Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Saludables berenjenas rellenas de nueces y granada

Estas saludables berenjenas rellenas de nueces y granada son un plato afrutado y elegante, típico de la gastronomía iraní.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

80min intermedia  
  Agua 80,1 %  52/13/35  LA (19.9g) 4:1 (4.8g) ALA
Haga clic para la receta original del libro
( Motivación...)


Ingredientes (para personas, )

Para la base de berenjenas
920 gBerenjenas, crudas
Para el relleno de nueces y granada
2 Cebollas, crudas (220 g)
2 cdtas.Aceite de canola, prensado en frío?, ecológico? (9 g)
1 dienteAjo, crudo (3 g)
200 gNueces comunes, sin cáscara, crudas
100 gArroz integral
3 cdas.Melaza de granada (45 g)
500 mlAgua potable (500 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra (0,1 g)
100 gGranadas, crudas
Para la preparación
1 Limón, crudo, sin cáscara (58 g)
1 cda.Perejil, fresco (3,8 g)

Utensilios de cocina

  • exprimidor de cítricos
  • sartén
  • cazuela
  • cocina (artefacto)

Tipo de preparación

  • cocer
  • prensar
  • degustar
  • conservar
  • saltear

Preparación

  1. Para la base de berenjenas
    Partir las berenjenas por la mitad, sumergirlas en abundante agua salada y dejar reposar al menos media hora.

    Las berenjenas se cuecen más rápido si se sumerjen en agua antes. Durante el tiempo que están en agua, puede ir preparando los demás ingredientes.

  2. Para el relleno de nueces y granada
    Pochar la cebolla en una sartén con un poco de aceite y agregar el ajo.

    En la receta original, la autora utiliza aceite de oliva en lugar de aceite de canola. 
    Encontrará los motivos del cambio (símbolo de la manzana) y un enlace a la receta original justo debajo de la imagen de la receta.

  3. Picar las nueces en trozos muy pequeños.

    Las nueces partidas se pueden moler con el molinillo de café, con cualquier otro electródoméstico de molienda. Las nueces se pueden enfriar en el frigorífico o incluso en el congelador. Los trozos más gruesos se pueden tamizar con un colador y seleccionar para volver a molerlos.

  4. Añadir las nueces picadas en trozos pequeño a una olla con agua junto con el arroz y el sirope de granada y llevar poco a poco a ebullición.

    Reservar parte de las nueces para añadirlas en el momento de servir. En la receta original, la autora no utiliza arroz integral. Nosotros hemos decidido emplearlo. Además, hemos usado 200 gramos de nueces en lugar de 300 para reducir el porcentaje de grasas de la receta.

  5. Salpimentar y dejar que cueza a fuego lento durante 30-45 minutos sin parar de remover.

    En caso de ser necesario, agregar otros 100 mililitros de agua. El relleno no debe quedar líquido, pero sí estar un poco húmedo. Si le queda algo de agua, deje que cueza a fuego lento durante algunos minutos más y sin tapar, hasta que el agua se haya evaporado.

  6. Mientras se cuecen las nueces y la melaza, se pueden ir preparando las granadas. En este paso son necesarios unos 100 g de semillas de granada, que separaremos cuidadosamente de la fruta.

    En YouTube hay varios vídeos que explican cómo pelar y extraer las semillas de granada con facilidad. La mejor manera es partir la fruta por la mitad e introducirla en un bol con agua fría. Para finalizar, se extraen y se separan las semillas de la cáscara con los dedos. Si aparece algo de piel blanca de la membrana interna de la granada, esta pielecilla flotará sobre la superficie del agua y se podrá retirar antes de sacar las semillas que se encuentran al fondo del bol. 

  7. Añadir las semillas de la granada a la mezcla y seguir cociendo durante otros 15 minutos sin dejar de remover.

    Reservar parte de los granos de granada para añadirlos en el momento de servir.

  8. Retirar las berenjenas del agua y secarlas bien con un paño limpio.

  9. Realizar dos cortes longitudinales en la pulpa de las berenjenas y rehogar en una sartén precalentada durante 4 o 5 minutos.

    En la receta original se aconsejaba asar las berenjenas por cada lado unos dos o tres minutos, pero nosotros recomendamos hacerlo unos cuatro o cinco minutos para conseguir una consistencia más agradable.

  10. Para la preparación
    Extraer el zumo de limón y añadirlo para refinar la mezcla de nueces y granada.

  11. Distribuir la mezcla de melaza de granada y nueces de forma homogénea sobre las berenjenas. Adornar con semillas de granada, nueces picadas y un poquito de perejil, y servir.

Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Estas saludables berenjenas rellenas de nueces y granada son un plato afrutado y elegante, típico de la gastronomía iraní.

Nuevo perfil nutricional: este plato destaca por ser rico en manganeso y cobre. Si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas (GDA, en inglés), cubre el 50 % de las necesidades diarias de ácido fólico y vitamina B6. La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 es de 4:1 gracias a las nueces, por lo que se encuentra por debajo del máximo recomendado de 5:1. Las modificaciones que nosotros hemos introducido han permitido reducir el porcentaje de grasas del 120 % de las necesidades diarias al 50 %.
Por favor, pinche en el siguiente enlace, en el que encontrará los motivos de los cambios: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Nueces y grasas: la mayor parte de las grasas que contiene esta receta se deben a las nueces.
Las nueces, que se obtienen del nogal real, son los frutos secos que más ácido alfa-linolénico contienen (un ácido graso omega-3 muy beneficioso para el corazón). Además, aportan tocoferoles (algunos actúan como vitamina E) y oligoelementos.

Berenjenas: las berenjenas son una planta subtropical que pertenece a la familia de las solanáceas. Podemos encontrar distintas variedades, que se distinguen por su forma y color. La variedad más comercializada en Europa y América del Norte se caracteriza por su fruto alargado y de color violeta oscuro. El fruto crudo tiene un sabor ligeramente amargo y es, en parte, astringente. Cuando se cuece, se vuelve tierna y desprende un sabor rico y complejo.

Granadas: las granadas son muy nutritivas; algunos estudios científicos han demostrado que el consumo de granadas tiene efectos positivos en la salud cardiovascular, el cáncer y la prevención de la artritis. Las granadas no solo son ricas en vitamina C, K y ácido fólico, sino que también se caracterizan por sus numerosas propiedades saludables. Los granos se pueden comer crudos.

La granadina no es lo mismo que la melaza de granada: La granadina es una mezcla de diferentes bayas que a menudo incluye aromas de frutas, vainilla, colorantes, antocianinas, conservantes, etc. En cambio, la melaza de granada es un jarabe de fruta sin alcohol endulzado con azúcar, y con un color rojo intenso. A la hora de comprar, asegúrese de que el producto es realmente melaza de granada.

Consejos

Preparar las nueces: Se deben pelar las nueces antes de cocinarlas o comprarlas peladas. El producto puede estar crujiente y no debemos dejar que se convierta en harina.

Preparación alternativa

Copos de chile: si quiere darle un poco más de sabor, añadir copos de chile puede ser una buena idea. El picante combina muy bien con el dulzor de la granada.

Comprar sirope de granada o cocinarla en casa: encontrará sirope de granada en comercios turcos u orientales. También lo puede preparar en casa siguiendo nuestra receta. Véase: Sirope de granada tradicional.

Encontrar recetas