Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Salsa Miang Kham con galanga y aroma de coco

La aromática salsa Miang Kham con galanga y aroma de coco es el acompañamiento perfecto de unas hojas rellenas.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

15min    35min    baja  
  Agua 65,7 %  70/07/23  LA : ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes

Utensilios de cocina

  • mortero
  • colador
  • cocina (artefacto)
  • cazuela

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • derretir
  • hervir
  • tamizar
  • reducir (espesar)
  • cocción a fuego lento

Preparación

  1. Para la salsa Miang Kham
    Machacar tanto como sea posible todos los ingredientes, incluidos el azúcar, el agua, el coco y la salsa de soja en un mortero. Disolver el azúcar de palma en una olla.

    Pelar la galanga antes de utilizarla. Si las tiene a mano, emplee chalotas tailandesas.

  2. Introducir todos los ingredientes machacados en la solución de azúcar y llevar a ebullición. Bajar la temperatura y cocer a fuego lento durante 15-20 minutos hasta que la mezcla haya espesado ligeramente. Retirar la olla del fuego y dejar que se enfríe.

  3. En una olla sin aceite, saltear el coco rallado a fuego lento durante dos o tres minutos, hasta que adquiera un color ligeramente marrón. No deje de remover. Retirar del fuego y reservar.

  4. En cuanto la salsa se haya enfriado, pasarla por un colador para obtener solo el líquido (el resto se deshecha). Agregar el coco tostado y la salsa de soja. Reservar.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

La aromática salsa Miang Kham con galanga y aroma de coco es el acompañamiento perfecto de unas hojas rellenas.

Perfil nutricional: Si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas (GDA, en inglés), una ración de esta receta cubre aproximadamente el 20 % de las necesidades diarias medias de manganeso. Asimismo, también aporta casi el 10 % de las de hierro, potasio y cobre. Las cantidades de ácido linoléico (LA) y ácido alfa-linolénico (ALA) son insignificantes. Encontrará más información útil en el siguiente enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Miang Kham es una receta tradicional de Tailandia y Laos. Literalmente la podríamos traducir como «bocados enrollados en hojas». Las hojas rellenas suelen llevar, entre otros ingredientes, chalotas, chile, ajo y coco tostado.

Hierba limón: la hierba limón, también conocida como citronela, recuerda por su aspecto a la paja y tiene un sabor cítrico que se aprecia mejor cuanto más fresca esté. Los responsables de su intenso aroma son los aceites esenciales que contiene. Por ello, es habitual golpear los tallos antes de utilizarlos para que los aceites se disuelvan mejor.

Combava: la combava, también conocida como lima kaffir o lima kafir, pertenece al género citrus y es nativa de Asia. Las hojas frescas o congeladas se utilizan para aromatizar distintas recetas. Es preferible utilizarlas frescas. La variante deshidratada aporta bastante menos aroma. Las hojas, bien cortadas, enteras o trituradas, son muy correosas, aunque si se apocan muy finas se pueden consumir después de cocerlas.Las hojas, bien cortadas, enteras o trituradas, son muy correosas, aunque, si están "picadas", pueden consumirse después de la cocción.

Galanga: La galanga mayor (Alpinia officinarum) es una planta que pertenece a la familia de las Zingiberaceae. Se utiliza como condimento y como planta medicinal. En cocina se emplea el rizoma fresco para aromatizar platos y bebidas. Cuando está molido suele formar parte de mezclas de especias.

Consejos

Reducir la cantidad de sal con la salsa de soja adecuada: a diferencia de la salsa de soja tamari, la nama shoyu (nama: sin pasteurizar) contiene trigo o arroz, además de semillas de soja, agua y sal marina. Eso hace que tenga un sabor más suave. La «genen shoyu» es una variante de la salsa de soja que puede contener hasta un 50 % menos de sal que la salsa shoyu normal, lo que nos permite beneficiarnos de sus aromas sin tener que preocuparnos porque la cantidad de sal esté dañando nuestro organismo. Sin embargo, a diferencia de la salsa de soja Shoyu tradicional, esta puede estar pasteurizada.

Congelar ingredientes poco habituales: tanto la hierba limón como las hojas de combava se pueden congelar. Así es fácil tenerlas a mano siempre que se necesiten.

Encontrar recetas