Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Saludable y aromática ensalada tailandesa de pomelo y nueces

Esta variante más saludable de la ensalada tailandesa aromática de pomelo, granada, hierbas aromáticas y salsa Miang Kham se sirve en hojas de endivia.

veganas cocinadas

25min    45min    baja  
  Agua 51,8 %  63/12/25  LA (4.9g) 4:1 (1.2g) ALA
Haga clic para la receta original del libro
( Motivación...)


Ingredientes (para personas, )

Salsa Miang Kham (para ingredientes, véase «preparación»)
3 cdas.Salsa Miang Kham (receta separada) (42 g)
Para la ensalada tailandesa
1 ramaCebolleta / cebolla de verdeo (65 g)
3 Chalotas, crudas (60 g)
50 gNueces comunes, sin cáscara, crudas
1 pequeñoPomelo (pamplemusa o pampelmusa x toronja) (450 g)
1 Granada, cruda (282 g)
½ ramaHojas de cilantro crudas (10 g)
½ ramaHierbabuena, fresca (10 g)
½ Chile tabasco, rojo, crudo (eco?) (2,5 g)
1 Lima, cruda (67 g)
Para servir
2 Endivias crudas (240 g)

Utensilios de cocina

  • cocina (artefacto)
  • mortero
  • exprimidor de cítricos
  • colador
  • pelador
  • cazuela

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • prensar
  • tostar
  • derretir
  • hervir
  • pelar
  • tamizar
  • reducir (espesar)
  • cocción a fuego lento

Preparación

  1. Para la salsa Miang Kham
    Para preparar 260-280 gramos de salsa Miang Kham necesitará los siguientes ingredientes: dos hojas de combava, un tallo de hierba limón, medio chile, una chalota y media, medio diente de ajo, 20 gramos de galanga, 40 gramos de azúcar de palma, 100 mililitros de agua del grifo, 30 gramos de coco rallado y una cucharada de salsa de soja baja en sal (genen shoyu).

    Preparación: Machacar tanto como sea posible todos los ingredientes, incluidos el azúcar, el agua, el coco y la salsa de soja en un mortero. Disolver el azúcar de palma en una olla.

    Pelar la galanga antes de utilizarla. Si tiene a mano, emplee chalotas tailandesas.

    Hemos reducido de forma deliberada las cantidades de azúcar de palma y de salsa de soja.
    Encontrará los motivos del cambio (símbolo de la manzana) y un enlace a la receta original justo debajo de la imagen de la receta.

  2. Introducir todos los ingredientes machacados en la solución de azúcar y llevar a ebullición. Bajar la temperatura y cocer a fuego lento durante 15-20 minutos hasta que la mezcla haya espesado ligeramente. Retirar la olla del fuego y dejar que se enfríe. 

    Entre tanto, puede empezar a preparar la ensalada (paso quinto).

  3. En una olla sin aceite, saltear el coco rallado a fuego lento durante dos o tres minutos, hasta que adquiera un color ligeramente marrón. No deje de remover. Retirar del fuego y reservar.

  4. En cuanto la salsa se haya enfriado, pasarla por un colador para obtener solo el líquido (el resto se deshecha). Agregar el coco tostado y la salsa de soja. Reservar.
    Continuar con la ensalada.

  5. Para la ensalada tailandesa
    Cortar la cebolleta en tiras estrechas. Picar las chalotas muy fino. Triturar las nueces. Pelar el pomelo, retirar la piel dura, extraer la pulpa y cortar esta en trozos pequeños. Abrir la granada y sacar las semillas. Picar el cilantro y la menta en trozos grandes. Retirar las semillas del chile y picarlo muy fino. Exprimir el jugo de lima y extraer la pulpa.

    Utilice chalotas tailandesas si las tiene a mano.
    Como alternativa al pomelo, también puede emplear toronja blanca.

    En la receta original se indican cacahuetes en lugar de nueces.

  6. Mezclar todos los ingredientes de la ensalada excepto el jugo de lima, la pulpa de lima y las hojas de endivia en un cuenco grande. Para cuatro raciones necesitará tres cucharadas de salsa Miang Kham.
    A continuación, agregar el zumo y la pulpa de lima y remover la ensalada para que quede todo bien mezclado. 

  7. Servir
    Utilizar las hojas de endivia como recipiente y rellenarlas de ensalada. Otra opción es servir directamente la ensalada en un plato pequeño. 

Observaciones sobre la receta

Esta variante saludable de la ensalada tailandesa aromática de pomelo, granada, hierbas aromáticas y salsa Miang Kham se sirve en hojas de endivia.

Nuevo perfil nutricional: si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas, una ración de esta receta cubre casi tres cuartas partes de las necesidades diarias de vitamina K. Asimismo, aporta casi la mitad de las de folato y manganeso. El ácido linoleico (LA) y el ácido alfa-linolénico (ALA) se encuentran dentro de la proporción máxima recomendada de 5:1. Encontrará más información en: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Miang Kham es una receta tradicional de Tailandia y Laos. Literalmente la podríamos traducir como «bocados enrollados en hojas». Las hojas rellenas suelen llevar, entre otros ingredientes, chalotas, chile, ajo y coco tostado.

Hierba limón: la hierba limón o citronela, recuerda por su aspecto a la paja y tiene un sabor cítrico que se aprecia mejor cuando está fresca. Los responsables de su intenso aroma son los aceites esenciales que contiene. Por ello, es habitual golpear los tallos antes de utilizarlos para que los aceites se disuelvan mejor.

Galanga: la galanga mayor (Alpinia officinarum) es una planta que pertenece a la familia de las Zingiberaceae. Se utiliza como condimento y como planta medicinal. En cocina se emplea sobre todo el rizoma fresco para aromatizar platos y bebidas, aunque triturada o molida forma parte de distintas mezclas de especias.

Hojas de combava: la combava, también conocida como lima kaffir, pertenece al género citrus y es nativa de Asia. Las hojas frescas o congeladas se utilizan para aromatizar distintas recetas. Es preferible utilizarlas frescas. La variante deshidratada aporta bastante menos aroma. Las hojas, bien cortadas, enteras o trituradas, son muy correosas, aunque, si están picadas, pueden consumirse después de la cocción.

Pomelo: aunque en español utilicemos la palabra pomelo como nombre común de tres frutos distintos, en realidad pomelo solo es el cruce entre la toronja y la pamplemusa. En realidad, el pomelo es únicamente el fruto que se obtiene del cruce entre la toronja y la pamplemusa. Por su taxonomía pertenece a la pamplemusa, pero se distingue de esta en el sabor.

Granada: la granada es un fruto rico en vitamina C, hierro y fenoles. Diversos estudios respaldan que se trata de un vegetal con propiedades muy beneficiosas para la salud.

Consejos

Salsa Miang Kham: encontrará la receta para preparar salsa Miang Kham, así como información nutricional sobre sus ingredientes principales en el siguiente enlace: salsa Miang Kham con galanga y aroma de coco.

Reducir el sabor amargo de la endivia: si no quiere que la endivia sea muy amarga, observe en el momento de la compra que esta sea de color claro y no tenga ningún atisbo de color verdoso. También puede cortar una parte del tallo en forma de cuña, ya que es donde se encuentran las concentraciones más altas de las dos sustancias amargas principales, la lactupicrina y la lactucina. Estas dos lactonas sesquiterpénicas también se encuentran en otras plantas del género Lactuca. Sin embargo, las sustancias amargas mejoran el apetito y tienen propiedades digestivas que estimulan la producción de jugos estomacales y biliares.

Reducir la cantidad de sal con la salsa de soja adecuada:
a diferencia de la salsa de soja tamari, la nama shoyu (nama: sin pasteurizar) contiene trigo o arroz, además de semillas de soja, agua y sal marina. Eso hace que tenga un sabor más suave. La «genen shoyu» es una variante de la salsa de soja que puede contener hasta un 50 % menos de sal que la salsa shoyu normal, lo que nos permite beneficiarnos de sus aromas sin tener que preocuparnos porque la cantidad de sal esté dañando nuestro organismo. Sin embargo, a diferencia de la salsa de soja shoyu tradicional, esta puede estar pasteurizada.

Congelar ingredientes poco habituales: tanto la hierba limón como las hojas de combava se pueden congelar. Así es fácil tenerlas a mano cuando sea necesario.

Preparación alternativa

Chalotas tailandesas salteadas: la autora recomienda utilizar de forma adicional chalotas tailandesas crujientes (disponibles en comercios asiáticos) o chalotas normales crujientes (véase la receta de la página 48 del mismo libro).