FacebookTwitterGoogle
Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E Temas

Amaranto en grano, sin cocinar

Las semilas de amaranto sin cocinar tienen un 14 % de proteínas, ácido alfa-linolénico, ácidos grasos insaturados, lisina y minerales. Sus hojas son comestibles

Los amarantos, son un género de hierbas pertenecientes a la familia Amaranthaceae. Se trata de un género de plantas ampliamente distribuido por la mayor parte de las regiones templadas y tropicales. Las semillas de amaranto eran, por lo tanto, un alimento de gran consumo y altamente apreciado. Excepto en la Antártida, este género de planta con más de 60 especies puede cultivarse en todos los lugares de la tierra. El amaranto también es muy resistente a los climas fríos y secos, aunque no tolera bien las heladas.

Recolección y uso:

La recolección de las semillas tiene lugar entre septiembre y octubre. Estas ontienen cerca de un 14 % de proteínas, ácido alfa-linolénico, ácidos grasos insaturados, lisina y minerales. Las hojas frescas se pueden preparar como las espinacas o tomarse en ensaladas y, si están secas, se puede preparar té medicinal con ellas. Las hojas deben cosecharse antes de la floración. Las semillas redondas con forma de disco tienen un diámetro inferior a 1 mm y una planta puede dar hasta cincuenta mil semillas. Las semillas más claras tienen mucha demanda, sin embargo, las hojas de las variedades con semillas negras son de mayor calidad.

Distribución y hábitat:

«Los amarantos se distribuyen de manera natural por el sur de Rusia (delta del Volga), Cercano Oriente (Azerbaiyán, Irán),  Siberia oriental, China, Pakistán, Bután, Nepal, India, Sri Lanka, Japón, Corea, Taiwán, Birmania, Tailandia, Vietnam, Indonesia, Malasia, Filipinas, Nueva Guinea y Australia; ha sido introducida en Estados Unidos y está naturalizada en parte del sur de Europa (Rumanía) y nordeste de África (Egipto) desde tiempos antiguos, donde se cultiva por sus semillas comestibles. También se comen los rizomas *».

Datos de interés:

Los inkas y los aztekas empleaban las semillas de amaranto como alimento principal y como sustituto de la carne. A su llegada, los conquistadores españoles prohibieron el consumo de amaranto y quinua con la pena de muerte. Esta medida desencadenó una hambruna que se saldó con más de diez millones de muertes.

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán.