Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Curry indio de hojas de moringa con moong dal y comino

Este curry de hojas de moringa con moong dal y comino destaca por sus ingredientes, especiales, pero muy saludables. Un toque picante le va de maravilla.

veganas cocinadas

45min    105min    intermedia  
  Agua 78,4 %  54/35/12  LA : ALA


Ingredientes (para personas, )

Para el curry de hojas de moringa
70 gMoong Dal (judías mungo partidas por la mitad)
¼ cdta.Cúrcuma molida, cruda (eco?) (0,75 g)
250 mlAgua potable (250 g)
280 gHojas de moringa, crudas
2 cdtas.Aceite de coco (9 g)
½ cdta.Semilla de mostaza, marrón (2 g)
1 ½ Chiles tabasco, rojos, crudos (eco?) (7,5 g)
½ cdta.Comino, semillas (1 g)
Para refinar y aromatizar
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra (0,1 g)
1 cda.Zumo de limón, crudo (7,3 g)

Utensilios de cocina

  • exprimidor de cítricos
  • sartén
  • cazuela
  • cocina (artefacto)
  • colador

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • remojo
  • prensar
  • escurrir (colar)
  • degustar
  • saltear

Preparación

  1. Antes de preparar el curry de hojas de moringa
    Cubrir el moong dal con agua y dejarlo reposar una o dos horas (o durante toda la noche). 

    El moong dal son las judías mungo peladas y partidas por la mitad. Se pueden encontrar en supermercados indios o, directamente, en Internet.

    No es necesario ponerlas en remojo, pero si se hace se reduce el tiempo de cocción y se digieren mejor.

  2. Para el curry de hojas de moringa
    Escurrir el agua del moong dal. Ponerlo en una olla con unos 250 mililitros de agua y cúrcuma. Cocer a fuego medio hasta que el moong dal esté blando, pero no se deshaga. 

    Si lo ha puesto en remojo, el tiempo de cocción del moong dal es de ocho minutos.

    La cantidad de agua está ajustada a los ingredientes que hemos indicado para seis comensales y debe adecuarse si el número varía.

  3. Escurrir el moong dal y reservar el agua restante de la cocción.

  4. Separar las hojas de moringa de los tallos (se pueden dejar los más finos), lavarlas y picarlas en trozos grandes.

    Una vez retire los tallos más gruesos a la cantidad inicial de 280 gramos (para seis comensales), le quedarán unos 150 gramos de hojas.

  5. Calentar aceite en una olla o en una sartén y agregar las semillas de mostaza. Cuando empiecen a saltar un poco, añadir el chile y el comino y saltearlo todo hasta que el aroma de las especias se haga perceptible. Después, agregar las hojas de moringa y la sal.

  6. Acompañar con unos 150 mililitros del agua de cocción del moong dal (o agua del grifo) y dejar que el guiso cueza hasta que las hojas de moringa estén cocidas.

    Tenga cuidado con la cantidad de agua para que el guiso no quede ni muy seco ni muy líquido. Los 150 mililitros de agua se han calculado para seis comensales.

    Las hojas de moringa no tardan nada en cocerse y tampoco quedan viscosas. 

  7. Para refinar y aromatizar
    Bajar el fuego y agregar el moong dal. Salpimentar y retirar del fuego. Rociar con jugo de limón fresco.

  8. Servir
    Servir como guarnición caliente de una receta india como pueden ser estos guisantes al curry de coco con semillas de mostaza y comino o este dal de manzana y lentejas con cúrcuma y comino.

Autor
Inke Weissenborn, Imagen de año 2017
Inke Weissenborn, Singapore
Gesunde und bewusste Ernährung mit dem Wohl der Tiere im Blick ist mir ein persönliches Anliegen. Als promovierte Tierärztin mit einem Hintergrund in Krebsforschung habe ich ein solides Verständnis der Ernährungsphysiologie. Meine langjährige Asienerfahrung hat mir einen tiefen Einblick in die verschiedenen kulturellen Hintergründe der Esskultur ermöglicht.  Gemeinsam mit meinem Mann und meinen zwei Kindern, lebe ich nun seit einem Jahr wieder in Singapur. Neben der Tätigkeit als Tierärztin arbeitete ich beim Wildlife Rescue Center Acres (Animal Concerns Research & Education Society) in Singapur. Seit 2015 arbeite ich für die "Stiftung Gesundheit und Ernährung Schweiz".  Ich hoffe durch meine Arbeit, einen Beitrag für gesundes Leben und einen verantwortungsvollen Umgang zwischen Menschen und Tieren zu leisten. 

... more

Observaciones sobre la receta

Este curry de hojas de moringa con moong dal y comino destaca por sus ingredientes, especiales, pero muy saludables. Un toque picante le va de maravilla.

Moringa: las hojas de la moringa (Moringa oleifera) se conocen por el mismo nombre. En la India, tanto las hojas como los frutos de la moringa (también conocidos como «baquetas») se utilizan en distintas recetas. En comparación con otras plantas, las hojas de la moringa contienen mucho calcio, beta carotenos, potasio y hierro, por lo que esta planta está considerada el vegetal más rico en nutrientes del mundo. Por este motivo, muchos países en desarrollo la utilizan para contrarrestar la desnutrición generalizada.

Moong dal: la denominación dal se utiliza para designar tanto a la legumbre seca y pelada como al plato que se prepara con ellas. El moong dal son las judías mungo peladas y partidas por la mitad, también conocidas como mung dal o mung daal, nombres que derivan del de la propia legumbre. La judía mungo, también conocida como poroto chino y que procede de la India, tiene un tamaño similar al de un guisante y forma ovalada. Cuenta con un porcentaje relativamente alto de proteínas que resulta muy valioso debido a que también es rica en lisina. Como está pelado, el moong dal absorbe muy bien el sabor de las especias.

Comino: aunque sus nombres sean similares en algunos idiomas (por ejemplo, en alemán), el comino y la alcaravea no están relacionados. Además, su sabor también es muy diferente. El uso de comino es habitual en las cocinas india, turca y griega.

Cúrcuma: la cúrcuma, que procede del sur de Asia y a la que también se conoce como polluelo o azafrán cimarrón, pertenece a la familia del jengibre. La cúrcuma fresca tiene un sabor resinoso y ligeramente a quemado y la seca, que se usa mucho en la India, es más suave y algo amarga. La cúrcuma se conserva en perfectas condiciones en la oscuridad, siempre que no sea durante demasiado tiempo, ya que pierde color y sabor.

Semillas de mostaza: los glucosinolatos que contienen las semillas de mostaza confieren a esta receta su sabor característico. Las semillas de mostaza marrón, que son algo más picantes y aromáticas que las de mostaza amarilla contienen, entre otros, el glucosinolato sinigrina. La mostaza amarilla, por su parte, contiene sinalbina. Ambos componentes estimulan el apetito y tienen efectos beneficiosos en el aparato digestivo.

Consejos

Adaptar la pungencia de forma sencilla: si el picante de las hojas de moringa le resulta demasiado fuerte, reduzca la cantidad de hojas o aumente la de moong dal.

Preparación alternativa

Omitir el tiempo de remojo: poner el moong dal en remojo no es obligatorio. Sin embargo, si omite este paso el tiempo de cocción aumenta en consecuencia.

Lentejas negras: en la India, este plato suele prepararse con urad split dal, unas lentejas partidas por la mitad que se fríen como especia junto con el chile. Sin embargo, su sabor apenas se aprecia, por lo que no hay problema si no se utilizan.

Recetas que combinan: este curry de hojas de moringa puede ser una guarnición caliente perfecta para platos indios como estos guisantes al curry de coco con semillas de mostaza y comino o este dal de manzana y lentejas con cúrcuma y comino.