Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Estofado de alubias con acelgas

Este estofado de alubias con acelgas es, por sus ingredientes, no solo un plato fresco, sino también muy contundente.
Comentarios

veganas cocinadas

40min    9h    intermedia  
  Agua 68,6 %  64/23/13  LA (1.5g) 5:1 (0.3g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Para la base de las alubias
400 gAlubias blancas, maduras, crudas
1 Cebolla, cruda (110 g)
2 dientesAjos, crudos (6 g)
4 cdas.Aceite de oliva (54 g)
1 cdta.Comino molido (3 g)
1 cdta.Pimentón de la Vera (2,3 g)
1 cdta.Romero, seco (romero común) (1,2 g)
2 hojasLaurel (0,36 g)
¼ cdta.Pimienta de Cayena (0,45 g)
400 gTomates troceados, en conserva
80 gAcelgas, crudas
500 mlCaldo de verduras, con poca sal (496 g)
Para sazonar
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)

Utensilios de cocina

  • cazuela
  • cocina (artefacto)

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • remojo
  • rehogar
  • dorar
  • degustar
  • hervir
  • saltear
  • mondar

Preparación

  1. Para la base de las alubias
    Para empezar, dejar las alubias en remojo en abundante agua fría durante toda la noche. Antes de ponerlas a cocer, escurrirlas y enjuagarlas un poco.

    El tiempo que lleven almacenadas desde su recolección y el modo de conservación son los dos factores determinantes para saber cuánto tiempo de cocción necesitan las legumbres. Si las condiciones de almacenamiento no han sido adecuadas, se han expuesto al sol y al calor o llevan demasiados meses almacenadas, las alubias están más secas y el tiempo de cocción se puede alargar hasta cuatro horas. Es posible que algunas legumbres que han pasado demasiado tiempo almacenadas desde su recolección no lleguen a reblandecerse. Por lo tanto, tenga muy en cuenta la fecha de caducidad.

  2. Pelar la cebolla y el ajo, y picarlos muy finos.

  3. Calentar la mitad del aceite de oliva en una olla y añadir la mitad del ajo y la mitad de la cebolla. Dejar que se pochen hasta que queden transparentes.

  4. Escurrir las alubias y añadirlas también a la olla. Cubrirlas con agua y llevarlas a ebullición. A continuación, dejar que cuezan a fuego lento durante unos 25 minutos.

    ¡La sal aumenta el tiempo de cocción de las alubias, así que no la añada todavía!

  5. Calentar el resto del aceite de oliva en una segunda olla. Agregar la cebolla que queda y dejar que se poche hasta que quede transparente.

  6. A continuación, añadir el resto del ajo y saltear durante algunos minutos más.

  7. Incorporar el comino molido, el pimentón, el romero, las hojas de laurel y la pimienta de Cayena, removerlo todo y agregar los tomates triturados. Llevar a ebullición y, una vez rompa a hervir, bajar el fuego y dejar que cueza a fuego lento durante cinco minutos.

  8. Mientras tanto, lavar las acelgas y cortarlas en trozos que se puedan comer de un solo bocado. Incorporar el tomate a las alubias cocidas, añadir el caldo de verduras y mezclarlo todo bien.

  9. Dejar cocer durante 20 minutos o más, hasta que las alubias estén tiernas.

    Si utiliza alubias que han estado demasiado tiempo almacenadas desde su recolección, póngalas a cocer primero por separado para no tenerlas al fuego demasiado durante este segundo paso, ya que las acelgas acabarían pasándose de cocción y deshaciéndose.

  10. Para sazonar
    Añadir sal y otros condimentos si es necesario. Servir el Estofado de alubias con acelgas cuando todavía esté caliente y disfrutar.

Comentarios
Observaciones sobre la receta

Este estofado de alubias con acelgas es, por sus ingredientes, no solo un plato fresco, sino también muy contundente.

Alubias: las alubias se pueden comprar tanto secas como en conserva. Nosotros recomendamos adquirir alubias secas y cocinarlas en casa, ya que tienen mejor sabor y consistencia. Además, las que vienen en lata a menudo contienen aditivios innecesarios y son menos nutritivas. ¡Tenga en cuenta el tiempo que hay que ponerlas en remojo!

Ácido oxálico de la acelga: las acelgas son uno de los alimentos que más ácido oxálico contienen. Este ácido puede provocar enfermedades renales, por lo que las personas que tengan tendencia a la formación de cálculos renales (o insuficiencias renales) deben consumir poca cantidad de este tipo de alimentos.

El comino y la alcaravea: el comino y la alcaravea pertenecen a distintos géneros por lo que, aunque sus nombres sean similares en algunos idiomas (por ejemplo, en alemán) no están relacionados. Además, su sabor también es muy diferente. La alcaravea es muy suave y se puede combinar fácilmente con otras especias. El comino, sin embargo, tiene un sabor intenso e inconfundible. Su aroma fresco y algo ácido no combina bien con todas las especias.

Consejos

Pungencia del pimentón: el Pimentón de la Vera se puede encontrar con tres grados de pungencia distintos: el dulce, el picante y el agridulce. El agridulce se elabora mezclando los dos primeros. Así pues, puede añadir la cantidad de pimentón que usted considere en función de la pungencia que desee para cada plato.

Reducir la sal de manera sencilla: el alto contenido de sal se debe al caldo de verduras. Si desea elaborar su propio caldo o utilizar caldo de verduras concentrado (entre 200 y 300 mililitros de concentrado y agua), puede hacer que este plato sea bajo en sal. Además, si considera que la sal del caldo es suficiente, no tiene por qué añadir más sal al resto de la receta.

Preparación alternativa

Las patatas como acompañamiento: si no quiere servir el guiso con pan puede añadir, además de los ingredientes que se han mencionado, patatas cortadas en dados o patatas dulces. En tal caso, debe ajustar la cantidad de agua y sal de forma proporcionada.

Espinacas en lugar de acelgas: puede utilizar espinacas en lugar de acelgas. Pese a ser similares en apariencia, hay diferencias sutiles en cuanto a su sabor. Asimismo, hay que tener en cuenta los tiempos de cocción, ya que son diferentes (la espinaca necesita más o menos la mitad que la acelga).

Más rápido: alubias en lata. Si desea utilizar alubias en conserva para ahorrar tiempo, por ejemplo, es preferible que utilice productos ecológicos, ya que no llevan aditivos artificiales y suelen prepararse sin sal. Con este tipo de productos precocinados no hace falta dejar las alubias en remojo.

Limón y yogur: a la hora de servir el plato puede añadir limón cortado en cuartos y añadirle unas gotitas de zumo, ya que este cítrico combina muy bien con el plato y le da un toque fresco. Otra opción deliciosa es añadir yogur vegano.