Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Pastel crudivegano de arándanos, nueces y semillas de chía

Este pastel crudivegano de arándanos azules, nueces, semillas de chía y dátiles es rico en ácidos grasos omega-3 saludables y muy sencillo de preparar.

crudiveganas

15min    3h    baja  
  Agua 48,2 %  62/09/29  LA (7.3g) 4:1 (2.1g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Utensilios de cocina

  • batidora de vaso
  • molde desmontable
  • nevera

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • remojo
  • mezclar
  • refrigerar
  • hacer puré

Preparación

  1. Antes de empezar. Remojo (opcional)Dejar en remojo las nueces y las semillas de chía durante una hora, aproximadamente. Esto no es obligatorio, pero facilita el triturado. Sáltese este paso si utiliza una batidora de alta potencia.

    Si pone las nueces y las semillas en remojo, no añada agua adicional en el siguiente paso, pues los propios ingredientes la habrán absorbido durante el remojo.

  2. Para la base
    Triturar las nueces junto con las semillas de chía, los dátiles sin hueso y algo de agua en una batidora de alta potencia.
    A continuación, verter la mezcla en un molde mediano y repartirla para que quede uniforme.

    Tamaño óptimo del molde desmontable: lo ideal para este pastel es utilizar un molde desmontable de unos 20 centímetros de diámetro.

    La pectina que contienen los arándanos es un gelificante natural. Esta hace que el relleno del pastel, que en un principio es líquido, se solidifique en la nevera y después podamos cortarlo con un cuchillo.

  3. Para la masa
    Triturar los arándanos junto con los dátiles sin hueso y las frambuesas hasta obtener una mezcla sin grumos.

    En la receta original se indica el doble de dátiles para el relleno del pastel. Nosotros hemos disminuido la cantidad de forma deliberada para reducir el porcentaje de azúcar y probado el resultado nosotros mismos.

  4. A continuación, verter la mezcla sobre la base del pastel. No se asuste si es muy líquida. Después, introducir el pastel en la nevera y dejar que repose durante al menos tres horas, hasta que la mezcla se solidifique. 

  5. Servir el pastel
    Sacar el pastel de la nevera. Decorarlo con frambuesas frescas según las preferencias personales y servir inmediatamente después.

Observaciones sobre la receta

Este pastel crudivegano de arándanos azules, nueces, semillas de chía y dátiles es rico en ácidos grasos omega-3 saludables y muy sencillo de preparar.

Tamaño óptimo del molde: lo ideal para este pastel es utilizar un molde desmontable de unos 20 centímetros de diámetro.

Tiempo de preparación: el tiempo de preparación total de la receta no contempla el tiempo que requiere el remojo opcional de las nueces.

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas, una ración de esta receta cubre las necesidades medias de ácidos grasos omega-3 completamente y prácticamente el 50 % de las de manganeso. La proporción de omega-6 y omega-3 es de 4:1, por lo que se encuentra por debajo del máximo recomendado de 5:1.

Nueces de nogal: las nueces son el fruto seco más rico en ácido linoleico (uno de los ácidos grasos omega-3 saludables para el corazón). Además, son ricas en vitamina E, zinc y potasio.

Arándano o mirtilo: según algunos estudios científicos, los arándano destacan por ser los frutos con mayor potencial antioxidante. Tienen una capacidad de absorción de radicales de oxígeno de 25 micromoles Trolox equivalentes (TE) por gramo de peso fresco. Este método de medición se utiliza para calcular la capacidad de un alimento de neutralizar los radicales libres. Cuanto más alto es el valor, más antioxidante es el alimento.

Semillas de chía: las semillas de chía se caracterizan, sobre todo, por ser ricas en calcio, hierro, fibras solubles y ácidos grasos omega-3. Contienen prácticamente el doble de hierro que los cereales. Además, el organismo puede aprovechar el aminoácido triptófano para para convertirlo en serotonina. Esta última mejora el estado de ánimo, ya que transmite una sensación de serenidad y satisfacción. ¡Alrededor del 95 % de nuestra serotonina se almacena en el tracto gastrointestinal!

Dátiles: los dátiles son en realidad bayas. Son ricos en vitamina B6, pero también en cobre y potasio, dos minerales. Contienen más fibra que el trigo integral convencional. Hemos reducido el número de dátiles más o menos a la mitad para que la cantidad de azúcar se mantenga lo más baja posible. Encontrará más información al respecto en el siguiente enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Consejos

Lavar bien los arándanos: después de recoger los arándanos uno mismo es importante lavarlos bien o, en caso de duda, cocerlos. Esto es de vital importancia porque, según el sitio en el que los hayamos recogido, puede haber riesgo de infección por tenia de zorro.

El potencial de utilizar semillas de chía: si empleamos semillas de chía y, especialmente, semillas de chía trituradas, nuestro cuerpo es capaz de aprovechar sus diferentes componentes. Cuando las consumimos enteras, básicamente nos beneficiamos de la fibra que aportan. Los ácidos grasos omega-3 deberían tener una mayor importancia en nuestra alimentación.

Poner en remojo las almendras y las nueces: el remojo no solo varía la consistencia, sino que además reduce el porcentaje de ácido fítico que contienen las almendras y las nueces. El ácido fítico se une a ciertos nutrientes, como los minerales, y crea complejos, de forma que se reduce la absorción del organismo. Encontrará más información al respecto en nuestro artículo: Ácido fítico o fitatos: poner en remojo o germinar.

Preparación alternativa

En lugar de frambuesas y arándanos frescos, también puede utilizar bayas congeladas. Recuerde descongelarlas antes de utilizarlas.