Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Puré de calabaza y curry con brotes

Este puré de calabaza y curry con brotes se prepara en un momento y no necesita cocción. No podemos considerarla una receta crudivegana por los anacardos.
Comentarios

veganas cocinadas

20min baja  
  Agua 91,9 %  48/20/32  LA (1.8g) 17:1 (0.1g) ALA
Haga clic para una receta optimizada para la salud.
( Motivación...)


Ingredientes (para personas, )

Para el puré
4 tazas, troceadoCalabazas moscata, crudas (560 g)
2 dientesAjos, crudos (6 g)
1 Cebolleta, solo tallo y hojas (12 g)
½ tazaAnacardos, ¿crudos, eco? (cajús) (65 g)
600 mlAgua potable (600 g)
1 pizcaSal marina (0,35 g)
1 cdta.Curry en polvo (2 g)
Para la guarnición del puré
½ tazaBerro hortelano, crudo (25 g)

Utensilios de cocina

  • batidora de vaso
  • pelador

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • mezclar
  • mondar
  • pelar

Preparación

  1. Para el puré
    Pelar la calabaza moscata, retirar las semillas y trocearla en dados.
    Pelar el ajo. Lavar las cebolletas y picarlas en trozos grandes. 

    La receta original, que nosotros hemos interpretado para tres comensales, lleva cuatro tazas de calabaza moscata (unos 900 gramos) picada muy pequeña. 

  2. Introducir todos los ingredientes (excepto el berro) en la batidora y triturar hasta conseguir una consistencia aterciopeloda.

    Si utiliza una batidora de alta potencia, triture el puré durante unos 3-4 minutos, ya que así se calentará. Otra opción es ponerlo brevemente al fuego y vigilar que la temperatura no sobrepase los 42 °C, de forma que las enzimas se mantengan intactas. También puede introducir el puré en un deshidratador de alimentos para que se caliente.

  3. Servir
    Servir el puré en platos hondos y decorar al gusto con berros.

    En la receta original no se indican la cantidad ni el tipo de brotes.

Comentarios
Observaciones sobre la receta

Este puré de calabaza y curry con brotes se prepara en un momento y no necesita cocción. No podemos considerarla una receta crudivegana por los anacardos.

Raciones: en la receta original no se indican las cantidades. Nosotros hemos determinado como plato principal para tres comensales. También se puede servir como entrante o guarnición.

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las CDO, una ración cubre de sobra las necesidades diarias medias de vitamina A y más de tres cuartas partes de las de vitamina K. También aporta más del 50 % de las de cobre y vitamina C. La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 es de 26:1, por lo que supera con mucho la máxima recomendada de 5:1. Pinche en el enlace que se encuentra sobre la imagen y le redirigiremos a la receta melliza, que es más saludable. También la encontrará en el apartado «Preparación alternativa».

Calabaza moscata: la calabaza moscata tiene una piel fina en comparación con otras variedades y se compone sobre todo de una pulpa tierna y de color anaranjado que no es muy fibrosa y desprende un aroma mantecoso que recuerda ligeramente a los frutos secos. La calabaza moscata tiene un alto porcentaje de betacarotenos, que resultan muy beneficiosos para la piel, el pelo y la vista. 100 gramos de calabaza moscata cubren aproximadamente el 80 % de las necesidades diarias de betacarotenos.

Anacardos: los anacardos son ricos en minerales, entre los que destacan el magnesio y el hierro. Tienen un sabor suave y ligeramente dulce. No se pueden comer crudos, ya que contienen cardol, un aceite tóxico. Así, los anacardos que encontramos en los comercios o se han tratado con vapor o se han tostado para desactivar el cardol, lo que hace que no se puedan considerar un alimento crudo desde un punto de vista estricto. Si en el paquete se habla de «anacardos crudos», esto suele indicar que el cardol se ha desactivado por vapor en vez de por tostado. Este alimento solo se puede considerar crudo cuando se especifiquen y controlen todos los pasos del proceso. Por este motivo, hemos clasificado la receta como «cocinada».

Berros hortelanos: son picantes y su sabor, del que es responsable el bencil-sotiocianato, recuerda un poco a la mostaza. En cocina se utilizan sobre todo los brotes, ya que se pueden empezar a recolectar solo una semana después de la siembra. Los berros hortelanos son perfectos para elaborar cremas de untar y ensaladas, aunque también sopas y purés, como es el caso de esta receta. Destacan por ser ricos en vitamina C, hierro, calcio y ácido fólico. Además, contienen vitamina B. Por este motivo, los berros hortelanos son el complemento alimenticio ideal durante el invierno.

Consejos

Cultivar berros hortelanos: los berros hortelanos se pueden cultivar durante todo el año. Para ello necesita semillas, que se pueden adquirir tanto en viveros como en grandes superficies. Una vez tenga las semillas, simplemente plántelas en la tierra o en un algodón húmedo. Podrá colocarlas incluso en el alféizar de la ventana. Les gusta el calor y necesitan mucha agua.

Preparación alternativa

Salud: por motivos de salud, hemos preparado una receta alternativa con algunas variaciones en los ingredientes. Por favor, pinche en el siguiente enlace, en el que encontrará los motivos de los cambios: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.