Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Ensalada de apionabo con aliño de aguacate y tomate

La ensalada de apionabo con aliño de aguacate y tomate resulta un entrante ideal, ya que los sabores del apionabo y del aguacate combinan de maravilla.
Comentarios Imprimir

crudiveganas

20min baja  
  Agua 86,1 %  66/13/22  LA : ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Para la ensalada de apionabo
750 gApio nabo, crudo
100 gBerros hortelanos, crudos
10 mlZumo de limón, crudo (10 g)
½ Aguacate crudo (100 g)
Para el aliño de aguacate y tomate
5 Tomates cherry (90 g)
½ Aguacate crudo (100 g)
35 mlZumo de limón, crudo (36 g)
½ cdta.Pimentón (1,2 g)
4 pizcasSal de mesa (1,6 g)
2 pizcasEspecias, pimienta negra (0,2 g)
Para decorar
1 ramilleteHojas de cilantro crudas (2,2 g)

Utensilios de cocina

  • batidora manual o batidora de vaso
  • rallador o robot de cocina (amasar, mezclar, etc.)

Tipo de preparación

  • plato frío
  • mezclar
  • pelar
  • rallar

Preparación

  1. Para la ensalada de apionabo
    Pelar el apionabo y cortarlo en tiras finas o rallarlo. A continuación, rociar las tiras con zumo de limón para que mantengan el color.

  2. Lavar los berros hortelanos y picarlos muy finos. Cortar el aguacate en dados y añadirlo a las tiras del apionabo.

  3. Para el aliño de aguacate y tomate
    Colocar el tomate, el aguacate, el zumo de limón, el pimentón, la sal y la pimienta en una batidora y triturar hasta obtener una salsa fina. Agregar los berros hortelanos y envolverlo todo. 

  4. Decorar y servir
    Repartir el aliño por encima de la ensalada de apionabo y decorar con las hojas de cilantro recién picadas.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Autor
Melanie Scherer, Imagen de año 2015
Melanie Scherer, Suiza
Ich bin PH-Studentin und arbeite nebenbei für die Stiftung G+E. Einmal in der Woche mache ich Pilates.
Observaciones sobre la receta

La ensalada de apionabo con aliño de aguacate y tomate resulta un entrante ideal, ya que los sabores del apionabo y del aguacate combinan de maravilla.

Apionabo: si tiene un procesador de alimentos a mano, puede rallar el apio más rápido. El apionabo se conserva en perfectas condiciones en la nevera hasta 14 días. Para ello hay que envolverlo en un paño húmedo, ya que la humedad del cajón de las verduras no suele ser suficiente. Si congela el apio aumentará el tiempo de conservación, pero perderá gran parte del sabor.

Aguacate: el aguacate es, entre todas las frutas y las verduras, el vegetal que más grasa contiene. De estas grasas, la mayor parte son insaturadas, que tienen un efecto positivo en la sangre. Además, la alta proporción de fibras no digeribles ayuda a reducir el colesterol. Asimismo, el aguacate contiene gran cantidad de vitaminas y minerales muy beneficiosos.
Los aguacates son frutos climatéricos, es decir, que maduran tras su recolección. Si los guardamos junto con manzanas, el gas etileno que desprenden estas últimas puede llegar a acelerar el proceso de maduración de los aguacates. Por último, si al hacer una leve presión la piel de la fruta cede, el fruto está listo para su consumo.

Pimentón: podemos encontrar distintas variedades de pimentón, que se diferencian por su color y su sabor. En España distinguimos tres tipos: el dulce, el picante y el agridulce. Sin embargo, esta clasificación varía en función de los países y de las variedades disponibles. Normalmente, el grado de pungencia suele corresponderse a lo vivo que sea el color de este polvo rojo.

Cilantro: en cuanto al sabor del cilantro, las opiniones difieren ampliamente. Algunas personas rechazan su intenso sabor, que les recuerda al jabón y les provoca nauseas. Según una estadística suiza, el 15 % de las personas alérgicas son sensibles al cilantro. Si ese es su caso, simplemente no lo utilice en sus recetas. Sin embargo, el cilantro le da un toque exótico al plato y no hay alternativas que consigan darle un sabor similar. El perejil de hoja plana, muy parecido en apariencia al cilantro, tiene un gusto totalmente distinto, aunque suele utilizarse bastante a menudo como sustituto.

Consejos

Cultivar berros hortelanos en casa: en cocina se utilizan sobre todo los brotes, ya que se pueden empezar a recolectar solo una semana después de la siembra. Los berros hortelanos son sabrosos y dan un toque picante a muchos platos.
Dado que los berros hortelanos no necesitan mucho tiempo para crecer, es muy fácil cultivarlos en casa. Las semillas de berro hortelano comienzan a germinar a una temperatura de unos 5 °C. Si quiere que crezcan en el alfeizar de la ventana, siembre las semillas de berro de forma uniforme sobre una superficie regular, aunque los berros también pueden cultivarse en papel de cocina húmedo. Además, los berros hortelanos también se pueden cultivar en primavera y verano en el jardín.

Preparación alternativa

Tomate: si no tiene tomates cherry a mano, puede utilizar tomates normales. Por su tamaño, bastarán uno o dos tomates normales, aunque el sabor final del plato será menos aromático que si utilizamos tomates cherry.

Encontrar recetas