Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Tarta de cumpleaños de zanahoria con glaseado de pistacho

Esta tarta de cumpleaños de zanahoria con glaseado de pistacho, naranja y coco seduce a los sentidos en forma de postre crudivegano.
Comentarios

crudiveganas

50min    170min    intermedia  
  Agua 57,8 %  71/10/18  LA (5.1g) !:0 (0.1g) ALA
Haga clic para una receta optimizada para la salud.
( Motivación...)


Ingredientes (para personas, )

Antes de empezar con el glaseado
500 gAnacardos, ¿crudos, eco? (cajús)
Para la masa de la tarta
1 ⅓ kgZanahorias, crudas (1'360 g)
½ Vaina de vainilla fermentada (1,4 g)
450 gDátiles, variedad Medjool, sin hueso
125 gPasas, sin semilla
225 gMoras, secas
1 cdta.Jengibre, molido (1,8 g)
1 cda.Canela, molida (7,8 g)
Preparar el glaseado
10 Dátiles, variedad Medjool, sin hueso (240 g)
½ Vaina de vainilla fermentada (1,4 g)
875 mlAgua de coco, cruda (888 g)
1 cda.Zumo de limón, crudo (7,3 g)
1 cdta.Canela, molida (2,6 g)
1 cdta.Agua de rosas (2 g)
Para el glaseado de pistacho, naranja y coco
75 gPistachos crudos
2 cdas.Cáscaras de naranjas, crudas (12 g)
50 gCocos rallados, sin azúcar

Utensilios de cocina

  • batidora de vaso o batidora manual
  • colador
  • licuadora
  • nevera
  • espátula de cocina
  • rallador
  • exprimidor de cítricos
  • robot de cocina (amasar, mezclar, etc.)
  • molde desmontable

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • remojo
  • mezclar
  • licuar
  • prensar
  • refrigerar
  • hacer puré
  • rallar
  • escurrir

Preparación

  1. Antes de empezar con el glaseado
    Poner los anacardos crudos en remojo durante 30 minutos. Entretanto, continuar con el siguiente paso de la preparación. Cuando haya pasado el tiempo, escurrir bien los anacardos.

  2. Para la masa de la tarta
    Licuar las zanahorias y guardar solo la pulpa de las zanahorias para los siguientes pasos de la preparación. Después de licuar las zanahorias, puede beberse el zumo o darle cualquier otro uso, pues no es un ingrediente de la tarta. Extraer la pasta de la vaina de vainilla y retirar los huesos de los dátiles.

    En la receta original para ocho raciones, la autora utiliza tres libras (alrededor de 1,36 kilogramos) de zanahorias, así como una libra (0,45 kilos, aproximadamente) de dátiles Medjool sin hueso. Según el tipo de licuadora, obtendrá unos 850 mililitros de jugo de naranja y unos 650 gramos de pulpa para diez raciones.

    Encontrará información sobre cómo extraer la pasta de la vaina de vainilla en la página 135 del libro, en el apartado «Consejos».

  3. Picar todos los ingredientes de la masa (pulpa de zanahoria, pasta de vainilla, dátiles sin hueso, pasas, moras, jengibre y canela) con un procesador de alimentos hasta que queden bien mezclados y se pueda hacer una bola con ellos.

    Para triturar (tanto la masa del pastel como la cobertura), puede emplear una batidora de mano (al menos 600 W).

  4. Preparar el glaseado
    Retirar el hueso de los dátiles que se van a utilizar para el glaseado y extraer la pasta de vainilla. Escurrir los anacardos que estaban en remojo.

  5. Colocar todos los ingredientes del glaseado (dátiles sin hueso, pasta de vainilla, anacardos en remojo, agua de coco, zumo de limón, canela y agua de rosas) con una batidora. Para ello, utilizar la potencia más baja e ir aumentándola gradualmente. Una vez alcanzada la máxima velocidad, triturar hasta obtener una mezcla suave y uniforme. Después, reducir lentamente la velocidad hasta la mínima potencia y apagar la batidora. Para entonces el glaseado debería tener una consistencia similar a la nata montada.

    Cuando la masa está bien mezclada en la batidora, la máquina emite un ruido uniforme. Durante el batido se recomienda mover la pata de la batidora hacia abajo y despegar cualquier ingrediente que pueda quedar en el interior.

    Para obtener los 875 mililitros de agua de coco, Kristina Carrillo-Bucaram aconseja utilizar tres o cuatro cocos verdes o comprar agua de coco cruda. Nosotros hemos hecho nuestra propia prueba utilizando solo 300 mililitros de agua de coco, aproximadamente, ya que así conseguimos que la consistencia de la cobertura se parezca más a la de la nata montada.

  6. Para preparar la tarta
    Tomar un molde desmontable de unos 23 centímetros de diámetro y colocar por dentro papel vegetal o de horno. A continuación, verter más o menos la mitad de la masa del pastel e igualar la superficie con una espátula de cocina (o un cuchillo). Verter un tercio del relleno (glaseado) por encima y cubrir a este con el resto de la masa del pastel. Después, agregar la última parte del glaseado.

    Al terminar este paso debería quedarle todavía una cuarta parte del glaseado.

    Opcional: A posteriori nos hemos dado cuenta de que el peso de la masa aplasta la capa de relleno, lo que evita que quede regular. Para mejorar la estabilidad del relleno puede guardar el pastel en el congelador durante unos 30 minutos después de agregar la primera capa de relleno y antes de continuar.

  7. Dejar que la tarta repose en el congelador dentro del molde durante dos horas para que se fijen las capas.

    Glasear la tarta unos diez minutos antes de que terminen las dos horas para que se mantenga fresca.

  8. Para el glaseado de pistacho, naranja y coco
    Picar los pistachos en trozos grandes y rallar la cantidad de cáscara de naranja que se especifica. Utilizar ambos ingredientes junto con la ralladura de coco en el siguiente paso de la preparación.

  9. Para terminar la tarta
    Sacar la tarta fresca del molde y, con la ayuda de una espátula de cocina, despegarla de la parte de abajo y colocarla en una bandeja. Utilizar el resto del glaseado para cubrir el pastel y decorar con los ingredientes.

  10. Servir y disfrutar
    Cortar porciones de la tarta de cumpleaños de zanahoria y servir.

Comentarios
Observaciones sobre la receta

Esta tarta de cumpleaños de zanahoria con glaseado de pistacho, naranja y coco seduce a los sentidos en forma de postre crudivegano.

Cantidad: con la cantidad de ingredientes que nosotros hemos especificado para diez comensales obtendremos un pastel entero de 23 centímetros de diámetro. En función de su apetito, este pastel puede ser para más de diez comensales, pero usted es quien decide.

Agua de coco: el agua de coco no debe confundirse con la leche de coco. El agua de coco es el líquido claro y sin grasas que se puede encontrar dentro del fruto y cuya cantidad disminuye según este madura. Debido a su composición nutricional, este líquido no aporta muchas calorías y es isotónico (sustancias minerales líquidas similares a las que se encuentran en nuestra sangre), por lo que el cuerpo humano es capaz de asimilarla más rápido. Debido a estas propiedades, el agua de coco se puede emplear para reponer líquidos. Sin embargo, su bajo contenido en glucosa y cloruro de sodio hace que el agua de coco no sea apropiada para hidratar (glucosa con electrolitos para tratar casos graves de enfermedades diarreicas).

Zanahorias y carotenos: las zanahorias son un alimento crudo, pobre en calorías y muy popular. Destacan sobre todo por la cantidad de carotenos que contienen. Los carotenos son sustancias vegetales solubles en grasa cuyo representante más famoso es el beta caroteno, que recibe su nombre precisamente del grupo. Además, el beta caroteno es un importante precursor y colabora en la producción de retinol (vitamina A). Por este motivo, también se le conoce como provitamina A. En las plantas, los carotenoides favorecen el proceso de la fotosíntesis. Además, su presencia las protege tanto de los rayos UVA como de las infecciones que puedan producirse a través de las raíces.
En cuanto a su efecto en los seres humanos, su importancia en la lucha contra el cáncer apenas está empezando a debatirse, aunque los expertos coinciden en que protege a las células, ya que se trata de un antioxidante. Asimismo, el beta caroteno sintético se utiliza en los colorantes alimenticios (por ejemplo, en la margarina) así como en los suplementos vitamínicos, por lo que está muy presente en nuestra vida cotidiana.

Los siguientes ingredientes no suelen ser crudos:

- Anacardos: los anacardos pasan siempre o casi siempre por un proceso de calentado, aunque en el paquete aparezcan como «crudos», lo que suele significar más bien que el cardol se ha desactivado por vapor y no por tostado. Solo podremos fiarnos de que estén crudos si el procedimiento se explica en detalle. Para más información, eche un vistazo a la página del ingrediente.

- Vainilla: para obtener esta especia, la especie más importante a nivel comercial es la Vanilla planifolia, que pertenece a la familia de las Orchidaceae. En los comercios, se puede adquirir con el nombre de vainilla Bourbon o vainilla mexicana. También ponemos encontrar vainilla de Tahití. Las vainas de gran calidad se distinguen por los cristales finos y blancos que se pueden encontrar en su superficie. Además, también es importante fijarse en si tienen buen flexibilidad. Desde un punto de vista estricto, las vainas no se pueden considerar alimentos crudos, ya que pasan por un proceso de fabricación complejo en el que se escaldan antes de fermentarlas, que es lo que les confiere su aroma.

Consejos

Fruta seca cruda: «La fruta deshidratada a baja temperatura (42 °C o inferior) se considera cruda y suele aparecer así indicado».

Tamaño óptimo del molde: lo mejor para preparar esta tarta es utilizar un molde de unos 23 centímetros de diámetro.

Extraer la pasta de vainilla de la vaina: «Cortar la vaina por la mitad con un cuchillo pequeño y afilado y después raspar con la parte posterior de la hoja el interior de la vaina para recoger las diminutas semillas (la pasta)».

Conservación de las zanahorias: Para mejorar la conservación de las zanahorias se recomienda guardarlas en la nevera, cortarles la parte verde y retirar el envoltorio de plástico.

Moras frescas: las moras se parecen a las zarzamoras y tienen un sabor dulce y aromático. Aunque en esta receta utilizamos moras secas, que siguen estando crudas, merece la pena utilizar frescas si podemos conseguirlas. Estas son raras de encontrar, dado que son demasiado blandas y jugosas como para soportar largas distancias durante el transporte. Recién cogidas las encontramos sobre todo en tres colores: blancas, rojas o negras. Secas siguen estando crudas, pero normalmente pierden parte del color que deben a, entre otras sustancias, las antocianinas, que son unos pigmentos hidrosolubles que según algunos estudios podrían proteger contra ciertas enfermedades.

La estabilidad del relleno: A posteriori nos hemos dado cuenta de que el peso de la masa aplasta la capa de relleno, lo que evita que quede regular. Para mejorar la estabilidad del relleno puede guardar el pastel en el congelador durante unos 30 minutos después de agregar la primera capa de relleno y antes de continuar.