Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Rollitos de pepino rellenos de crema de espinacas y acelgas

Estos rollitos de pepino rellenos de crema de espinacas y acelgas son muy ricos en vitamina K, ácido fólico y vitamina A.
Comentarios Imprimir

crudiveganas

15min baja  
  Agua 87,4 %  44/25/31  LA (7.1g) 29:1 (0.2g) ALA
Haga clic para una receta optimizada para la salud.
( Motivación...)


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Para las tiras de pepino
1 Pepino con piel, crudo (458 g)
Para la crema de espinacas
300 gEspinacas crudas
100 gAcelgas, crudas
3 dientesAjos, crudos (9 g)
6 cdas.Pipas de girasol, secas (60 g)
2 Msp.Nuez moscada, molida o rallada (0,5 g)
1 pizcaSal de mesa (0,4 g)

Utensilios de cocina

  • batidora de vaso
  • pelador

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • hacer puré
  • mondar

Preparación

  1. Antes de empezar (las tiras de pepino)
    Lavar los pepinos y, con la ayuda de un pelador de patatas, sacar finas tiras de pepino longitudinales. Lavar las espinacas y las acelgas y partirlas en trozos más pequeños. Pelar los dientes de ajo.

  2. Para la crema de espinacas
    Triturar las espinacas, las acelgas, el ajo, las pipas de girasol, la nuez moscada y la sal en una batidora de vaso hasta conseguir un puré fino.

  3. Terminar y servir
    Colocar una cucharilla de crema de espinacas en el centro de una tira de pepino y enrollar esta sobre el relleno.

    Servir los rollitos de pepino en un plato y decorarlos con hierbas aromáticas.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Estos rollitos de pepino rellenos de crema de espinacas y acelgas son muy ricos en vitamina K, ácido fólico y vitamina A.

Tamaño de las raciones: si tiene pensado servirlos como plato principal, obtendrá dos raciones. Como entrante, cuente con más raciones.

Perfil nutricional: gracias a las espinacas y las acelgas, este plato es increíblemente rico en vitamina K. Si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas, una ración cubre las necesidades diarias de vitamina K, ácido fólico, vitamina E y vitamina A, así como de manganeso. La proporción de ácido linoleico (LA) y ácido alfa-linolénico (ALA) es de 29:1 debido a las pipas de girasol, por lo que se encuentra muy por encima del máximo recomendado de 5:1.

Salud: por motivos de salud, hemos preparado una receta melliza con algunas variaciones. Pinche en el siguiente enlace, en el que encontrará los motivos de los cambios: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Espinacas: las espinacas destacan dentro de los vegetales por la cantidad de hierro que contienen, aunque esta no sea nada excepcional. A pesar de ser ricas en ácido oxálico, el consumo de espinacas crudas no es perjudicial para la salud, siempre que se haga con moderación.

Acelgas: su sabor recuerda al de la espinaca, aunque el de la acelga es más intenso y acerbo. Al igual que la espinaca, la acelga también tiene un alto porcentaje de ácido oxálico.

Ácido oxálico y cálculos renales: los cálculos renales son depósitos sólidos que se forman en el cáliz y la pelvis renales. Se producen debido a la cristalización de ciertas sustancias, como el oxalato de calcio o el ácido úrico. Los motivos de esta cristalización son, entre otros, la presencia de estas sustancias en concentraciones más altas, los cambios de pH en la orina, los problemas de evacuación o la inflamación de la vejiga. Así, las personas que tienen riesgo de padecer cálculos renales deben ingerir líquidos suficientes y evitar alimentos ricos en ácido oxálico (perejil, verdolaga, yuca, amaranto, espinaca y acelga).

Consejos

Consumo recomendado de espinacas: las espinacas, tanto crudas como cocinadas, no deben guardarse durante períodos largos (aproximadamente una semana) a temperatura ambiente. Las espinacas contienen mucho nitrato, que convierte las bacterias en nitritos perjudiciales para la salud. Esta transformación puede causar problemas principalmente a los niños, puesto que afecta al transporte de oxígeno en el cuerpo. La gravedad de los efectos dependerá tanto de la cantidad consumida como del peso corporal del niño.
También podemos encontrar en los supermercados hojas de espinacas «frescas» envasadas en bolsas de plástico. Sin embargo, este tipo de preparación industrial requiere mucho procesado para que las espinacas se conserven y no aparezcan gérmenes dentro del plástico, además de que las vitaminas de estas espinacas se conservan mucho peor.

Cantidad de sal: dado que las necesidades de sal varían según el individuo, nosotros no hemos indicado ninguna cantidad en concreto. Sin embargo, recomendamos que esta sea lo más baja posible. La acelga de por sí ya es rica en sodio, por lo que bastaría con agregar una pizca.

Preparación alternativa

Para decorar los rollitos podemos utilizar hierbas aromáticas como eneldo, berro o albahaca, pero también semillas de sésamo.

Encontrar recetas