Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Pastel de remolacha con nueces y pipas de girasol

Este pastel de remolacha con nueces y pipas de girasol convence por su color y sabor. La manzana y la remolacha le aportan jugosidad y nutrientes importantes.
Comentarios Imprimir

crudiveganas

25min    55min    baja  
  Agua 40,1 %  46/13/41  LA 6:1 ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes

Utensilios de cocina

  • batidora de vaso o batidora manual
  • pelador
  • nevera
  • rallador

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • refrigerar
  • reposar
  • pelar
  • rallar
  • amasar con las manos

Preparación

  1. Para el pastel de remolacha
    Moler las nueces y las pipas de girasol con una batidora hasta obtener un polvo fino. A continuación, lavar la manzana y rallarla. Después, mezclarla con el coco rallado, la harina de coco, las nueces y las pipas de girasol y reservar para más adelante.

  2. En la receta original utilizan la unidad de medida «Cup» (taza) para medir los ingredientes. En este caso hablaríamos de dos tazas de nueces y una taza de pipas de girasol, coco rallado y harina de coco, respectivamente.

    Si desea obtener una mezcla más fina, quítele la piel a la manzana.

  3. Pelar la remolacha y cortarla en dados. Después, abrir la vaina de vainilla por la mitad y extraer la cantidad indicada o un poco más con un cuchillo. Triturar ambos ingredientes junto con las pasas, el aguamiel y las especias en una batidora de vaso.

  4. En el original, la autora utiliza tres tazas de remolacha, lo que vendrían a ser tres remolachas medianas una vez se les ha retirado las partes no comestibles. Además utiliza una taza de pasas y media taza de aguamiel. En cuanto a la canela, no se especifica una cantidad, así que puede añadir más o menos al gusto. Para la vainilla indica la punta del cuchillo; nosotros preferimos utilizar vainas de vainilla en lugar de vainilla en polvo.

  5. Amasar en un recipiente la mezcla con los ingredientes ya preparados y el aceite de coco.

  6. Hemos decidido reducir la cantidad de aceite de coco que se especifica en la receta original (media taza) a la mitad por motivos de salud (véase el apartado «Consejos»).

  7. La masa debería poder moldearse bien. Darle forma rectangular y dejar que suba durante unos 30 minutos en la nevera.

  8. El tiempo de enfriado recomendado es de entre 30 y 60 minutos.

  9. Servir
    Antes de cortar el pastel de remolacha, espolvorear un poco de harina de coco por encima.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Este pastel de remolacha con nueces y pipas de girasol convence por su color y sabor. La manzana y la remolacha le aportan jugosidad y nutrientes importantes.

Tamaño de las raciones: se obtiene un pastel entero.

Remolacha: la remolacha (Beta vulgaris subsp. vulgaris), también conocida como beterraga, pertenece a la familia de las Amaranthaceae. La remolacha debe su característico color rojizo a la betanina, un glucósido del grupo de las betalaínas. Es rica en vitamina B, potasio, hierro y ácido fólico, lo que la convierte en una verdura muy saludable que se puede consumir tanto cruda, en ensaladas, como cocida. Las personas con problemas de riñon (cálculos renales) deben consumir la remolacha con moderación, ya que es muy rica en ácido oxálico.

Nueces: las nueces son el fruto seco más rico en ácido linoleico (uno de los ácidos grasos omega-3 saludables para el corazón). Además, son ricas en vitamina E, cinc (un importante oligoelemento para el hígado y el pelo, entre otras funciones) y potasio (vital para el músculo cardiaco).

Pipas de girasol: alrededor del 90 % de las pipas de girasol son ácidos grasos insaturados, vitamina E, vitamina B, vitamina A, vitamina F, carotenos, calcio, yodo y magnesio.

Coco rallado: el coco rallado se elabora con la pulpa seca del coco. Tiene un sabor dulce, como es lógico.

Harina de coco: la harina de coco es la pulpa del coco molida, deshidratada y a la que se ha extraído el aceite. Cuando se elabora leche o aceite de coco, la harina de coco se obtiene como subproducto. El alto porcentaje de hidratos de carbono indigestos que contiene en relación con otros productos implica que también se trate de la harina que más fibra contiene. La harina de coco tiene un aroma dulce y que recuerda a los frutos secos, por lo que es muy apropiada para emplear en platos dulces. Su enorme poder de absorción hace que resulte muy útil a la hora de ligar salsas.

Aguamiel: el aguamiel, también conocido como sirope de agave, es un edulcorante que se obtiene del agave. El aguamiel crudo es espeso y tiene un sabor neutro. Cosas que hay que tener en cuenta al comprarlo y consumirlo: dado que no existen regulaciones estrictas para el uso de la etiqueta «crudo» en los envases, las personas crudiveganas deben informarse en profundidad sobre el proceso de producción. Aunque este sea cuidadoso, el aguamiel no es un producto natural. Algunos fabricantes también señalan que el aguamiel contiene inulina, una fibra prebiótica soluble que suele relacionarse con la absorción de nutrientes minerales y la flora intestinal. Sin embargo, el producto que se comercializa apenas contiene inulina, ya que esta se transforma con la ayuda de las enzimas en azúcares, entre otros, en fructosa. El alto porcentaje medio de fructosa, que por un lado tienen efectos en el bajo índice glucémico, puede tener consecuencias para la salud si se consume en grandes cantidades. Estas consecuencias son muy graves en comparación con tener el índice glucémico alto. Así pues, como decía Cicerón «Lo óptimo: la mesura».

Una alternativa más natural para endulzar nuestras recetas son los dátiles (sobre todo los dátiles orgánicos de la variedad Medjool), el zumo de frutas recién exprimido o las hojas de estevia.

Consejos

Evitar manchas: dado que la remolacha mancha y tiñe los dedos de púrpura, se recomienda utilizar guantes de goma mientras se trabaja con ella.

Reducir la cantidad de aceite: hemos reducido de forma deliberada la cantidad de aceite. Si le parece que es muy poco, puede añadir algo más. Las razones por las que evitamos utilizar grandes cantidades de aceite las encontrará en nuestra reseña del libro Sal, azúcar y grasas de Michael Moss.

Vainas de vainilla o extracto en lugar de polvo: la vainilla en polvo se obtiene a partir de las semillas de la vanilla molidas, lo que hace que pierda buena parte de su aroma. La única manera de que la vainilla en polvo resulte más aromática es que con las semillas se muela también la vaina. Por este motivo, la mejor opción es utilizar vainas de vainilla o, en su defecto, extracto de vainilla.

Preparación alternativa

Pelar las manzanas: una alternativa es pelar las manzanas antes de rallarlas, con lo que conseguirá obtener una masa más uniforme. Sin embargo, de esta manera también perderá las importantes vitaminas y minerales que se encuentran debajo de la piel.

Encontrar recetas