Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Saludable tarta de tomates secos y humus de calabacín

Esta tarta veraniega de tomates y humus de calabacín con corteza de tomates secos es una versión saludable y crudivegana de la quiche.
Comentarios

crudiveganas

40min    160min    baja  
  Agua 52,6 %  42/20/37  LA (14.5g) 2:1 (6.8g) ALA
Haga clic para la receta original del libro
( Motivación...)


Ingredientes (para personas, )

Utensilios de cocina

  • deshidratador de alimentos o horno
  • batidora de vaso o batidora manual
  • molde desmontable
  • exprimidor de cítricos
  • robot de cocina (amasar, mezclar, etc.)
  • nevera

Tipo de preparación

  • deshidratar
  • picar o moler
  • plato frío
  • mezclar
  • prensar
  • refrigerar

Preparación

  1. Para la base
    Triturar las nueces, las semillas de calabaza y la linaza en un procesador de alimentos hasta conseguir una harina. Según la potencia del electrodoméstico, puede ser útil triturar previamente la linaza en un molinillo de café.
    Incorporar el resto de los ingredientes y triturar para lograr una masa compacta y uniforme. Verter la masa en un molde para tartas, presionarla para que se adapte a este e introducirla en la nevera para que la base se asiente.

    Cambios para seis raciones: la receta original lleva una taza entera de semillas de calabaza. Nosotros hemos reducido la cantidad a la mitad y agregado media taza de linaza. Asimismo, la autora emplea una cucharadita de aceite de oliva que nosotros hemos decidido no incorporar.
    Encontrará los motivos de los cambios (símbolo de la manzana) y un enlace a la receta original justo debajo de la imagen de la receta.

    Una base más pegajosa: la linaza hace que la base quede muy pegajosa. Puede contrarrestarlo deshidratándola durante cuatro o seis horas antes de rellenarla con el humus de calabacín. Tenga en cuenta que esto comporta un tiempo de preparación adicional.

  2. Para el humus de calabacín
    Triturar las semillas de sésamo, las nueces y la linaza en un procesador de alimentos o en una batidora de alta potencia hasta conseguir una especie de mantequilla de frutos secos. Exprimir el limón. Agregar al jugo al resto de los ingredientes para el humus y triturar con la batidora de alta potencia hasta que tenga una consistencia uniforme y espesa. Repartir sobre la base y poner a enfriar.

    Con respecto a la receta original, hemos reducido la cantidad de semillas de sésamo a media taza para seis raciones. Asimismo, hemos incorporado un cuarto de taza (25 gramos) de nueces y de semillas de lino (42 gramos). También hemos aumentado a dos tazas y media la cantidad de calabacín.

  3. Para decorar
    Dividir los tomates cherry por la mitad y condimentar la superficie con sal. Deshidratar los tomates en un deshidratador de alimentos. Otra opción es hacerlo en el horno a la mínima temperatura durante cuatro o cinco horas.

    En la receta original, la autora utiliza una cucharadita de aceite de oliva que nosotros hemos decidido no incorporar.

    Ahorrar tiempo: puede empezar con este paso de la preparación antes de comenzar con la base y el humus de calabacín. Además, los tomates no necesitan demasiado tiempo: dos o tres horas deberían bastar. Haga la prueba usted mismo y, si es necesario, deshidrátelos durante un rato más.

  4. Terminar
    Colocar las mitades de tomate cherry deshidratadas sobre la tarta y servir.

Comentarios
Observaciones sobre la receta

Esta tarta veraniega de tomates y humus de calabacín con corteza de tomates secos es una versión saludable y crudivegana de la quiche.

Tamaño de las raciones: la autora no aporta datos sobre el tamaño de las raciones. Nosotros hemos determinado que se trata de una receta para seis comensales.

Tiempo de preparación: tampoco indica el tiempo, así que hemos hecho nuestra propia estimación. Es preferible empezar por el tercer paso para ahorrar tiempo y que el deshidratado dure como máximo dos horas y media.

Nuevo perfil nutricional: si tomamos como referencia las CDO, una ración cubre tres veces las necesidades diarias de ácidos grasos omega-3 y prácticamente duplica las de cobre. También cubre las de manganeso, potasio y triptófano. La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 es de 2:1 gracias a nuestras modificaciones (símbolo de la manzana), por lo que se encuentra por debajo de la máxima recomendada de 5:1.
Encontrará más información sobre los cambios en el siguiente enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Nueces de nogal: son los frutos secos con el porcentaje más alto de ácido alfa-linolénico (un ácido graso omega-3 vital para un corazón sano). También son ricas en vitamina E, zinc y potasio.

Semillas de calabaza: las semillas de calabaza secas son muy nutritivas (proteínas, fibra, hierro, zinc y magnesio). Su proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 es de 172:1, que supera en mucho el máximo recomendado de 5:1.

Sésamo: este pseudocereal sin gluten contiene un 50 % de grasas, de las que el 44 % son ácidos grasos poliinsaturados y tan solo entre un 18 y un 25 % son proteínas. Es uno de los alimentos más ricos en selenio y también contiene un buen porcentaje de calcio. Se trata de un alérgeno muy potente.

Linaza: su sabor recuerda ligeramente a los frutos secos y tiene un porcentaje de grasas del 40 %. De estas, alrededor del 50 % son ácido alfa-linoleico (ALA), un ácido graso omega-3. Tiene la mayor concentración de ácidos grasos omega-3 de todos los aceites vegetales.

Tomates secos: con el secado los tomates pierden la humedad y parte de los microorganismos que viven en ellos, por lo que se conservan mejor. Esto también aumenta la concentración de sustancias aromáticas.

Consejos

Acompañamiento o plato principal: esta tarta de tomate se puede servir como plato principal o como acompañamiento. Por ejemplo, puede combinarla con una ensalada.

Calabacines: el calabacín no debe almacenarse cerca de manzanas, tomates ni de otros vegetales climatéricos. El gas etileno que estos expulsan durante su maduración hace que el calabacín lo haga más deprisa de lo normal y se eche a perder antes. No se deben consumir los calabacines que tengan un sabor amargo, pues ese sabor indica que el calabacín contiene sustancias tóxicas que pueden afectar al estómago y la flora intestinal. Si los cultiva usted mismo, debe vigilar que los niveles de sustancias amargas tóxicas no se deban a un retrocruzamiento con otras semillas o a un cruce con otras plantas del género Cucurbita que sean más ricas en estas sustancias.

Preparación alternativa

Ahorrar tiempo: puede empezar con este paso de la preparación antes de comenzar con la base y el humus de calabacín. Además, los tomates no necesitan demasiado tiempo: dos o tres horas deberían bastar. Haga la prueba usted mismo y, si es necesario, deshidrátelos durante un rato más.

Deshidratar la base: las semillas de lino hacen que la base quede muy pegajosa. Puede contrarrestarlo deshidratándola durante cuatro o seis horas antes de rellenarla con el humus de calabacín. Tenga en cuenta que esto comporta un tiempo de preparación adicional que nosotros no hemos contemplado.