Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Pimientos rellenos de champiñones y nueces con salsa

Estos pimientos rellenos de champiñones y nueces se acompañan de una salsa de tomate hecha con tomates secos, pimientos, canela y cacao.
Comentarios

crudiveganas

30min    90min    baja  
  Agua 62,8 %  73/11/15  LA (9.4g) 5:1 (2g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Para el remojo
80 gNueces comunes, sin cáscara, crudas
8 Tomates deshidratados o secados al sol (40 g)
Como base
10 pequeñoPimientos italianos (650 g)
Para el relleno de champiñones y nueces
1 Mazorca de maíz, pelada (300 g)
6 Champiñones comunes, crudos (108 g)
40 gPuerros
½ Pimiento, rojo, crudo (82 g)
½ Pimiento verde, crudo (72 g)
1 hojaSalvia (0,12 g)
½ cdta.Comino molido (1,5 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
Para la salsa de tomate
¼ Pimiento, rojo, crudo (41 g)
25 gPuerros
3 Dátiles, variedad Medjool, sin hueso (72 g)
½ cdta.Cacao en polvo, sin edulcorar (0,9 g)
¼ cdta.Canela, molida (0,65 g)
1 cdta.Vinagre de manzana (5 g)

Utensilios de cocina

  • batidora de vaso o batidora manual
  • exprimidor de cítricos
  • colador

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • remojo
  • mezclar
  • prensar
  • escurrir

Preparación

  1. Antes de empezar
    Poner en remojo las nueces y dejarlas reposar durante al menos una hora. Retirar el agua, enjuagarlas bien y dejar que se escurran.

    Poner en un recipiente separado los tomates deshidratados y dejarlos en remojo durante una hora. Después, escurrirlos.

    Si desea reducir la cantidad de ácido fítico (véase el apartado de «Consejos») de las nueces, le recomendamos que el remojo dure al menos seis horas. Lo más sencillo es ponerlas en remojo el día anterior.

  2. Lavar los pimientos italianos y retirarles la base del tallo.

    La bloguera recomienda utilizar pimientos pequeños de colores que midan unos ocho centímetros de largo.

  3. Para el relleno de champiñones y nueces
    Extraer los granos de maíz de la mazorca con ayuda de un cuchillo. Partir los champiñones en cuartos. Lavar los puerros y trocearlos. Lavar el pimiento, retirarle las semillas y picarlo en daditos. Picar muy fina la hoja de salvia.

    La receta original lleva champiñones portobello. Para cuatro raciones, la autora usa cuatro centímetros de puerro, teniendo en cuenta que cada centímetro pesa unos diez gramos.

  4. Triturar las nueces del remojo (primer paso), los champiñones, el puerro, el pimiento en dados, el comino, la salvia y la mitad de los granos de maíz en un procesador de alimentos (o con una batidora de mano) hasta que queden mezclados (la mezcla puede ser más fina o más gruesa, queda a su elección).

  5. Agregar el resto del maíz y los pimientos italianos del segundo paso a la mezcla.

  6. Para la salsa de tomate
    Incorporar los tomates deshidratados del primer paso al resto de ingredientes para la salsa de tomate y triturarlos en un procesador de alimentos o con una batidora de mano para obtener una salsa espesa. Agregar agua si es necesario.

    Puede utilizar pimientos verdes o amarillos en lugar de rojos. También puede sustituir el vinagre de manzana por jugo de limón.

    Para cuatro raciones, la receta original lleva dos o tres centímetros de puerro, que equivalen a unos 20-30 gramos.

  7. Decorar y servir
    Servir los pimientos rellenos acompañados de la salsa de tomate, que recuerda a un mole mexicano.

Comentarios
Observaciones sobre la receta

Estos pimientos rellenos de champiñones y nueces se acompañan de una salsa de tomate hecha con tomates secos, pimientos, canela y cacao.

Tamaño de las raciones: nosotros hemos adaptado las cantidades para que la receta sea el plato principal de cuatro comensales. Le recomendamos que acompañe los pimientos con una guarnición como, por ejemplo, una ensalada. Ajuste las cantidades según el fin de la receta (plato principal, entrante, aperitivo).

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las CDO, una ración de esta receta cubre más de tres veces las necesidades diarias medias de vitamina C, así como las de vitamina B6 y prácticamente las de vitamina A, cobre y ácidos grasos omega-3. La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 es de 5:1, la máxima recomendada. Encontrará más información en el siguiente enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Pimientos italianos y pimientos dulces: los pimientos italianos son más dulces que sus parientes redondeados, pero igual de ricos en vitaminas y minerales. En comparación con otras variedades, la piel de los pimientos italianos es bastante fina. La mayoría de las variedades modifican de color durante el proceso de maduración y pasa de verde a rojo, amarillo o naranja en función de los carotenoides presentes en el vegetal.

Nueces de nogal: de entre los frutos secos conocidos, las nueces son las más ricas en ácido alfa-linolénico (ALA). Además, contienen tocoferoles (algunos actúan como vitamina E) y oligoelementos.

Comino: el comino y la alcaravea pertenecen a distintos géneros por lo que, aunque sus nombres sean similares en algunos idiomas (por ejemplo, en alemán), no están relacionados. Además, su sabor también es muy diferente. El comino en polvo tiene un aroma fresco y ligeramente picante que debe al cuminaldehído que compone su aceite esencial.

Tomates secos: durante el proceso de secado los tomates pierden la humedad y buena parte de los microorganismos que viven en ellos, por lo que también se conservan mejor. De igual manera, la concentración de sustancias aromáticas también aumenta, lo que hace que los tomates secos tengan un sabor muy intenso.

Salvia: los aceites esenciales de la salvia son sus principios activos y contienen tujona, linalool y 1,8-cineol. En teoría, la salvia facilita las digestiones y evita que se formen gases después de consumir platos pesados, entre otros efectos.

Consejos

Estos pimientos rellenos también se pueden servir como picoteo en fiestas.

Canela: la cumarina que contiene la canela resulta tóxica en dosis altas, sobre todo en el caso de las variantes más baratas, como la canela cassia o china. Dado que la cantidad de cumarina que contiene la canela de Ceilán es una centésima parte en relación con la cassia, se recomienda utilizar la primera.

Poner en remojo las nueces: lo mejor es dejarlas en remojo durante seis horas como mínimo y doce como máximo antes de utilizarlas. De esta manera se consigue reducir la cantidad de ácido fítico, ya que este se une a ciertos nutrientes, como minerales, y forma complejos sólidos que dificultan la absorción por parte del organismo. Con una dieta variada, esto no supone mayor problema, pero sí que puede serlo si no es el caso. Encontrará más información sobre el ácido fítico en: Ácido fítico o fitatos: poner en remojo o germinar.

Preparación alternativa

Champiñones y pimientos: puede utilizar tanto champiñones portobello, tal y como se especifica en la receta original, como blancos. Lo mismo se aplica a los pimientos rojos, verdes o amarillos.

Jugo de limón: nosotros hemos sustituido el vinagre de manzana por jugo de limón. Por eso hemos incluido el exprimidor de cítricos en el apartado «Utensilios de cocina».