Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Dal de manzana y lentejas con cúrcuma y comino

Este plato de lentejas, manzana, cúrcuma y comino, de origen indio, es barato y complejo al mismo tiempo.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

25min    35min    baja  
  Agua 85,7 %  74/24/02  LA : ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Para el dal de lentejas y manzana
2 cdas.Agua potable (12 g)
200 gCebollas, crudas
½ cdta.Sal marina (2,5 g)
1 cdta. molidaOrégano, seco (1,8 g)
1 cdta.Comino, semillas (2,1 g)
½ cdta.Canela, molida (1,3 g)
½ cdta. molidaSemilla de mostaza, amarilla (2,2 g)
½ cdta.Cúrcuma molida (1,5 g)
400 gLentejas rojas, cocidas
450 mlAgua potable (450 g)
1 Manzana, cruda, con piel (150 g)
2 cdas.Zumo de limón, crudo (15 g)

Utensilios de cocina

  • cocina (artefacto)
  • exprimidor de cítricos
  • mortero
  • cazuela

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • prensar
  • degustar

Preparación

  1. Para el dal de lentejas y manzana
    Poner una o dos cucharadas de agua en una olla a fuego medio-alto junto con la cebolla, la sal marina, el orégano, el comino, la canela, las semillas de mostaza (machadas en un mortero) y la cúrcuma, y mezclarlo todo bien. Tapar la olla y dejar que la mezcla cueza durante cuatro o cinco minutos.

    Vigile la decocción (líquido cocido y especiado) y agregue un poco más de agua si es necesario para que no se queme.

  2. Retirar la tapa y añadir las lentejas escurridas y el resto del agua. Subir la temperatura y llevar a ebullición. Bajar el fuego, cubrir la olla y dejar que cueza durante otros 15 minutos.

    En lugar de utilizar lentejas precocinadas, tiene la opción de usar lentejas secas y prepararlas usted mismo. Para ello, debe utilizar unos 170 gramos de lentejas y el doble de agua salada y dejar que cuezan entre siete y nueve minutos. Después, escúrralas.

    En la receta origina se emplean 900 mililitros de agua. Nosotros recomendamos utilizar la mitad y, si es necesario, añadir más.

  3. A elección propia, pelar la manzana o usarla con piel, partirla en cuartos, retirar el corazón y cortarla en trozos de más o menos un centímetro. Añadirla a las lentejas junto con el zumo de limón y dejar que cueza todo junto entre cinco y siete minutos más hasta que las manzanas estén tiernas, pero sin llegar a estar blandas.

  4. Para condimentar y servir
    Antes de servir el plato, puede condimentarlo con más sal marina, jugo de limón o copos de chile.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Este plato de lentejas, manzana, cúrcuma y comino, de origen indio, es barato y complejo al mismo tiempo.

Dal: el dal es un plato típico de la India cuyo ingrediente principal son las legumbres, sobre todo lentejas, a las que se les ha retirado la piel antes de cocerlas. Durante la cocción, las lentejas se deshacen y se obtiene una especie de puré. El dal suele condimentarse con comino, cebolla, chile y otras especias.

Lentejas rojas: debido a su elevado contenido proteico, las lentejas son una buena fuente de proteínas para los veganos. Los distintos tipos de lenteja, cuya forma habitual es plana y redondeada, se distinguen unos de otros por su tamaño y color. Las lentejas rojas provienen de la India y se conocen especialmente por ser el ingrediente principal de uno de los platos nacionales más reconocidos: el dal. Al estar peladas se cuecen muy rápido y se deshacen fácilmente, convirtiéndose en una especie de puré. No es necesario ponerlas en remojo previamente. Por otro lado, absorben mejor el sabor de las especias al no tener piel.

Comino: aunque sus nombres sean similares en algunos idiomas (por ejemplo, en alemán), el comino y la alcaravea no están relacionados. Además, su sabor también es muy diferente. El uso de comino es habitual en las cocinas india, turca y griega.

Cúrcuma: la cúrcuma, que procede del sur de Asia y a la que también se conoce como polluelo o azafrán cimarrón, pertenece a la familia del jengibre. La cúrcuma fresca tiene un sabor resinoso y ligeramente a quemado y la seca, que se usa mucho en la India, es más suave y algo amarga. La cúrcuma se conserva en perfectas condiciones en la oscuridad, siempre que no sea durante demasiado tiempo, ya que pierde color y sabor.

Sal: en la receta original se añade entre una cucharilla y cucharilla y cuarto de sal. Hemos decidido reducir la cantidad de sal, ya que el objetivo es añadir la menor cantidad posible sin que el plato pierda sabor. La necesidad de sal varía según los hábitos personales y es decisión del cocinero. Si desea saber más sobre este tema, le recomendamos que lea el libro «Sal, azúcar y grasas».

Consejos

Manzana: para este plato, lo ideal es utilizar una variedad de manzana que no sea muy dulce, pero será decisión del cocinero.

Pungencia: si prepara este plato para personas adultas, puede aumentar la pungencia añadiendo copos de chile.

Sugerencias de presentación: el plato resulta delicioso con arroz redondo, arroz basmati integral, quinua o mijo. Una vez frío, se pueden usar tortillas u hojas de col grandes para hacer rollitos. Si decide utilizar más agua en la preparación, obtendrá una sopa deliciosa, pero solo para dos comensales. Pese a que la receta original está pensada para cinco o seis personas, nosotros hemos decidido reducir el número de comensales a cuatro, ya que pensamos que de otra manera el plato habría quedado muy escaso.

Preparación alternativa

Consistencia: la cantidad de agua es decisiva en la consistencia final del plato, por lo que recomendamos añadir la mitad del agua que se indica y agregar más solo en caso de ser necesario. Si quiere que el plato tenga un sabor más afrutado, puede añadir una segunda manzana.

Especias: en la preparación clásica del dal se pueden incluir también semillas de cilantro, ajo y jengibre, que completan aún más el sabor característico de este plato.

Encontrar recetas