Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Manteca de coco

La manteca del coco se elabora triturando el coco. Contiene menos agua que la pulpa fresca y sus nutrientes están más concentrados.
  Agua 2,1%  26/08/67  LA : ALA
Comentarios Imprimir
Haga clic para tablas de nutrientes

La manteca de coco se puede adquirir en tiendas de productos ecológicos y se obtiene de la pulpa fresca del coco. La manteca de coco, de la que también se pueden encontrar variantes crudas aptas para crudiveganos, puede ser fina, más pegajosa, blanca o beige, en función del grado de triturado.

Usos culinarios:

La manteca de cacao es sabrosa, aromática, algo dulce y tiene múltiples usos en cocina. Se puede untar en pan, añadir a postres o batidos, utilizarse para elaborar helados o como cobertura. También se emplea para preparar platos salados en wok o la sartén, en sopas, recetas asiáticas, currys o para refinar salsas de acompañamiento o de mojar. Tiene un sabor único, ya sea fría o caliente.

El aceite que contiene la misma mantequilla de coco se separa con el calor, por lo que también se puede retirar y utilizar por separado para guisar, hornear o saltear.

Conservación:

La manteca de coco se conserva hasta dos años, pero para ello debe estar bien cerrada y protegida de la luz solar. Durante el invierno, lo mejor es conservar la manteca de coco a temperatura ambiente para que tenga una consistencia cremosa. A partir de los 24 °C se puede emplear como crema para untar. Si está dura y no se extiende bien, una opción es calentarla al baño María o colocarla junto a la calefacción para que se reblandezca. Sin embargo, el calentado al baño María puede afectar y reducir la vida útil de la manteca. Durante el verano es importante guardar la manteca de coco en la nevera, pues de otra forma se vuelve demasiado líquida.

Composición:

La composición de la manteca de coco es comparable a la de la pulpa, pero los nutrientes de la primera están más concentrados. La pulpa de coco contiene un 45 % de agua, aproximadamente, mientras que la manteca tan solo entre un 3 y un 5 %.

Información general:

La manteca de coco es la pulpa del coco triturada en mayor o menor medida. Contiene un porcentaje de agua muy bajo en comparación con la pulpa de coco fresca. Además, en la manteca de coco los nutrientes están mucho más concentrados. La consistencia depende de la temperatura y, en función del grado de triturado, es más uniforme o tiene más textura. Cuando la temperatura es inferior a los 24 °C, tenemos una manteca dura que, en el mejor de los casos, solo se puede cortar con un cuchillo. A temperaturas más altas el aceite de la manteca de coco se reblandece e, incluso, se vuelve líquido.

Datos de interés:

Además del coco fresco, en los supermercados podemos encontrar diferentes productos de coco. ¿Pero qué diferencia hay entre la nata de coco, la leche de coco y la manteca? Para elaborar la leche de coco se tritura la pulpa de coco con agua y después se cuela la mezcla con un trapo. El porcentaje de grasas se sitúa entre el 15 y el 25 %. La nata de coco no es otra cosa que leche de coco triturada con menos agua. La nata de coco contiene más grasa y tiene una consistencia más cremosa (más parecida a la nata) que la leche de coco.

Al igual que la leche de coco y que la nata de coco, la manteca de coco se elabora con la pulpa del coco, pero sin añadir agua. Más bien, se reduce la propia agua del coco.

Ingrediente con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir