Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Mousse de grosella negra con coco y malvas

Este mousse de grosella con coco y malvas tiene una textura suave y seductora al mismo tiempo. Los tallos de grosellero aportan vitaminas extra.

crudiveganas

20min    100min    intermedia  
  Agua 60,5 %  79/05/16  LA : ALA


Ingredientes (para personas, )

Utensilios de cocina

  • batidora manual o batidora de vaso
  • nevera
  • exprimidor de cítricos

Tipo de preparación

  • plato frío
  • prensar
  • refrigerar
  • hacer puré

Preparación

  1. Para la mousse
    Separar las bayas de los tallos y exprimir el medio limón. Triturar los tallos con la mitad de los dátiles, dos quintas partes de la manteca de coco, las hojas de grosellero, la mitad del agua y el zumo de limón.

    Añada un poco de agua al principio. Agregue más agua si la consistencia no es la deseada o las grosellas no aportan la suficiente.

    Puede modificar usted mismo la cantidad de hojas de grosellero, pues la autora solo indica un manojo por cada dos raciones.

  2. Verter la crema verde resultante (mousse) en un recipiente y refrigerar hasta que la superficie adquiera firmeza.

  3. A continuación, triturar las grosellas con el resto de los dátiles, lo que haya quedado de la manteca de cacao, las malvas y el agua restante hasta obtener una crema púrpura que después habrá que verter sobre la anterior.

    La cantidad de malvas también se puede ajustar. La autora indica en la receta original dos puñados por cada dos raciones.

  4. Dejar que el postre se enfríe durante otra hora, hasta que la crema esté lo suficientemente firme como para poder sacar bolas.

  5. Para decorar
    Servir las bolas con bayas y decorar con flores.

Observaciones sobre la receta

Este mousse de grosella con coco y malvas tiene una textura suave y seductora al mismo tiempo. Los tallos de grosellero aportan vitaminas extra.

Manteca de coco: la manteca de coco se elabora a partir de la pulpa del coco. En las tiendas ecológicas se puede encontrar manteca de coco apta para crudiveganos. Encontrará más información al respecto en el artículo sobre el ingrediente.

Grosellas negras: el grosellero no solo da unas frutas de deliciosas, sino que además el extracto de sus flores se utiliza en perfumería. Las hojas frescas se emplean para preparar sopas de hierbas aromáticas y de verduras y sus tallos también tienen un gran valor (ver el apartado de «Consejos»). Además, la grosella negra contiene antocianina, un colorante vegetal hidrosoluble que tiene efectos antioxidantes.

Consejos

Mucho más sano, consejo de la autora: Si los tallos de las grosellas todavía están verdes, es decir, que no están secos, no los tire y utilícelos como se describe más arriba. Contienen nutrientes muy valiosos y pueden aportar un aroma intenso a grosella en la parte verde del mousse.

Preparación alternativa

Sin tallos: si no recoge las grosellas usted mismo o si las que ha adquirido no tienen tallos, puede saltarse ese paso de la preparación (véase «Uno o dos colores»). En ese caso, en lugar del tallo añada algunas grosellas más y aumente, siempre con precaución, la cantidad de agua.

Preparación alternativa según Christine Volm:

- Postre o tarta: Utilice solo la mitad de agua durante la elaboración y después rellene dos aros redondos para postre con la mousse. Guárdelos en la nevera y deje que se enfríen hasta que la mousse esté firme. Después, retire los moldes directamente sobre el plato y obtendrá dos preciosas tartitas. Si prepara una masa crudivegana de, por ejemplo, almendras y dátiles, podrá utilizar el mousse como relleno.

- Uno o dos colores: Si le gusta que la mousse tenga dos colores, siga los pasos de la receta tal y como se los hemos descrito. Si quiere que el plato resulte más sencillo, triture todos los ingredientes a la vez, pues el sabor final es el mismo.