Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Quinua negra con achicoria roja, hinojo y champiñones

La achicoria roja combina de maravilla con el hinojo y los champiñones y, aporta numerosos nutrientes muy valiosos, al igual que la quinua.
Comentarios

veganas cocinadas

30min    50min    baja  
  Agua 86,0 %  60/16/24  LA (4g) 20:1 (0.2g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Para la quinua
70 gQuinua, sin cocinar
140 mlAgua potable (140 g)
Para los champiñones
150 gChampiñones comunes, crudos
½ cda.Salsa de soja Genen Shoyu, baja en sal (8 g)
½ cda.Aceite de oliva (6,8 g)
Los demás ingredientes
1 Achicoria roja, cruda (267 g)
1 Hinojo (286 g)
2 cdas.Perejil, fresco (7,6 g)
2 cdas.Piñones crudos secos (14 g)
1 Limón, crudo, sin cáscara (58 g)
1 cda.Aceite de oliva (14 g)
½ cdta.Sal marina (2,5 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra (0,1 g)

Utensilios de cocina

  • cazuela
  • cocina (artefacto)
  • colador
  • exprimidor de cítricos

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • prensar
  • reposar

Preparación

  1. Para la quinua
    Colocar la quinua en un colador y enjuagarla con agua. Poner agua en una olla y llevarla a ebullición. Dejar que la quinua cueza durante 15 minutos a temperatura media. A continuación, retirar el agua sobrante.

    Matthew Kenney recomienda utilizar quinua negra.

  2. Para los champiñones
    Limpiar los champiñones y cortarlos en rodajas finas. Marinar los champiñones con salsa de soja y aceite de oliva, y dejar que reposen durante diez minutos.

    Los champiñones de la receta original son de la variedad portobello.

    A diferencia de la receta original, en la que emplean salsa de soja tamari sin gluten, nosotros utilizamos una variante baja en sal de la salsa de soja genen shoyu.

  3. Los demás ingredientes
    Limpiar la achicoria roja y el hinojo y cortarlos en rodajas finas. Picar el perejil muy fino y añadirlo también.

  4. Exprimir un limón y mezclar el zumo con aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida. Rociar la ensalada con el aliño.

  5. Servir
    Incorporar los ingredientes a la quinua cuando esta todavía esté caliente. Antes de servir, dejar que la comida repose durante unos diez minutos para que todos los ingredientes desprendan sus sabores.

    Esta receta está pensada para dos o cuatro comensales, dependiendo de si se va a tomar como plato principal o como guarnición.

Comentarios
Libro
Everyday Raw Detox - Mit über 95 Rohkotrezepten natürlich entgiften, von Matthew Kenney
Everyday Raw Detox
Narayana Verlag GmbH /Unimedica Verlag , Matthew Kenney
Recetas crudas 72 (1), Recetas cocinadas 18 (2)
más fotos (4)
Dónde comprarlo

Matthew Kenney presenta en su libro "Everyday Raw Detox" muchas recetas de alimentos crudos que ayudan a desintoxicar nuestro cuerpo.

Desafortunadamente, solo podemos presentar el interesante libro en alemán.Pero al menos también existe en inglés.

Matthew Kenney presenta en su libro "Everyday Raw Detox" muchas recetas de alimentos crudos que ayudan a desintoxicar nuestro cuerpo.

... more

Observaciones sobre la receta

La achicoria roja combina de maravilla con el hinojo y los champiñones y, aporta numerosos nutrientes muy valiosos, al igual que la quinua.

Quinua: la quinua procede de Sudamérica y es un pseudocereal, ya que pertenece a la subfamilia de las chenopodioideae. La cáscara de la quinua contiene saponinas, que son sustancias amargas que hacen que la quinua sin pelar no sea comestible. Es por ello que la quinua siempre se comercializa pelada. Hay diferentes variedades de quinua, que a su vez son de distintos colores. La quinua blanca se queda bastante blanda tras la cocción, mientras que la roja tiene un sabor algo picante y mantiene una consistencia más granulada. La quinua negra es la variedad que mejor conserva la forma. Se recomienda lavar bien la quinua antes de cocinarla para retirar cualquier resto de saponinas que pueda quedar. Este pseudocereal no contiene gluten y es más rico en proteínas, magnesio y hierro que los cereales que consumimos habitualmente. Además, contiene todos los aminoácidos esenciales, incluida la lisina.

Champiñones: el champiñón es el hongo más extendido. La carne de este hongo redondeado es blanca, firme y tiene un sabor suave. Los champiñones se pueden comer cocidos, fritos o, incluso, crudos en ensalada. Los champiñones portobello son menos sensibles a los golpes y tienen más sabor que los champiñones blancos. A diferencia de las setas, los champiñones se pueden encontrar en los comercios durante todo el año.

Hinojo: tanto el bulbo como las semillas del hinojo que se cultiva en la zona del mediterráneo y en Asia Menor se utilizan como ingrediente en platos crudos y cocidos. Al igual que el apio, el hinojo también pertenece a la familia de las apiaceae. Este bulbo, que puede ser más blanco o verdoso, tiene una estructura por capas similar a la de la cebolla y un intenso aroma que debe a sus aceites esenciales. Estos mismos aceites también son los responsables de sus efectos en la salud. El hinojo favorece la digestión, es antiinflamatorio y fortalece el estómago. La parte verde del bulbo, es decir, el tallo, puede utilizarse en lugar del eneldo.

Reducir la cantidad de sal y de aceite: por motivos de salud hemos reducido las cantidades de sal y de aceite a la mitad. Si desea saber más sobre este tema, eche un vistazo a nuestra reseña del libro Sal, azúcar y grasas de Michael Moss.

Consejos

Limpiar los champiñones: la mejor manera de limpiar los champiñones es con un pincel cuando están secos. Si parte de la suciedad se le resiste, utilice agua, pero no los deje en remojo, ya que los champiñones absorben el agua con mucha facilidad. Además, siempre deben conservarse a baja temperatura y protegerse de la humedad, ya que si no, se echan a perder muy rápido.

Preparación alternativa

Variedades de quinua: en lugar de quinua negra también puede utilizar quinua roja o blanca. Sin embargo, estas dos variedades de quinua no necesitan tanto tiempo de cocción.

Si tiene prisa: si se encuentra en un apuro, también puede utilizar quinua precocinada. En el caso de esta receta, deberá emplear 200 gramos para obtener dos o cuatro porciones (plato principal o guarnición).