Fundación Salud y Alimentación
Fundación
Salud y Alimentación
Suiza
La mejor perspectiva para su salud

Manteca de almendras, pura, sin sal añadida

La manteca de almendras puede ser un alimento crudo. Es una fuente de energía rica en nutrientes, pero tiene menos ácidos grasos saturados que otras mantecas.

Pictograma tablas de nutrientes

La manteca de almendras o mantequilla de almendras es una pasta que se elabora con almendras. Puede tener trocitos de almendra y ser crujiente, o suave y uniforme. Es habitual que el aceite se separe o se emulsione. En función del proceso de fabricación (si lleva almendras crudas, por ejemplo), la manteca de almendras puede llegar a considerarse un alimento crudo.

Composición:

La manteca de almendras es rica en ácidos grasos insaturados simples, calcio, potasio, hierro y manganeso. Es una buena fuente de riboflavina, fósforo y cobre, pero destaca sobre todo por sus porcentajes de vitamina E, magnesio y fibras. La manteca de almendras también ofrece una gran cantidad de proteínas.

Una cucharada sopera de manteca aporta 95 calorías, 1,5 gramos de fibras, 3 gramos de hidratos de carbono, 8 gramos de grasas y 4 gramos de proteínas.

Comparación con la mantequilla de cacahuete:

A diferencia de la mantequilla de cacahuete, la manteca de almendras es bastante más rica en fibra, calcio, potasio, hierro y manganeso. Además, contiene la mitad de ácidos grasos insaturados, pese a que la cantidad general de grasas sea mayor. La manteca de almendras tiene el doble de vitamina E que la mantequilla de cacahuete.

Preparar manteca de almendras en casa:

Preparar manteca de almendras crudas o tostadas es muy fácil. Para obtener 350 mililitros hacen falta unos 500 gramos de almendras y algo de aceite (aceite de almendras, manteca de coco, etc.). Para empezar, triturar las almendras (tostadas) con algo de aceite y rellenar un frasco con la manteca de almendras que se obtenga. Se puede añadir cacao en polvo o miel para refinar el sabor.