Fundación para la Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Pudin de manzana y semillas de chía con canela y cardamomo

Este aromático pudin de manzana y semillas de chía con canela y cardamomo está delicioso y es muy saludable. Puede tomarlo para desayunar o como postre.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

30min   110min baja
82/07/11  LA2:1ALA
Tasa de receta
Haga clic para ver el video


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Para el pudin de manzana y semillas de chía
1 Plátano, crudo (118 g)
300 gManzanas, crudas, sin piel
2 cdas.Agua potable
2 cdas.Semillas, chía, secas
½ cdta.Canela, molida
¼ cdta. molidaCardamomo
cdta.Sal marina
cdta.Nuez moscada, molida o rallada
125 mlLeche de almendra
Para endulzar y decorar
1 cda.Aguamiel
1 Manzana, cruda, con piel (150 g)
½ cdta.Canela, molida

Utensilios de cocina

  • pelador o cortador en espiral
  • batidora de vaso o batidora manual
  • nevera
  • congelador

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • refrigerar
  • reposar
  • hacer puré
  • pelar

Preparación

  1. Para el pudin de manzana y semillas de chía
    Pelar el plátano y cortarlo en rodajas. Meter las rodajas en el congelador hasta que se congelen (más o menos una hora).

  2. Pelar las manzanas, quitarles las semillas y cortarlas en trozos grandes. Cocerlas con un poco de agua hasta que estén tiernas y triturarlas.

  3. Si quiere ahorrar algo de tiempo, puede utilizar compota de manzana ya preparado.

  4. Poner la compota de manzana, las rodajas de plátano, las semillas de chía, la canela, el cardamomo, la sal marina, la nuez moscada (opcional) y la leche de almendras en una batidora de vaso y triturarlo todo hasta que las semillas no se aprecien y el pudin haya espesado un poco.

  5. Para endulzar y decorar
    Si es necesario, utilizar algún tipo de edulcorante como aguamiel (sirope de agave), miel o el azúcar de coco que propone la autora. Mezclarlo todo bien en un cuenco y dejarlo en la nevera al menos media hora para que se enfríe (el pudin se espesará un poco más).

  6. En la receta original la autora utiliza azúcar de coco (para dos o tres comensales, entre una cucharada y media y dos).

  7. Espolvorear canela sobre el pudin y añadirle algunas rodajas de manzana por encima. Servirlo cuando todavía esté frío.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
/ 60 caracteres

/ 4000 caracteres

Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Este aromático pudin de manzana y semillas de chía con canela y cardamomo está delicioso y es muy saludable. Puede tomarlo para desayunar o como postre.

Tamaño de las porciones: esta receta está pensada para dos o tres comensales.

Semillas de chía: las semillas de chía proceden de México y se caracterizan, sobre todo, por ser ricas en calcio, hierro, fibras solubles y ácidos grasos Omega-3. Cuando se utilizan enteras, se hace sobre todo por su contenido en fibras vegetales, aunque la mejor manera de que nuestro organismo se beneficie de sus propiedades es en forma molida. el doble de hierro que los cereales. Además, el organismo puede aprovechar el aminoácido triptófano para convertir la enzima triptófano hidroxilasa (TPH) y la L-aminoácido aromático descarboxilasa (DOPA) en serotonina. Esta última mejora el estado de ánimo, ya que transmite una sensación de serenidad y satisfacción. ¡Alrededor del 95 % de nuestra serotonina se almacena en el tracto gastrointestinal!

Azúcar de coco: el azúcar de coco es un tipo de azúcar de palma. Es la savia que se obtiene a través de la inflorescencia y que después se reduce y se cristaliza, al igual que sucede con la sacarosa y el azúcar común. Sin embargo, el índice glucémico (IG) del azúcar de coco es la mitad que el del azúcar tradicional, lo que hace que sea una buena opción para las personas que tienen que tener cuidado con el azúcar. Tiene un sabor ligeramente malteado y una consistencia parecida a la del caramelo.

Cardamomo: el cardamomo procede de la India y no es solo una especia conocida desde hace siglos sino que, junto con la vainilla y el azafrán, es de las más caras de su tipo. Esto se debe, en parte, a las cosechas irregulares e intensivas que se hacen para recolectarlo. Sobre todo en países asiáticos, su uso es frecuente tanto con fines culinarios como con fines medicinales. Por su composición, el cardamomo favorece la producción de jugos gástricos, saliva y bilis.
Distinguimos entre el cardamomo negro (Amonum subulatum), que debido a su sabor amargo y terroso se utiliza especialmente para preparar platos contundentes y picantes, y el cardamomo verde (Elettaria cardamomum), cuyo sabor, dulce y picante a la vez, hace que se emplee sobre todo en mezclas de especias y postres.

Consejos

Almacenamiento de las semillas de chía: las semillas de chía se pueden almacenar hasta cinco años y, por lo tanto, se conservan mejor que otras semillas, como las de lino. Las condiciones óptimas de almacenamiento se consiguen conservando las semillas en un recipiente hermético (por ejemplo, que se cierre con rosca) guardado en un lugar oscuro y frío (sin humedad).

Preparación alternativa

Edulcorantes alternativos: en la receta original la autora utiliza azúcar de coco (entre una cucharada y media, y dos). Sin embargo, puede sustituirlo sin problemas por aguamiel o miel. Además, en esta receta podemos evitar utilizar cualquier tipo de edulcorante, ya que la fruta por sí misma le da un dulzor muy agradable al plato. Lo hemos incluido porque es una receta familiar y a los niños les encanta el dulce.

Bebidas vegetales y enlace a una receta: en la receta original Dreena Burton menciona que debe usarse una bebida vegetal sin azúcar. Nosotros hemos empleado leche de almendras, ya que es muy fácil de preparar con nuestra receta de: ¡Leche de almendras crudivegana casera! Por supuesto, tiene otras alternativas como la leche de anacardos, la de soja o cualquier otra bebida de origen vegetal, así que puede optar por la que prefiera.