Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Ensalada asiática de mango y espinacas

Esta ensalada de mango y espinacas puede servirse como entrante o como guarnición. El dulzor y el ligero sabor a picante le dan un toque exótico.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

20min baja  
  Agua 80,4 %  57/13/30  LA 3:1 ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes

Utensilios de cocina

  • sartén
  • rallador
  • cocina (artefacto)
  • pelador
  • exprimidor de cítricos

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • rehogar
  • prensar
  • pelar

Preparación

  1. Para el aliño
    Exprimir las limas. Pelar el jengibre y rallarlo muy fino. Recoger el jugo que se desprenda del rallado. Cortar el chile en trozos pequeños. A continuación, mezclar todos los ingredientes preparados con aceite de canola y sal. Reservar.

  2. En función de la pungencia que se desee, puede retirar las semillas del chile (para reducir el sabor picante) o añadir un segundo chile.

  3. Para la ensalada
    Pelar el mango y las zanahorias. Cortar el mango en tiras pequeñas y las zanahorias en bastoncillos finos. Después, lavar el apio y prepararlo en rodajas. Picar los anacardos.

  4. Si utiliza zanahorias orgánicas no hace falta que las pele, pues la piel contiene muchas vitaminas. Limítese a lavarlas.

  5. Lavar las espinacas y retirar los extremos gruesos. Calentar aceite de canola en una sartén grande y rehogar las espinacas durante un minuto, hasta que se deshagan un poco.

  6. No deje las espinacas al fuego durante mucho tiempo, ya que si no se desharán del todo y se volverán una masa pastosa.

  7. Servir las espinacas en los platos junto con el mango y los bastoncillos de zanahoria. Repartir el aliño sobre la ensalada. Después, decorar con los anacardos picados y las cebolletas. Servir la ensalada de mango y espinacas del tiempo.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Autor
Inke Weissenborn, Imagen de año 2017
Inke Weissenborn, Singapore
Gesunde und bewusste Ernährung mit dem Wohl der Tiere im Blick ist mir ein persönliches Anliegen. Als promovierte Tierärztin mit einem Hintergrund in Krebsforschung habe ich ein solides Verständnis der Ernährungsphysiologie. Meine langjährige Asienerfahrung hat mir einen tiefen Einblick in die verschiedenen kulturellen Hintergründe der Esskultur ermöglicht.  Gemeinsam mit meinem Mann und meinen zwei Kindern, lebe ich nun seit einem Jahr wieder in Singapur. Neben der Tätigkeit als Tierärztin arbeitete ich beim Wildlife Rescue Center Acres (Animal Concerns Research & Education Society) in Singapur. Seit 2015 arbeite ich für die "Stiftung Gesundheit und Ernährung Schweiz".  Ich hoffe durch meine Arbeit, einen Beitrag für gesundes Leben und einen verantwortungsvollen Umgang zwischen Menschen und Tieren zu leisten. 

... more

Observaciones sobre la receta

Esta ensalada de mango y espinacas puede servirse como entrante o como guarnición. El dulzor y el ligero sabor a picante le dan un toque exótico.

Pungencia: esta receta destaca, entre otras cosas, por el picante de los chiles y el jengibre, pero también por el dulzor del mango. Si quiere que el picante tenga más peso, añada las semillas del chile. Estas son muy ricas en capsaicina y otros capsacinoides, que son los que estimulan nuestros receptores al dolor y al calor y nos provocan esa sensación que asociamos con el picante. Además, aunque rebajemos la capsaicina en miles de unidades, el ser humano es capaz de percibirla. Por ello, la pungencia de los chiles se mide en unidades Scoville. Se da por sentado que las plantas con semillas «picantes» han tenido más facilidades, desde un punto de vista biológico y evolutivo, para expandirse. Esto puede atribuirse al hecho de que las aves, a diferencia de los mamíferos, no advierten el picante, puesto que toman la semilla, pero no la mastican ni la digieren y, por tanto, la eliminan entera, lo que ha garantizado su expansión en grandes distancias.

Unidades Scoville: el nivel de pungencia se divide en suave (0 en la escala Scoville), como el pimiento italiano; picante (100-1500), como las guindillas; medio-fuerte (1 500-10 000), como los jalapeños y fuerte (por encima de 30 000), como el pimiento de Cayena o el habanero, que alcanza entre las 100 000 y las 500 000 unidades en la escala Scoville. Hay otros tipos de pimiento, como el chile híbrido «Caroline Reaper», que llega a alcanzar 1 500 000 unidades en la escala.

Consejos

Reconocer los mangos maduros: es importante que los mangos estén maduros. Esto es fácil de reconocer porque, al hacer una poco de presión, el fruto da de sí, pero sin llegar a estar demasiado blando.

Aprovechar el jengibre al máximo: lo mejor es rallar el jengibre. De esta forma, conseguirá un aroma suave y el sabor se distribuirá mejor por la ensalada. Además, el jugo que se desprenda del rallado será uno de los ingredientes del aliño.

Preparación alternativa

Espinaca joven: si utiliza espinaca joven, puede prepararla cruda, sin necesidad de rehogarla.

Cilantro: si le gusta el cilantro, esta hierba aromática combina muy bien con la receta.

Cacahuetes: en caso de no tener anacardos a mano, puede utilizar cacahuetes.

Encontrar recetas