Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Caldo de verduras vegano

El caldo de verduras vegano es muy versátil. Esta receta le permitirá prepararlo de forma sencilla y a su gusto.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

20min    110min    baja  
  Agua 96,4 %  76/13/11  LA (0.6g) 3:1 (0.2g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Para la base de verduras
1 Cebolla, cruda (110 g)
250 gApio nabo, crudo
2 Puerros (178 g)
3 Apio crudo (1'500 g)
4 Zanahorias, crudas (244 g)
1 cda.Aceite de canola (14 g)
Para refinar el sabor y reducir
1 ramaPerejil, fresco (30 g)
2 dientesAjos, crudos (6 g)
2 hojasLaurel (0,36 g)
8 granosEspecias, pimienta negra (0,29 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)
3 litrosAgua potable (3'000 g)

Utensilios de cocina

  • pelador
  • cocina (artefacto)
  • cazuela

Tipo de preparación

  • cocer
  • escurrir (colar)
  • espesar y conservar
  • saltear
  • mondar
  • pelar

Preparación

  1. Para la base de verduras
    Pelar la cebolla y el apionabo. Limpiar el puerro, cortarlo a lo largo por la mitad y lavarlo. Limpiar el apio y las zanahorias, incluidas las partes verdes. Una vez estén listas todas las verduras, cortarlas en trozos grandes.

  2. Calentar algo de aceite de canola en una olla grande. Añadir las verduras y saltearlas a fuego medio durante unos cinco minutos, ya que solo tienen que coger un poco de color.

  3. Para refinar el sabor y reducir
    Agregar el perejil lavado, los dientes de ajo sin pelar, las hojas de laurel, los granos de pimienta y la sal. Rellenar la olla con agua y llevar a ebullición.

  4. Reducir el fuego y dejar que el caldo de verduras cueza a fuego lento durante una hora y media.

  5. Colar el caldo y verterlo en otra cazuela. Escurrir bien los ingredientes sólidos y dejar que el caldo se enfríe.

    Con las cantidades que se han especificado para ocho comensales deberíamos obtener entre dos litros y dos litros y medio de caldo, aunque la cantidad final dependerá de la temperatura de la vitrocerámica. Bien tapado, este caldo de verduras vegano puede conservarse un día en la nevera. Sin embargo, si lo guardamos en bolsas de congelar, lo cerramos bien y lo metemos en el congelador, se conservará durante mucho más tiempo.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Autor
Inke Weissenborn, Imagen de año 2017
Inke Weissenborn, Singapore
Gesunde und bewusste Ernährung mit dem Wohl der Tiere im Blick ist mir ein persönliches Anliegen. Als promovierte Tierärztin mit einem Hintergrund in Krebsforschung habe ich ein solides Verständnis der Ernährungsphysiologie. Meine langjährige Asienerfahrung hat mir einen tiefen Einblick in die verschiedenen kulturellen Hintergründe der Esskultur ermöglicht.  Gemeinsam mit meinem Mann und meinen zwei Kindern, lebe ich nun seit einem Jahr wieder in Singapur. Neben der Tätigkeit als Tierärztin arbeitete ich beim Wildlife Rescue Center Acres (Animal Concerns Research & Education Society) in Singapur. Seit 2015 arbeite ich für die "Stiftung Gesundheit und Ernährung Schweiz".  Ich hoffe durch meine Arbeit, einen Beitrag für gesundes Leben und einen verantwortungsvollen Umgang zwischen Menschen und Tieren zu leisten. 

... more

Observaciones sobre la receta

El caldo de verduras vegano es muy versátil. Esta receta le permitirá prepararlo de forma sencilla y a su gusto.

Por qué caldo: hay una diferencia básica entre el caldo y el caldo concentrado. El caldo sirve como ingrediente principal de una receta o como plato en sí mismo, mientras que el caldo concentrado tan solo es un ingrediente hervido, concentrado y sin sal, es decir, que está sin terminar.

Cantidades estimadas y tiempo de cocción: aunque en un primer momento las cantidades de líquidos y alimentos para ocho comensales parezcan excesivas, al final obtendremos entre dos y dos litros y medio de caldo. Esta cantidad dependerá de aspectos como la temperatura de la vitrocerámica, el tiempo de cocción o el volumen de la olla, pero se puede utilizar como estimación para saber cuántos recipientes serán necesarios para guardar el caldo, siempre que utilicemos una pequeña cantidad inmediatamente después.

Consejos

Consejos para conservarlo durante meses: esterilizar los frascos de cristal en agua hirviendo y dejar que se sequen boca abajo sobre un paño de cocina. Verter el caldo caliente en los frascos secos, cerrarlos bien y dejarlos cinco minutos boca abajo. Para este paso es muy importante que los frascos estén esterilizados y que evitemos tocar las tapas y el interior del frasco.

Menos trabajo con verdura ecológica: si utiliza verdura ecológica para preparar el caldo no es necesario que la pele antes de añadirla. Además, su caldo tendrá más aromas y sabores.

Aprovechar los restos de verdura: con los restos de verdura se puede preparar un puré de un sabor muy rico.

Preparación alternativa

Otros ingredientes: puede utilizar otros ingredientes que le gusten más o que tenga más a mano. También tiene la opción de usar hierbas aromáticas distintas (lo que tenga por el jardín: orégano, tomillo, ajedrea, como pimienta de Jamaica o eneldo).

Caldo instantáneo: para preparar caldo instantáneo solo tiene que triturar la verdura fresca con un poco de sal y secarla. Para secarla puede utilizar un deshidratador de alimentos o extender la masa sobre una bandeja de horno hasta que alcance un grosor de aproximadamente un centímetro y después meterla en el horno (a 60 ºC durante varias horas o a 80 ºC entre una hora y dos, seguido de un secado adicional al aire). Una vez se haya secado, volver a triturar la masa hasta obtener un polvo fino.

Encontrar recetas