Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Sushi con arroz de apionabo y wasabi de rábano y jengibre

Este sushi crudivegano de arroz de apionabo acompañado de wasabi de rábano y jengibre está relleno de pimiento, aguacate y zanahoria.
Comentarios Imprimir

crudiveganas

35min intermedia  
  Agua 86,1 %  71/13/16  LA (2.8g) 5:1 (0.5g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Para el arroz de apionabo
½ Apio nabo, crudo (438 g)
½ Limón, crudo, sin cáscara (29 g)
10 gNueces comunes, sin cáscara, crudas
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
Para el relleno
1 grandeZanahoria, cruda (164 g)
¼ Aguacate crudo (50 g)
¼ Pimiento amarillo, crudo (39 g)
Para el wasabi de rábano y jengibre
1 cmJengibre crudo (11 g)
10 gRábano blanco, crudo
1 hojaCol rizada, cruda (26 g)
Para enrollar
2 Algas rojas (5,3 g)

Utensilios de cocina

  • molinillo de café, eléctrico o picadora eléctrica
  • pelador
  • makisu (esterilla de bambú)
  • batidora manual
  • rallador
  • exprimidor de cítricos

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • reposar
  • hacer puré
  • pelar
  • rallar

Preparación

  1. Para el arroz de apionabo
    Pelar y rallar el apionabo. Pelar el medio limón y triturar la pulpa. Triturar las nueces en un molinillo de café o una picadora hasta conseguir una especie de mantequilla.

    Para las dos raciones que hemos determinado, la receta original lleva media cucharadita de sal y mousse de almendra. Nosotros hemos sustituido esta última por nueces. Encontrará los motivos de ambos cambios en el apartado «Observaciones sobre la receta».

  2. Mezclar bien todos los ingredientes del arroz de apionabo, dejar que repose brevemente (extendido) y aprovechar el jugo que suelte para otros fines.

  3. Para el relleno
    Limpiar y pelar la zanahoria. Pelar el aguacate y trocearlo longitudinalmente. Lavar el pimiento y trocearlo en tiras.

    En la receta original no aparecen indicadas las cantidades de aguacate ni de pimiento. Quedan a su elección.

  4. Para el wasabi de rábano y jengibre
    Pelar el jengibre y el rábano y trocearlos pequeños. Lavar la col rizada. Juntar todos los ingredientes y triturarlos muy fino. Reservar.

    En la receta original no aparecen indicadas las cantidades de col rizada, rábano ni jengibre. Quedan a su elección. Puede utilizar cualquier otro tipo de rábano, no tiene por qué ser rábano común.

  5. Para terminar los rollitos de sushi
    Repartir la mitad del arroz de apionabo sobre la superficie mate del alga nori hasta que queden cubiertas prácticamente dos terceras partes de la superficie. A continuación, colocar la zanahoria rallada, el pimiento y el aguacate.

    Recuerde utilizar hojas de alga nori crudas, en lugar de tostadas, que son las que se comercializan habitualmente. (Véase el apartado de «Consejos»).

  6. Comenzar a enrollar desde el borde de la hoja (desde el extremo que esté más próximo a usted). Humedecer la parte superior con agua y, cuando el rollo esté terminado, presionar brevemente hacia abajo para que quede compacto. Repetir los mismos pasos con el segundo rollo.

    Para enrollarlo puede utilizar una esterilla de bambú (makisu). De esta manera, conseguir rollos de sushi compactos le resultará más sencillo.

  7. Servir
    Con la ayuda de un cuchillo limpio y afilado, dividir cada uno de los rollos en cinco trozos y servirlos acompañados del wasabi de rábano y jengibre.

Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Este sushi crudivegano de arroz de apionabo acompañado de wasabi de rábano y jengibre está relleno de pimiento, aguacate y zanahoria.

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las CDO, una ración de esta receta cubre dos veces las necesidades diarias medias de vitamina K y más del cien por cien de las de vitamina C. También aporta más del 50 % de las de vitamina A, potasio, yodo y cobre. Al sustituir el mouse de almendra por nueces, hemos aumentado los valores de ácidos grasos. Ahora, la proporción se encuentra en 5:1, dentro de la máxima recomendada que es, precisamente, 5:1. También hemos reducido el porcentaje de sal de la receta.
Encontrará más información sobre los motivos de los cambios en el siguiente enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Nori: el alga nori es un alga comestible de sabor dulce que se comercializa ligeramente tostada o deshidratada. Se vende en hojas cuadradas, similares a folios. El alga nori verde está tostada y, por lo tanto, no se puede considerar un alimento crudo. Sin embargo, también podemos encontrar hojas de alga nori crudas, que son de color marrón en vez de verdes.

Apionabo: se trata de una variante del apio común. El apionabo es sabroso y, gracias a sus aceites esenciales, estimula el apetito y favorece la digestión. Se utiliza para tratar el reuma, problemas gástricos e intestinales y enfermedades del riñón y la vejiga.

Zanahorias y vitamina A: las zanahorias son una de las verduras que menos calorías aportan. Son especialmente ricas en caroteno, un precursor de la vitamina A al que también deben su típico color anaranjado. La vitamina A es importante no solo para nuestro sentido de la vista, sino también para el sistema inmunológico.

Aguacates: los aguacates tienen el mayor porcentaje de grasas entre las frutas y verduras que se conocen. Además, son ricos en potasio y ácidos grasos insaturados, si bien su proporción de LA:ALA no es la más idónea, con 15:1. Encontrará información sobre cómo evitar que los aguacates se pongan marrones en el apartado de «Consejos».

Consejos

Alga nori y yodo: buena parte de las algas nori provienen de cultivos especialmente diseñados para tal fin en Japón y Corea. Las algas deben consumirse con moderación, ya que son muy ricas en yodo. El yodo es un oligoelemento esencial necesario para la producción de ciertas hormonas de las tiroides. Una deficiencia tiene consecuencias en la función tiroidea y un consumo excesivo puede saturar la tiroides y ser perjudicial para la salud. El porcentaje de yodo de las algas depende en gran medida de la variedad, del momento de su recolección, del lugar en el que hayan crecido y de la manera en que se hayan procesado. Encontrará más información al respecto en el artículo dedicado al ingrediente yodo.

Retrasar el pardeamiento del aguacate y del apio: al cortar el aguacate y el apionabo, las paredes celulares que separan los componentes que favorecen la oxidación se rompen. Esto hace que los alimentos se pongan marrones. Rociarles jugo de limón o de lima por encima puede ayudarnos a retrasar este proceso y, además, su sabor combina de maravilla con el plato.

Almacenar los aguacates: los aguacates se recogen cuando aún no están maduros. Para que lo hagan, lo recomendable es guardarlos cerca de manzanas (o en una misma bolsa de papel) a temperatura ambiente. Esto se debe a que las manzanas desprenden etileno, que favorece la maduración.

Salsa de soja para mojar: como salsa para mojar, puede emplear nama shoyu. En comparación con otras salsas de soja, esta no está pasteurizada, pues no se calienta al final del proceso de maduración, sino que únicamente se filtra. Por este motivo es tan apreciada en la cocina crudista. Nosotros no consideramos que la salsa de soja sea un alimento crudo, ya que la soja se calienta al inicio del proceso de elaboración para eliminar la fasina, una glucoproteína tóxica para los seres humanos.

Puede utilizar más jengibre. Póngalo previamente en remojo en zumo de naranja y conseguirá una variante igual de deliciosa.

Preparación alternativa

Relleno: el sushi crudo se puede preparar de muchas maneras diferentes. Así, puede variar la receta según sus preferencias personales, la época del año o el lugar en el que se encuentre: utilice pepinos, tomates, pimiento, calabacín, etc.

Para sustituir el arroz: también puede preparar el «arroz» con coliflor. Asimismo, puede incorporar cualquier hierba aromática que le guste.

Wasabi: en lugar de un sucedáneo de wasabi, otra opción es emplear wasabi industrial.

Encontrará otra receta de sushi crudo en el siguiente enlace: sushi crudo con relleno de apio y pipas de girasol

Encontrar recetas