Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Guisantes al curry de coco con semillas de mostaza y comino

Estos guisantes al curry de coco deben su intenso y característico sabor oriental a tres ingredientes: hojas de curry, comino y semillas de mostaza negra.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

50min baja  
  Agua 83,4 %  55/19/26  LA : ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Para los guisantes al curry de coco
1 cdta.Aceite de cártamo (4,5 g)
1 cdta.Mostaza negra (5 g)
12 Hojas de curry (1,8 g)
115 gCebollas, rojas, crudas
3 dientesAjos, crudos (9 g)
½ cdta.Comino molido (1,5 g)
½ cdta.Pimienta de Cayena (0,9 g)
20 gPulpa de coco, cruda
200 gTomates, rojos, maduros, crudos
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
375 gGuisantes, verdes, crudos
120 mlAgua potable (120 g)
120 mlLeche de coco, en lata (115 g)

Utensilios de cocina

  • sartén
  • cocina (artefacto)
  • mortero

Tipo de preparación

  • cocer
  • asar
  • picar o moler
  • tostar
  • degustar
  • mondar
  • reducir (espesar)

Preparación

  1. Para los guisantes al curry de coco
    Calentar el aceite en una sartén a fuego medio. Poner las semillas de mostaza a tostar cuando el aceite esté caliente y esperar hasta que empiecen a romperse.

  2. Picar las hojas de curry, añadirlas y mezclarlas con cuidado. Pelar la cebolla y picarla muy fina. Incorporarla también a la sartén y remover para que quede bien mezclada. Dejar que se dore entre seis y ocho minutos.

  3. Pelar el ajo y picarlo muy bien. Moler el comino en un mortero y juntarlo con el ajo y la pimienta de Cayena. Dejar que se frían durante un minuto hasta que el ajo comience a desprender su aroma.

  4. Incorporar el pulpa de coco (coco rallado), los tomates cortados en daditos y la sal. Remover y dejar que se cocine todo a fuego lento entre seis y siete minutos (que ligue) hasta obtener una salsa espesa.

    Si ve que los tomates se están pegando, añada un chorrito de agua. Si los dados de tomate son desiguales y hay alguno demasiado grande, córtelo más pequeño.

  5. Incorporar los guisantes, el agua, la leche de coco y dejar que cueza todo junto a fuego lento durante diez minutos.

  6. Refinar el sabor y servir
    Condimentar con sal y especias. Dejar que cueza sin tapar entre ocho y diez minutos más hasta que adquiera la consistencia adecuada. ¡Servir caliente!

    Otra opción para refinar el sabor es añadir zumo de limón recién exprimido.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Estos guisantes al curry de coco deben su intenso y característico sabor oriental a tres ingredientes: hojas de curry, comino y semillas de mostaza negra.

Pulpa de coco: «En los platos del sur de la India es habitual que se utilicen cocos frescos. Los cocos se pueden adquirir en comercios indios o asiáticos, pero también en supermercados. El único inconveniente es que hay abrir el coco, extraer la pulpa y después, rallarla. En los comercios de comida india se puede comprar coco rallado congelado. En la mayoría de las recetas, el coco rallado fresco se puede sustituir por coco rallado seco, ya que una vez se cocina a fuego lento, queda igual de jugoso y suave». (Richa Hingle)

Hojas de curry: las hojas de curry se obtienen de los árboles del curry que crecen en Asia. Se utilizan sobre todo en la India y Sri Lanka para condimentar numerosos platos, a menudo vegetarianos. El aroma de las hojas de curry es fresco, algo afrutado e, incluso, ahumado. Dado que las hojas son muy finas, no hace falta retirarlas después de cocinar, ya que se pueden comer junto con el resto de ingredientes. Su sabor intenso y agradable hace que se suelan utilizar como condimento con chile y sal. Las hojas de curry se fríen en aceite caliente o ghee (mantequilla clarificada) en una sartén antes de añadir el resto de los ingredientes. En la ayurveda, el sistema de medicina tradicional de la India, las hojas de curry se utilizan para tratar enfermedades digestivas, estomacales, eccemas y diabetes. En diversos estudios con hojas de curry se ha registrado un descenso de los niveles de azúcar en sangre.

Comino: el comino y la alcaravea pertenecen a distintos géneros por lo que, aunque sus nombres sean similares en algunos idiomas (por ejemplo, en alemán) no están relacionados. Además, su sabor también es muy diferente. El comino se utiliza mucho en las cocinas india, turca y griega.

Mostaza negra: la mostaza negra se cultiva como planta medicinal y para su consumo como alimento. Las semillas maduras y secas, que son muy aromáticas, se utilizan sobre todo en la cocina india. Es habitual tostarlas un poco en guee (mantequilla clarificada) o aceite antes de utilizarlas. Durante el tostado, las semillas se rompen. Tan pronto las semillas comiencen a crujir, retire la sartén del fuego o coloque una tapa para evitar que salten y se salgan de la sartén. Las semillas de mostaza dan al plato un suave sabor picante muy diferente del sabor que aporta la mostaza. Las semillas de mostaza contienen aceites, tal y como sucede en todas las crucíferas. El porcentaje de aceite de la mostaza negra se encuentra en torno al 30 % y una parte importante son ácidos grasos insaturados. Si no se retira el aceite de las semillas, este tiene propiedades antioxidantes y ayuda a preservar el sabor de las mismas. Las semillas de mostaza tienen efectos beneficiosos para la digestión.

Consejos

Consejo de la autora: «Los guisantes al curry de coco se pueden servir solos, con dals dorados o con currys de verdura».

Preparación alternativa

Zumo de limón: una opción para refinar el sabor es añadir zumo de limón recién exprimido.

Cebolla y guisantes: si no tiene cebolla roja, puede utilizar cebolla amarilla en su lugar. Del mismo modo, puede sustituir los guisantes frescos por guisantes congelados.

Sal: en la receta original se indican tres cuartas partes de una cucharadita de sal para cuatro comensales. Nosotros hemos reducido la cantidad de forma deliberada, ya que nuestro objetivo es emplear la menor cantidad posible de sal sin que se pierda sabor. Sin embargo, la necesidad de sal varía en función de los hábitos de cada individuo, por lo que queda a su elección. Si desea saber más sobre este tema, el libro «Sal, azúcar y grasas» aporta muchos datos sobre el tema.

Encontrar recetas