Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Ensalada navideña de remolacha, rúcula, naranja y jícama

Esta atractiva ensalada navideña de remolacha, rúcula, naranja, jícama y plátano macho se come tradicionalmente en México durante Nochebuena.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

20min    30min    baja  
  Agua 84,0 %  80/10/09  LA : ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes

Utensilios de cocina

  • cazuela
  • cocina (artefacto)
  • pelador
  • exprimidor de cítricos
  • sartén

Tipo de preparación

  • cocer
  • prensar
  • tostar
  • pelar

Preparación

  1. Para la ensalada navideña
    Pelar la remolacha y la naranja y cortar ambas en rodajas de 0,6 centímetros de grosor. Pelar la jícama y cortarla junto con la manzana en trozos de 1,2 centímetros. Pelar el plátano macho y cortarlo en trozos de 2 centímetros.

  2. En la receta original se indica una manzana verde mediana y una jícama muy pequeña para cinco o seis comensales.

    Utilice guantes para evitar mancharse las manos cuando pele la remolacha.

  3. Cocer las rodajas de remolacha a fuego medio (durante unos cuatro minutos) en una olla pequeña en la que el agua las cubra. Sacar la remolacha de la olla y reservar el agua de la cocción para el aliño que prepararemos más adelante.

  4. Tostar los cacahuetes brevemente y, de forma opcional, añadir semillas de calabaza (pepitas). Colocar la remolacha, la rúcula, la naranja, la manzana, la jícama, el platano macho y los cacahuetes en un cuenco o servirlos directamente en platos.

  5. Si quiere dejar preparada la ensalada, añada y mezcle las hojas de rúcula poco antes de servirla.

    En México se conoce como pepitas a las semillas de ciertos tipos de calabaza.

    Proporción de ácidos grasos: si quiere mejorar la proporción de ambos ácidos grasos esenciales, emplee nueces en lugar de cacahuetes y añádalas sin tostar. De esta manera, conseguirá una proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 de 4:1.

  6. Para el aliño
    Exprimir la naranja y la lima. Mezclar el jugo de naranja, el jugo de lima y tres o cuatro cucharadas del agua de la cocción de la remolacha en un cuenco pequeño.

  7. Opcional: Jason Wyrick apunta algunos ingredientes opcionales para el aliño. Para cinco o seis raciones, indica unos cinco centímetros de piloncillo (dulce típico latinoamericano) disuelto en agua hirviendo (véase «Preparación alternativa») o dos cucharadas de azúcar moreno, así como chiles de árbol aplastados (variedad mexicana), todo ello en función de las preferencias personales.

  8. Servir
    Dejar que el aliño se caliente a temperatura ambiente y verter sobre la ensalada. Servir a continuación

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Esta atractiva ensalada navideña de remolacha, rúcula, naranja, jícama y plátano macho se come tradicionalmente en México durante Nochebuena.

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas (GDA, en inglés), una ración de esta receta cubre más del 50 % de las necesidades diarias de vitamina C y ácido fólico.

Ensalada navideña: según indica el autor, esta ensalada se come tradicionalmente en México durante la Nochebuena. Podemos encontrar numerosas variantes, pero en general hablamos de una ensalada colorida elaborada con ingredientes frescos entre los que hay, casi siempre, un cítrico.

Plátano macho: el plátano macho es una variedad dentro de la especie Musa paradisiaca que, en algunos países de América, África y Asia, es un alimento básico como en Europa lo es la patata. No se pueden comer crudos aunque estén maduros y suelen prepararse cocidos o fritos. A diferencia de los plátanos de postre, los plátanos macho (plátanos para cocinar) contienen más almidón y menos azúcar. Esto hace que, si se muelen, las personas que padecen celiaquía puedan utilizar el polvo resultante como sustituto de la harina.

Remolacha: la remolacha debe su característico color rojizo a la betanina, un glucósido del grupo de las betalaínas.  Es rica en vitamina B, potasio, hierro y ácido fólico, lo que la convierte en una verdura muy saludable que se puede consumir tanto cruda, en ensaladas, como cocida, y que ayuda a reducir la presión arterial a través de los nitratos.  Si se consume demasiada remolacha, la orina o las excreciones intestinales adquieren un color rojizo que, sin embargo, es inofensivo.  Por desgracia, las personas con problemas de riñón (cálculos renales) deben consumir la remolacha con moderación, ya que es muy rica en ácido oxálico.

Rúcula: la rúcula es una de las verduras de hoja más populares. Este nombre se utiliza para denominar distintas especies dentro de la familia de las Brassicaceae. La rúcula es rica en aceites de mostaza, que son los responsables de su sabor amargo y aromático. Las hojas tiernas se preparan sobre todo en forma de ensalada, ya que las más viejas tienen un sabor muy intenso, casi picante. Así pues, estas últimas se utilizan principalmente como condimento. Si se recolecta tras la floración, la rúcula suele tener un sabor relativamente amargo.

Consejos

Plátanos macho maduros: en esta receta se emplean plátanos macho sin cocer que, a diferencia de los plátanos de postre, solo se pueden consumir crudos cuando están maduros. La manera más sencilla de reconocer que están maduros es que su cáscara se vuelve casi completamente negra.

Evitar las manchas: para evitar que los dedos se tiñan de color púrpura debido al jugo de la remolacha, se recomienda llevar guantes de goma mientras la pelamos.

Preparación alternativa

Ingredientes del aliño: Jason Wyrick apunta ingredientes opcionales para el aliño. Para cinco o seis raciones indica cinco centímetros de piloncillo (dulce típico latinoamericano) disuelto en agua hirviendo o dos cucharadas de azúcar moreno, así como chiles de árbol aplastados (variedad mexicana), todo ello en en función de las preferencias personales. El piloncillo también se conoce como panela y es un alimento típico de América Latina que se elabora a partir del jugo de la caña de azúcar.

Cacahuetes o semillas (pepitas): puede añadir a la ensalada cacahuetes o pepitas, que son las semillas peladas de distintas variedades de calabaza, muy apreciadas sobre todo en la cocina de Sudamérica y América Central. Sin embargo, el sabor no es comparable.

Nueces de nogal: si desea una mejor proporción de ambos ácidos grasos esenciales, sustituya los cacahuetes por nueces sin tostar. De esta manera, conseguirá mejorar la proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3, aunque el sabor no será comparable.

Encontrar recetas