Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Puré de chirivía y vainilla con tomillo y leche de almendras

Este puré de chirivía y vainilla con tomillo y leche de almendras tiene un dulzor afrutado y un toque mediterráneo.

veganas cocinadas

20min    40min    baja  
  Agua 79,2 %  64/09/27  LA (3.5g) 5:1 (0.7g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Utensilios de cocina

  • cocina (artefacto)
  • batidora de vaso
  • exprimidor de cítricos
  • pelador
  • cazuela

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • rehogar
  • prensar
  • degustar
  • hervir
  • hacer puré
  • mondar
  • pelar

Preparación

  1. Para la base del puré
    Pelar las chalotas y el ajo y cortarlos en daditos pequeños. Pelar las chirivías y cortarlas en trozos de unos dos centímetros. Calentar aceite de canola (o agua) en una olla a fuego medio. Saltear las chalotas y los ajos hasta que estén tiernos.

    El autor usa chalotas alargadas. 

  2. Condimentar con algo de sal y pimienta. A continuación, agregar las chirivías y las ramitas de tomillo. Bajar la temperatura al mínimo y tapar la olla. Saltear las chirivías durante 15 minutos sin dejar que se peguen y hasta que estén tiernas.

  3. Agregar caldo y leche de almendras. Cortar la vaina de vainilla por la mitad y raspar la pasta con el canto del cuchillo. Añadir la pasta y la vaina al resto de los ingredientes de la olla y llevar a ebullición. Sacar del fuego y retirar la vaina de vainilla.

    Hemos utilizado de forma deliberada caldo de verduras bajo en sal. Encontrará más información al respecto en el apartado de «Observaciones sobre la receta».

  4. Verter los ingredientes del puré con cuidado en el vaso de la batidora y triturar hasta conseguir un puré suave. Devolver el puré a la olla, salpimentar y condimentar con jugo de limón recién exprimido para enfatizar los aromas.

  5. Decorar y servir
    Servir el puré en cuencos previamente calentados y decorarlo con avellanas, arándanos y hierbas aromáticas frescas. Para terminar, aliñar cada ración con un poco de aceite de canola.

    En esta ocasión, el autor utiliza aceite de oliva virgen. Nosotros lo hemos sustituido por aceite de canola. Véase el apartado de «Consejos». En lugar de tomillo, también puede usar romero.

Observaciones sobre la receta

Este puré de chirivía y vainilla con tomillo y leche de almendras tiene un dulzor afrutado y un toque mediterráneo.

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas, una ración de esta receta cubre casi el 100 % de las necesidades diarias de manganeso. También aporta prácticamente el 70 % de las de vitamina E y ácido fólico, y más del 50 % de las de vitamina K y cobre. La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 es de 5:1, por lo que se encuentra dentro del máximo recomendado.

Chirivía: esta raíz, que se cosecha sobre todo durante el invierno, tiene un sabor dulce, pero también algo picante y acerbo. Las chirivías estimulan el apetito y son diuréticas. Las chirivías son cuatro veces más ricas en fibras, potasio, proteínas y vitamina C que las zanahorias.

Vainas de vainilla: la especie de la planta más importante a nivel comercial es la Vanilla planifolia, que pertenece a la familia de las Orchidaceae. Las vainas de gran calidad se distinguen por los cristales finos y blancos que se encuentran en su superficie. Además, también es importante que se puedan doblar. Desde un punto de vista estricto, las vainas no se pueden considerar alimentos crudos, ya que pasan por un proceso de fabricación complejo en el que se escaldan antes de fermentarlas, que es lo que les confiere su aroma. De esta manera se consigue detener el proceso de maduración, pues de otra manera interferiría con los pasos posteriores.

Leche de almendras: la leche de almendras es una bebida vegetal que se elabora con almendras y agua. Puede emplear leche de almendras industrial, pero también prepararla en casa. En el apartado «Preparación alternativa» encontrará un enlace en el que se explican todos los pasos. La leche de almendras casera se puede diluir en función del sabor deseado. La leche de almendras industrial contiene, por lo general, menos de un 10 % de almendras.

Avellanas: las avellanas que encontramos en los comercios son, por lo general, los frutos de la Corylus maxima. Las avellanas son ricas en grasas (más del 60 %), de las cuales el 75 % es ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado. Esto se refleja también en el aceite de avellana, que junto con el aceite de oliva es uno de los más ricos en ácido oleico.

Tomillo: el tomillo es una hierba aromática especialmente saludable gracias su aceite esencial. Se utiliza para tratar los catarros en las vías respiratorias superiores, las bronquitis y la tos ferina.

Consejos

Reducir la cantidad de sal y aceite: hemos reducido de forma deliberada la cantidad de sal, Para ello, utilizamos caldo de verduras bajo en sal, ya que nuestro objetivo es emplear la menor cantidad posible de sal sin que se pierda sabor. Sin embargo, la necesidad de sal varía en función de los hábitos de cada individuo, por lo que queda a su elección. Si desea saber más sobre este tema, el libro «Sal, azúcar y grasas» aporta muchos datos al respecto.

Aceite de oliva u aceite de canola: los poderes económicos y los grupos de presión empresariales han creado todo un culto en torno al aceite de oliva, aunque su proporción de ácidos grasos omega-6 (LA) y omega-3 (ALA) supere en mucho la recomendada de 5:1. En comparación con el aceite de oliva, el aceite de canola que nosotros hemos utilizado tiene una mayor proporción de ácidos grasos esenciales y, en especial, de ácidos grasos omega-3. Por este motivo, hemos decidido sustituir el aceite de oliva del último paso por aceite de canola. Otros aceites sabrosos y ricos en omega-3 son el aceite de cáñamo y el de nueces de nogal, si bien hay que tener en cuenta que no se pueden calentar (el aceite de canola, sí).
Encontrará más información al respecto en el siguiente enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Preparación alternativa

Preparar leche de almendras casera: en el siguiente enlace encontrará una receta para elaborar leche de almendra crudivegana en casa.