Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Ensalada crudivegana con aliño de aguacate y limón

Esta ensalada crudivegana con aliño de aguacate y limón es refrescante, deliciosa y muy rica en fibra.
Comentarios

crudiveganas

25min baja  
  Agua 85,3 %  59/14/27  LA (4.1g) 26:1 (0.2g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Para la ensalada crudivegana
4 Zanahorias, crudas (244 g)
½ Colirrábano, crudo (176 g)
3 Puerros (267 g)
½ Lechuga iceberg, cruda (270 g)
2 Tomates, rojos, maduros, crudos (246 g)
4 Rabanitos, crudos (18 g)
1 Pimiento amarillo, crudo (157 g)
1 Pimiento, rojo, crudo (164 g)
Para el aliño de aguacate y limón
1 Aguacate crudo (201 g)
2 cdas.Zumo de limón, crudo (15 g)
1 cdta.Aguamiel (6,9 g)
½ cdta.Pimentón (1,2 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra (0,1 g)
Para decorar
½ tazaPipa de girasol, seca (70 g)

Utensilios de cocina

  • batidora manual o batidora de vaso
  • pelador

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • mezclar
  • pelar

Preparación

  1. Para la ensalada crudivegana
    Pelar las zanahorias con un pelador y el colirrábano con un cuchillo.

    Si no se siente muy seguro con el cuchillo, utilice también el pelador.

  2. Lavar bien el apio, la lechuga iceberg, los tomates, los rábanos y los pimientos.

  3. Cortar todas las verduras al tamaño deseado y colocarlas en una fuente grande.

    Recomendamos cortar los puerros lo más fino posible para que el sabor de la ensalada resulte más agradable.

  4. Para el aliño de aguacate y limón
    Tomar un aguacate y realizarle un corte transversal. Retirar el hueso y colocar la pulpa en un recipiente junto con el zumo de limón, el aguamiel, el pimentón, la sal y la pimienta. Triturar la mezcla con una batidora hasta conseguir una pasta líquida.

  5. Verter el aliño resultante sobre la ensalada y remover para que quede todo bien mezclado.

  6. Decorar y servir
    Servir la «ensalada crudivegana con aliño de aguacate y limón» en platos llanos y decorar con semillas de girasol.

Comentarios
Autor
Melanie Scherer, Imagen de año 2015
Melanie Scherer, Suiza
Ich bin PH-Studentin und arbeite nebenbei für die Stiftung G+E. Einmal in der Woche mache ich Pilates.
Observaciones sobre la receta

Esta ensalada crudivegana con aliño de aguacate y limón es refrescante, deliciosa y muy rica en fibra.

Aguamiel: el aguamiel, también conocido como sirope de agave, es un edulcorante que se obtiene del agave: es espeso y tiene un sabor neutro. Es más dulce que la miel y se disuelve bien tanto en sustancias frías como en calientes. El aguamiel es, básicamente, fructosa y glucosa (aunque el primero predomina), por lo que tiene un índice glucémico muy bajo en comparación con otros edulcorantes. Sin embargo, no conviene olvidar que el alto porcentaje de fructosa puede tener efectos negativos. Si desea saber más al respecto, visite nuestra página sobre el ingrediente. La mejor manera de conservar el aguamiel es hacerlo a una temperatura que no supere los 14 °C y una humedad en el ambiente inferior al 65 %.

Fibra: esta ensalada crudivegana no resulta pesada al estómago y tampoco aporta demasiadas calorías, pero es rica en fibra, que favorece el proceso digestivo. La fibra se encuentra sobre todo en los alimentos de origen vegetal y, debido a su composición, el cuerpo humano no la puede digerir. La fibra no solo aumenta el tamaño de los platos, sino también la sensación de saciedad, aunque esto no influye en la energía que aporta. Asimismo, la fibra también se encarga de que la absorción de hidratos de carbono en los intestinos sea más lenta, lo que tiene efectos positivos en los niveles de azúcar en sangre. Puesto que la fibra de ciertos alimentos absorbe mucha agua (como es el caso de las cáscaras de psyllium, por ejemplo), se recomienda beber suficientes líquidos para evitar el estreñimiento.

Colirrábano: el colirrábano es una de las muchas variedades de repollo que se cultivan. Podemos distinguir dos tipos, que se diferencian sobre todo por el color y la temporada de recogida: el colirrábano verde y el colirrábano morado. La carne de ambos vegetales es de color verdoso y no se aprecian grandes diferencias en el sabor. Ambos tipos tienen un sabor dulce muy suave que deben a los ácidos málico y cítrico, que resultan dominantes. A la hora de comprar el vegetal, es importante fijarse en que el tubérculo no tenga grietas. El colirrábano se conserva en perfectas condiciones durante una semana en el cajón de las verduras de la nevera.

Pimentón: el pimentón puede tener distintos grados de pungencia. En España distinguimos tres tipos: el dulce, el picante y el agridulce. Sin embargo, esta clasificación varía en función de los países y de las variedades disponibles. Normalmente, el grado de pungencia suele corresponderse a lo vivo que sea el color de este polvo rojo.

Consejos

Aprovechar las hojas del colirrábano: si el colirrábano que emplea es ecológico, no tire las hojas, ya que las puede preparar como verdura (tal y como haría con las espinacas) y contienen prácticamente el doble de vitamina C que el tubérculo y casi cien veces más de caroteno.

Utilizar las partes más oscuras del puerro: muchas personas se abstienen de utilizar las partes oscuras del puerro, ya que son más duras y tienen un sabor más amargo que el resto del puerro. Sin embargo, si estamos empleando puerros ecológicos, lo normal es aprovechar el puerro entero. Si no le gustan estas partes crudas, puede comerlas rehogadas o hacer una sopa con ellas.

Preparación alternativa

Aguacate: si el aguacate está muy blando, puede triturarlo y mezclarlo con el resto de los ingredientes del aliño con la ayuda de un tenedor y sin necesidad de utilizar la batidora. Además, de esta forma también puede darle una textura más gruesa y menos homogénea al aliño.

Tipos de lechuga: si el sabor de la lechuga iceberg no acaba de convencerle, puede emplear otros tipos de lechuga como la francesa o las endivias. Si se inclina por estas últimas, aumente la cantidad de aguamiel para contrarrestar el sabor amargo de las mismas.

Frutos secos: puede añadir más frutos secos si le gustan. Dos buenas opciones son las nueces de Brasil o las de macadamia.