Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Crema de oliaigua: sopa de verduras menorquina

Esta crema de la sopa de verduras menorquina oliaigua con una vinagreta de tomate es un entrante muy sabroso.

veganas cocinadas

40min    50min    intermedia  
  Agua 92,3 %  68/12/20  LA (0.8g) 7:1 (0.1g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Para la sopa de verduras
1 Cebolla, cruda (110 g)
2 dientesAjos, crudos (6 g)
2 Zanahorias, crudas (122 g)
1 Pimiento verde, crudo (144 g)
3 Tomates, rojos, maduros, crudos (369 g)
1 Puerro (89 g)
2 cdas.Aceite de oliva (27 g)
1 Calabacín, con piel, crudo (196 g)
½ cdta.Pimentón, dulce (1,2 g)
1 hojaLaurel (0,18 g)
1 ramaPerejil, fresco (30 g)
1 litroCaldo de verduras sin sal añadida (993 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra (0,1 g)
Para la guarnición
1 Tomate, rojo, maduro, crudo (123 g)
100 mlVinagre de vino tinto (101 g)

Utensilios de cocina

  • batidora manual o batidora de vaso
  • cazuela
  • sartén
  • cocina (artefacto)

Tipo de preparación

  • cocer
  • rehogar
  • degustar
  • hacer puré
  • rebajar
  • mondar
  • reducir (espesar)

Preparación

  1. Para la sopa de verduras
    Lavar las verduras (también los tomates que no utilizaremos para la guarnición) y cortarlas en trozos gruesos.

  2. Pelar la cebolla y los dientes de ajo y cortarlos en dados. Calentar el aceite de oliva en una olla, agregar la cebolla y el ajo, y dejar que se doren durante unos cinco minutos a fuego medio.

    Asegúrese de que la olla no se caliente demasiado, pues el ajo se quema fácilmente. El proceso de dorado es importante para que los alimentos suelten todo su sabor.

  3. Añadir el pimiento, las zanahorias, los tomates y el puerro y dejar que se dore todo junto durante otros cinco minutos.

  4. A continuación, agregar el calabacín, el pimentón, la hoja de laurel y el perejil. Rebajar todo con caldo de verduras y dejar que se cocine a fuego medio durante veinte minutos.

    En la receta original, el autor utiliza «pimentón dulce» de denominación de origen española, que se distingue de otros pimentones por su aroma ahumado.

    Cuando la sopa lleve unos diez minutos de cocción puede comenzar a preparar la guarnición si tiene espacio suficiente. De esta manera, la tendrá acabada poco después de que la sopa esté lista y ahorrará tiempo.

  5. Apartar la olla del fuego, retirar la hoja del laurel y triturar la verdura tierna con una batidora de vaso. Salpimentar la crema.

  6. Para la guarnición
    Poner el vinagre en una sartén y calentarlo. Dejar que reduzca durante unos minutos.

    Gonzalo Baró utiliza en su receta «vinagre de Jerez» en lugar de vinagre de vino tinto.

    El vinagre espesa directamente al calentarlo, aunque despide un penetrante olor durante la reducción, por lo que se recomienda abrir las ventanas o encender la campana extractora.

  7. Cortar en rodajas los tomates reservados para la guarnición y añadirlos a la sartén con el vinagre reducido. Dejar que se cocinen durante algunos minutos hasta que el vinagre se haya evaporado.

  8. Servir
    Verter la crema en tazones y decorar con las rodajas de tomate.

Observaciones sobre la receta

Esta crema de la sopa de verduras menorquina oliaigua con una vinagreta de tomate es un entrante muy sabroso.

Modificaciones: en la receta original el autor utiliza vinagre de Jerez en lugar de vinagre de vino tinto. Dado que se trata de un ingrediente bastante especial y probablemente sea difícil de adquirir según la zona en la que nos encontremos, hemos decidido reemplazarlo por vinagre de vino tinto, que es más común. Cuanto más suave sea el vinagre, mejor combinará con la sopa de verduras. Sin embargo, es preferible que utilice vinagre de Jerez en lugar del de vino tinto si lo tiene por casa.

Pimiento verde: al contrario que el chile, el pimiento no es picante, sino que tiene un sabor algo dulce y acre al mismo tiempo. El pimiento entero tiene la piel brillante, la carne firme y un aspecto crujiente. En general, los pimientos verdes son más baratos que las variedades maduras, como el pimiento naranja o el rojo, quecontienen menos clorofila. La clorofila es un pigmento verde que sirve principalmente para la obtención de energía durante la fotosíntesis, aunque va agotándose conforme la planta madura y es sustituida por los carotenoides que confieren los colores rojos y anaranjados a la planta.

Calabacín: el calabacín no debe almacenarse cerca de manzanas, tomates y otras frutas climatéricas. El gas etileno que estas expulsan durante su maduración hace que el calabacín lo haga más deprisa de lo normal y se eche a perder antes. No se deben consumir los calabacines que tengan un sabor amargo, pues ese sabor indica que el calabacín contiene sustancias tóxicas que pueden afectar al estómago y la flora intestinal. Si los cultiva usted mismo, debe vigilar que los niveles de sustancias amargas tóxicas no se deban a un retrocruzamiento con otras semillas o a un cruce con otras plantas del género Cucurbita que sean más ricas en estas sustancias.

Consejos

Tipos de pimentón y disponibilidad: en España se producen distintos tipos de pimentón: dulce, agridulce y picante. En esta receta, Gonzalo Baró utiliza pimentón dulce. Aunque el pimentón se produzca en distintos países, los resultados no se pueden comparar, ya que el pimentón que se elabora en España se realiza con pimientos ahumados, que es lo que hace que resulte una especia completamente diferente. Puede encontrarlo en ultramarinos, grandes superficies e internet.

Reducir la cantidad de sal: el contenido en sal del plato se debe al caldo de verduras. Si desea utilizar su propio caldo de verduras vegano concentrado (con una concentrado de unos 400-600 mililitros y agua) este plato puede prepararse con muy poca sal. Asimismo, si considera que la sal del caldo es suficiente, no tiene por qué añadir sal en otros pasos de la elaboración.

Preparación alternativa

Utilizar otras verduras: resulta evidente que en una sopa de verduras se puede utilizar casi cualquier vegetal que haya por casa. Sin embargo, este plato menorquín utiliza una composición de verduras concreta que van perfectas con el pimentón dulce.
Tanto el hinojo como las berenjenas deberían combinar bien con esta receta. Además, si le apetece que el plato sea más picante, también puede darle un toque añadiendo uno o dos chiles.