grande superficie como Alcampo, Mercadona, Simply, Lidl, Día o Hipercor en España, y lo mismo sucede en Latinoamérica con supermercados como Walmart, Jumbo, Éxito o Aurrerá. Tampoco es raro que este tipo de establecimientos tengan a la venta naranjas ecológicas. Estas últimas se comercializan también durante todo el año, especialmente en mercados semanales, pequeñas tiendas de alimentación o, directamente, en tiendas de productos ecológicos. También hay otras opciones, como abonarse a suscripciones de fruta y verdura o pedirlas por Internet.

En el centro y el norte de Europa, la mayor parte de las naranjas que se consumen proceden de los cultivos del sur de Europa, por lo que esos países disfrutan de la mayor variedad entre diciembre y abril, que es la principal temporada de cosecha en los países del sur. Tenga en cuenta también la temporada de las naranjas sanguinas o semisanguinas, que además son mucho más sabrosas que las blancas.

En estos momentos, el 75 % de las importaciones totales de Alemania provienen de España, pero las naranjas griegas, italianas, marroquíes, egipcias y turcas también inundan el mercado europeo. Las naranjas que se comercializan durante el otoño y el invierno son las que se cultivan principalmente en Sudáfrica, Argentina, Uruguay y Brasil.2

Para hacer frente al transporte de larga distancia y protegerlas de la putrefacción, los cítricos suelen tratarse a menudo con conservantes, por lo que se desaconseja consumir la cáscara. También es criticable el uso de pesticidas dañinos para el medio ambiente y la salud. En el caso de las naranjas procedentes de cultivos biológicos controlados, los certificados que se requieren son más estrictos. Sin embargo, siempre es aconsejable lavar la fruta antes de consumirla, aunque sea ecológica.

Echar un vistazo a la cáscara nos puede dar una idea de la calidad del fruto: si es muy brillante, esto nos indica que ha recibido un mayor número de tratamientos artificiales. Si es de color pálido, es posible que la naranja no esté del todo madura. Si huele a humedad, puede que esté mohosa.

Conservación:

La mejor manera de almacenar las naranjas es guardarlas en un lugar fresco y seco, a una temperatura de entre 10 y 15 °C. De esta manera, se conservan en perfectas condiciones durante más de una semana. Si las metemos en la nevera, se mantienen frescas durante más tiempo, pero pierden buena parte de su sabor. Las temperaturas altas hacen que enseguida se pongan malas y que aparezca moho. Guardarlas en cestas, a presión o cerca de frutas que desprenden gas etileno puede hacer que se echen a perder antes. Por ello es importante, en la medida de lo posible, colocarlas unas junto a otras en lugar de apilarlas, vigilar regularmente los puntos de presión y retirar cualquier fruta que se haya podrido.

En el momento de la compra es muy importante tener en cuenta el nivel de maduración ya que, al contrario que otras frutas, las naranjas no maduran después de su recolección.

Composición, valor nutricional y calorías:

Las naranjas contienen aproximadamente un 9 % de azúcares3, los cuales se componen de sacarosa, fructosa y glucosa4. El ácido de frutas dominante es el ácido cítrico y el principal flavonoide glucósido es la hesperidina, que tiene un sabor neutro. En las naranjas sanguinas, las antocioninas actúan como colorante. La cáscara es la naranja es rica en pectina y aceites esenciales. Sin embargo, el porcentaje de minerales es muy bajo en comparación.2

Las naranjas son una fuente de vitamina C muy popular. Pese a ello, aportan de media 53 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos de pulpa, lo que las sitúa muy por detrás de los pimientos dulces (183,5 miligramos), las grosellas negras (181 miligramos), el ajo de oso (178,5 miligramos) o el kiwi (93 miligramos).3 El porcentaje de vitamina C de las naranjas verdes es más alto y la cáscara puede llegar a contener hasta siete veces más cantidad que la pulpa.2

Las naranjas se pueden almacenar durante bastante tiempo y lo cierto es que conservan en gran medida tanto su valor nutricional como su sabor. Esto hace que sean una de las fuentes de vitamina C más fiables. Sin embargo, estaríamos exagerando si dijéramos que las naranjas son un superalimento, ya que hay otras frutas y verduras que, evidentemente, contienen más vitamina C.

Encontrará información nutricional detallada en las tablas situadas al final del artículo. De ellas podrá deducir, por ejemplo, qué porcentaje de las necesidades diarias cubren.

Aspectos relacionados con la salud. Efectos:

¿Cómo de saludables son las naranjas? Los flavonoides que contienen las naranjas, como la hesperidina o las antocianinas, tienen un notable efecto protector sobre la vitamina C. Esto significa que protegen a la vitamina de la oxidación.2 Además, la hesperidina tiene también propiedades venotónicas y vasculares. Las sustancias vegetales secundarias que contienen forman parte de fármacos aprobados que se prescriben para tratar edemas, hemorroides y otros síntomas de insuficiencia venosa.5

La vitamina C tiene numerosas funciones en el metabolismo. Así, actúa como potente antioxidante (captador de radicales libres) y fortalece el sistema inmunológico. Además, mejora la absorción de hierro y de otros nutrientes vegetales.6

Así, la vitamina C protege al ácido fólico, a la vitamina E y al colesterol LDL de la oxidación. Con esto se consigue bloquear a los antioxidantes en una fase muy temprana y determinante del complejo proceso de aparición de la ateroesclerosis. Hoy en día sabemos que el colesterol LDL oxidado (LDL oxidada) es un importante factor de riesgo de la aterosclerosis.6 Encontrará una exposición clara sobre la vitamina C y cuáles son sus efectos positivos en la salud en nuestro artículo sobre la vitamina C (ácido ascórbico).

Las semillas, la cáscara y la pulpa de las naranjas contienen limonoides, cuyas saludables propiedades se han podido probar al menos parcialmente. Así, se han constatado efectos antidiabéticos, antioxidativos, antibacterianos y antivirales. También se investigó la acción de los limonoides como tratamiento contra distintos tipos de cáncer, pero hacen falta más estudios que lo confirmen.7,8 Los limonoides también reducen la secreción de colesterol de las células hepáticas y en estudios con animales han conseguido reducir los niveles de colesterol LDL en sangre. Podemos partir de que algunos limonoides tienen efectos aterogénicos, pero no hay ningún estudio clínico al respecto que respalde esta afirmación.9

Peligros, intolerancias y efectos secundarios:

La reacción alérgica a las naranjas se manifiesta principalmente como alergia oral o SAO (OAS, por sus siglas en inglés), que se presenta con una sensación de lengua peluda, hinchazón en los labios o ampollas en la cáscara y las mucosas. Los síntomas alérgicos a veces no aparecen hasta uno o dos días después de su consumo. Antes de llevar a cabo una prueba de la alergia con un alergólogo, es importante descartar que se trate de una intolerancia a la fructosa, ya que esta también puede desencadenar una reacción similar. A menudo también podemos achacarlo a intolerancias e incluso a conservantes y pesticidas que se utilizan en el cultivo convencional de las naranjas.4

El ácido cítrico, no importa si es un componente natural del alimento o un aditivo (E 330), ataca al esmalte de los dientes. Por este motivo, no deberíamos cepillarnos los dientes inmediatamente después de comer o beber alimentos que contengan ácidos, ya que de este modo se produce la abrasión de las capas superiores del esmalte dental. En su lugar, se recomienda enjuagarse la boca con agua. De esta manera, los ácidos quedan diluidos y se acelera la restitución de los minerales que han quedado disueltos.10

En las semillas de las naranjas podemos encontrar cantidades insignificantes de amigdalina (glucósicos cianogénicos) que también están presentes en otros alimentos como, por ejemplo, las almendras. La absorción de la amigdalina de los alimentos, sobre todo cuando son pequeñas cantidades, resulta por lo general inocua. Sin embargo, deberíamos tener en cuenta que utilizar la forma aislada y enriquecida no es comparable con la absorción natural. Además, no se deben ingerir 100 gramos de semillas de naranja de forma regular. Calentar las semillas en una olla sin tapar o triturarlas y después deshidratarlas permite eliminar este precursor del ácido cianhídrico.11,12

Origen:

¿De dónde son originarias las naranjas? En principio, las naranjas son originarias de la zona comprendida entre el noreste de la India y el suroeste de China. Allí se conoce desde hace más de 4000 años como un híbrido natural de la pamplemusa y de la mandarina. En el siglo XV, los portugueses trajeron las primeras naranjas al Mediterráneo, desde donde se expandieron al resto del mundo. Hoy en día, se han convertido en una de las frutas más importantes del planeta. Crecen principalmente en las regiones subtropicales y en parte de las tropicales. La mayor parte de las plantaciones tropicales se encuentran al norte y al sur del ecuador, en el cinturón situado entre los paralelos 20 y 40.2

Cultivo en maceta:

En Europa, los injertos de naranjo que se venden en los viveros se pueden cultivar en maceta. Como árbol subtropical que es, el naranjo necesita mucha luz solar directa, poca agua y un invierno (hiemación) sin heladas. Dado que el árbol crece rápidamente, debería replantarse en primavera antes de que sus raíces sigan desarrollándose. Durante la temporada de crecimiento, entre los meses de mayo y agosto, el agua que se utiliza para el riego debe enriquecerse con fertilizantes específicos para cítricos. Los naranjos son capaces de florecer varias veces al año y de dar frutos en Europa Central, pero es probable que estos sean más bien pequeños y menos dulces que los que llegan a los supermercados. Antes del invierno, el árbol debe podarse, aunque con moderación.13

Cultivo y recolección:

Los naranjos son árboles frutales de tamaño pequeño o mediano con una copa redonda y ramificada de forma regular. Se trata de un árbol de hoja perenne que puede ser espinoso y medir entre tres y diez metros de altura.2,14 Los naranjos son capaces de dar frutos incluso sin que exista polinización cruzada.14 El tiempo de desarrollo de las naranjas desde que florecen hasta su recolección depende de la variedad, pero por lo general suele ser de entre seis y nueve meses.15 Tras la recolección, todos los procesos fisiológicos y químicos del árbol se ralentizan. Este es uno de los motivos por los que las naranjas se conservan durante varias semanas e incluso meses sin que se produzcan pérdidas de calidad graves, ya sea una vez recogidas o en el mismo árbol.

¿Qué color tiene una naranja? Para determinar el punto de madurez de esta fruta no climatérica (es decir, que no continúa madurando después de su recolección) se tiene en cuenta el porcentaje de jugo, la proporción de azúcares y ácidos y el cambio de color de la cáscara, que pasa de ser verde a volverse amarilla o naranja. En los frutos procedentes de las regiones tropicales, el color de la cáscara exterior no es un criterio significativo sobre la madurez, ya que incluso cuando ya están completamente maduros, los frutos mantienen un color verde o verde amarillento debido a la reducida o inexistente diferencia de temperaturas entre el día y la noche. Las temperaturas nocturnas inferiores a 12,5 °C actúan como factor de estrés en la aceleración de la maduración, así como en el cambio de color de la planta, pues se produce una mayor cantidad de gas etileno, responsable de la maduración.2

A las naranjas que están completamente maduras, pero todavía verdes, se les confiere el color típico de cada variedad de forma artificial. Esto se consigue introduciendo las naranjas en cámaras de maduración especiales con pequeñas cantidades de etileno.2 En la Unión Europea, esta desverdización (maduración acelerada) es legal e incluso se fomenta. Solo las naranjas que como máximo tienen una quinta parte de la superficie total verde pueden comercializarse. En Suiza, por ejemplo, la desverdización con etileno no está permitida, pero sí que se pueden importar naranjas desverdizadas. De acuerdo con las directrices de Bio Suisse, la principal organización de agricultura ecológica de Suiza, las desverdización de determinadas frutas con certificación está, por lo general, prohibida.2,16

El proceso de limpieza de las naranjas antes de la venta destruye su capa de cera natural. Para evitar que se sequen y que se echen a perder antes de tiempo, las frutas reciben una capa de cera artificial. En el caso de la fruta fresca que se comercializa, esto debe indicarse en la etiqueta como «encerada». A diferencia de las naranjas sin tratar, los cítricos encerados tienen un mayor brillo y un color más intenso.2

Los tratamientos con conservantes que se producen tras la recolección también deben indicarse en el etiquetado, si bien es cierto que según el tipo de aditivo esta indicación no siempre será el número del conservante, a veces simplemente un mero «con conservantes». Si estas sustancias conservantes se aplican antes de la recolección, no es necesario que aparezcan en el etiquetado.2

Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), en 2017 se produjeron 73,3 millones de toneladas de naranjas. Las naranjas son la tercera fruta más producida en el mundo, solo por detrás de los plátanos y de las manzanas. El mayor productor de naranjas es Brasil, seguido a cierta distancia de Estados Unidos, India, México, China, España, Irán, Italia, Indonesia, Egipto, Paquistán, Sudáfrica y Turquía.2,14

Protección de los animales y de las especies. Protección animal:

Al igual que muchos otros cítricos, las naranjas se autopolinizan y son capaces de producir frutos sin que exista polinización cruzada.14 También es posible la polinización por el viento o las abejas.

Información general: Las naranjas (Citrus × sinensis L.) pertenecen al género Citrus, dentro de la familia de las Rutaceae.

Prácticamente todas las especies de cítricos que se cultivan se pueden atribuir a las tres especies fundamentales, la pamplemusa (C. Maxima), el cidro (C. medica) y la mandarina (C. reticulata).2 La naranja es el resultado del cruce natural entre la mandarina y la pamplemusa.14

Podemos dividir los tipos de naranja en dos categorías principales: las naranjas amargas (Citrus × aurantium L.) y las naranjas dulces (Citrus × sinensis L.), que son las que consumimos habitualmente como naranjas de mesa y de zumo y de las que podemos encontrar más de 400 variedades. De estas variedades, las más comercializadas o populares son las naranjas navel, las naranjas blancas (que no se llaman así porque sean más pálidas, sino para distinguirlas de las primeras) o las naranjas sanguinas o semisanguinas.17

Nombres alternativos:

En español no existe ningún nombre alternativo para las naranjas como tal, si bien algunas variedades reciben nombres (o «apellidos») característicos, como es el caso de las naranjas sanguinas o semisanguinas, que en ocasiones se conocen únicamente por el adjetivo. En cuanto a la etimología de la palabra naranja, proviene del sánscrito, aunque se especula que su verdadero origen podría encontrarse en las lenguas drávidas. Con los siglos, la palabra y la fruta fueron expandiéndose por occidente y del sánscrito pasó al persa, luego al árabe y de ahí al español. Más tarde se difundió a otros idiomas europeos y se produjeron curiosas modificaciones: los portugueses, por ejemplo, sustituyeron la ene inicial por una ele (laranja). En el caso del italiano, esta ele se eliminó para que no redundara con el artículo la y pasó a conocerse como (arancia).18

En inglés se denominan «oranges», al igual que en alemán, aunque en este último caso la se pronuncia de manera distinta en Alemania y en Suiza.

Palabras clave para su uso:

En el artículo de Wikipedia en alemán se menciona el d-limoneno, una sustancia natural que se extrae de la cáscara de la naranja y que se utiliza para fabricar perfumes y disolventes biodegradables.14

Bibliografía:

CLICK FOR: 18 fuentes

  1. ernährungs-umschau.de Lebensmittelkunde: Inhaltsstoffe in Orangen vs. Orangensäften.
  2. aid Infodienst (Herausgeber). Exoten und Zitrusfrüchte. 4ª edición. Bonn; 2014. Impresión Lokay e. K. Reinheim.
  3. Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Tablas nutricionales.
  4. medlexi.de Orange.
  5. pharmawiki.ch Diosmin und Hesperidin.
  6. Kasper Heinrich. Ernährungsmedizin und Diätetik. 12ª edición. Múnich; 2014. Editorial Elsevier GmbH Urban & Fischer.
  7. Wikipedia en alemán: Limonoide.
  8. Roberta Gualdani, Maria Maddalena Cavalluzzi, Giovanni Lentini, Solomon Habtemariam. Molecules. The Chemistry and Pharmacology of Citrus Limonoids. 2016 Nov; 21(11): 1530. Published online 2016 Nov 13. doi: 10.3390/molecules21111530
  9. ernährungs-umschau.de Limonoide in Zitrusfrüchten – Bitterprinzip und antikanzerogene Wirkung.
  10. Wetzel W-E, UGB-Forum Spezial: Von klein auf vollwertig, pp. 19-20.
  11. Fleischhauer S. G., Guthmann, J., Spiegelberger, R. Enzyklopädie. Essbare Wildpflanzen. 2000 Pflanzen Mitteleuropas. 1ª edición; Aarau: editorial AT; 2013
  12. bfr.bund.de (Bundesinstitut für Risikoforschung) 3. Präsentation: Pflanzliche Stoffe mit toxischem Potenzial in Lebensmitteln und Futtermitteln. PDF.
  13. gartenjournal.net So pflanzen Sie einen Orangenbaum.
  14. Wikipedia en alemán: Orange (Frucht).
  15. gartenjournal.net Orangen reifen das ganze Jahr hindurch.
  16. 20min.ch Nur in Europa sind Orangen orange.
  17. Eroski consumer: naranja, origen y variedades
  18. Wikipedia en español: naranja, etimología

Ingrediente con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir