Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Batatas gratinadas con romero y nata de soja

Estas batatas gratinadas con romero y nata de soja se pueden servir en cualquier momento de la comida. Se puede refinar el sabor con las especias adecuadas.
Comentarios

veganas cocinadas

20min    90min    intermedia  
  Agua 73,3 %  52/08/40  LA (7.3g) 2:1 (3.4g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Para la base de patatas y batatas
300 gBatatas, crudas
400 gPatatas, con piel, crudas
½ cdta.Aceite de oliva (2,2 g)
½ dienteAjo, crudo (1,5 g)
Para la nata de soja
350 mlNata de soja con aceite de cánola (349 g)
1 cdta.Romero, fresco (0,7 g)
2 pizcasNuez moscada, molida o rallada (0,2 g)
3 pizcasSal de mesa (1,2 g)
½ cdta. molidaEspecias, pimienta negra (1,2 g)
Para refinar el sabor y decorar
3 cdas.Perejil, fresco (11 g)
½ Limón, crudo, con cáscara (60 g)

Utensilios de cocina

  • pelador o rallador en V
  • molde para horno
  • horno

Tipo de preparación

  • cocer
  • hornear
  • picar o moler
  • pelar
  • lonchear

Preparación

  1. Para la base de patatas y batatas
    Lavar las patatas y las batatas y retirarles la piel con la ayuda de un pelador. A continuación, cortar los tubérculos en rodajas muy finas con un cuchillo afilado. Entre tanto, precalentar el horno a 200 °C.

    Las mandolinas permiten ajustar el grosor deseado; lo recomendable para esta receta es que las rodajas tengan entre dos y tres milímetros.

  2. Poner una cucharadita de aceite de oliva en una fuente para horno de tamaño medio. Pasar medio diente de ajo por el aceite, tanto por el fondo de la fuente como por los lados.

  3. Colocar las batatas y las patatas en la fuente de forma que queden superpuestas.

  4. Para la nata de soja
    Lavar el romero, picarlo muy fino y mezclarlo con la nata de soja en un bol. Agregar nuez moscada, sal y pimienta. Remover bien. A continuación, verter la nata especiada sobre las patatas y las batatas.

    Las batatas y las patatas deben quedar bien cubiertas. Si no tiene suficiente nata, aumente la cantidad con un poco de agua.

  5. Colocar la fuente en el horno y dejar que las batatas y las patatas se cocinen durante una hora y 15 minutos a 200 °C.

    Asegúrese de vez en cuando de que la capa superior no se pone demasiado oscura. Pasados los primeros 45 minutos, se recomienda comprobar a intervalos regulares con un tenedor si las patatas y las batatas ya están blandas. Si es necesario, retire la fuente antes de que se termine el tiempo de horneado especificado, ya que este puede variar en función del espesor del gratinado.

  6. Para refinar el sabor y decorar
    Picar el perejil y cortar el limón. Servir el gratinado en platos y decorar con el perejil. Rociar un poco de zumo de limón por encima o cortar el limón en cuartos y colocarlos en un plato en la mesa para que los comensales se sirvan.

Comentarios
Autor
Nora Maria Nagel, Imagen de año 2016
Nora Maria Nagel, Alemania
Veröffentlicht neben dem Studium Rezepte auf diet-health.info. Neben pflanzlicher Ernährung und Experimenten in der Küche interessiert sie sich unter anderem für Yoga, Aktivitäten an der frischen Luft sowie Literatur und Kunst.

... more

Observaciones sobre la receta

Estas batatas gratinadas con romero y nata de soja se pueden servir en cualquier momento de la comida. Se puede refinar el sabor con las especias adecuadas.

Batatas: las batatas o boniatos no son ningún tipo de patata ya que, aunque también sean un tubérculo, no pertenecen a las solanáceas. Las hojas de la batata también son comestibles y se consumen en los países tropicales en los que se cultiva el boniato. Estos tubérculos contienen mucha agua, por lo que se conservan peor que las patatas tradicionales. Su tiempo de conservación aumenta considerablemente si se es cuidadoso y se evita que estén amontonadas, por ejemplo. Algunas variedades contienen un porcentaje considerable de cianuro, dato que hay que tener en cuenta a la hora de recogerlas.
Usos culinarios: con las batatas se pueden preparar tanto platos dulces como salados. Estos tubérculos, parecidos a las patatas, pueden ser de distintos colores: amarillos con la piel roja, anaranjados rojizos con la piel marrón o blancos con la piel clara. Las mejores batatas para preparar esta receta son las carnosas de color naranja, ya que son las más aromáticas y combinan muy bien con el romero.

Romero: la denominación «Romero» vendría a significar algo así como «Rocío de mar», nombre que debe a su área de expansión, ya que es una planta originaria de las costas oeste y central del mar Mediterráneo, donde todavía se puede encontrar en estado silvestre. Hoy en día, el romero se emplea como especia y como ornamento en muchos hogares y, debido a sus aceites esenciales, también es un remedio natural muy valorado. Por ejemplo, se prepara en forma de té para estimular la circulación, reducir las flatulencias o favorecer la producción de jugos gástricos e intestinales. Debido a su fuerte sabor, el romero debe utilizarse con precaución cuando se emplea como condimento; las ramas frescas son las que tienen un aroma más intenso.

Nata de soja: la nata de soja es la encargada de armonizar este plato. Puede prepararla usted mismo siguiendo las instrucciones que aparecen en el apartado de «Preparación alternativa» o adquirirla en un supermercado. Sin embargo, en este último caso hay que observar que no cuente con carragenatos entre sus ingredientes: los carragenatos son espesantes que se obtienen a partir del alga roja y que se sospecha que tienen numerosos efectos perjudiciales para la salud como pueden ser síntomas similares a la alergia, molestias para ingerir cantidades reducidas de otros alimentos y el deterioro del sistema inmunológico.

Consejos

Como guarnición: si reducimos la cantidad de ingredientes por persona, este plato resulta perfecto como guarnición. Además, durante el tiempo de cocción puede preparar otra receta sin problemas. En caso de utilizarlo como acompañamiento, se recomienda que el plato principal sea bajo en grasas, pues la nata ya aporta bastantes.

Dejar reposar se recomienda dejar que el gratinado repose unas horas antes de servirlo, pues es cuando más bueno está. No es imprescindible si no se tiene tiempo.

Preparación alternativa

Preparar nota de soja: si quiere preparar la nata de soja usted mismo, le recomendamos que eche un vistazo a nuestra receta de nata de soja con aceite de canola.

Alternativas a la nata: si no quiere utilizar nata de soja, puede emplear cualquier otro tipo de nata de origen vegetal como, por ejemplo, nata de coco o nata de avena. Dado que la elección de la nata tiene repercusiones en el sabor final del plato, lo mejor es que se tome su tiempo antes de tomar una decisión.
También puede emplear harina de garbanzos en lugar de nata, ya que esta nos permite preparar una masa consistente si la mezclamos con agua y le aplicamos calor, tal y como sucede con el huevo.