Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Cereales deshidratados y crudiveganos de avena y trigo

Para preparar estos cereales deshidratados y crudiveganos de avena y trigo con linaza puede germinar el trigo sarraceno antes, si así lo desea.
Comentarios Imprimir

crudiveganas

15min    20h    baja  
  Agua 18,3 %  75/15/10  LA 1:1 ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Antes de empezar (poner en remojo durante la noche)
200 gAlforfón
Preparación
30 gDátiles, variedad Medjool, sin hueso
45 mlAgua potable (45 g)
1 cdta.Canela, molida (2,6 g)
200 gCopos de avena (crudos?)
50 gSemillas de lino

Utensilios de cocina

  • colador
  • batidora de vaso
  • deshidratador de alimentos

Tipo de preparación

  • deshidratar
  • germinar
  • remojo
  • mezclar
  • escurrir

Preparación

  1. Antes de empezar / Remojo (germinación)
    Dejar el trigo sarraceno en remojo durante toda la noche y germinar si así lo desea.
    Después, enjugar y escurrir bien. Colocar en un recipiente.

  2. Encontrará más información sobre germinados en la página 31 del mismo libro.

  3. Preparación
    Triturar los dátiles, el agua y la canela hasta conseguir una pasta de dátiles. Ajustar la cantidad de agua para que sea una pasta.

  4. Utilice copos de avena crudos o prepare copos de avena crudos caseros según esta receta de copos de avena crudos (véase la misma página del libro) a partir de granos de avena desnudos.

    En la receta original se indican 100 gramos de dátiles y 125 mililitros de agua para diez raciones. Nosotros hemos reducido estas cantidades de forma deliberada (véase apartado «Observaciones sobre la receta»).

  5. Agregar la pasta de dátiles al trigo sarraceno. A continuación, añadir los copos de avena y las semillas de lino. Mezclar todo bien. Si la masa está demasiado seca, añadir un poco de agua.

  6. La autora emplea semillas de lino dorado. Encontrará información al respecto en el apartado de «Consejos».

  7. Repartir la mezcla entre dos láminas para deshidratador. Deshidratar entre 12 y 15 horas a 42 °C.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Para preparar estos cereales deshidratados de avena y trigo con linaza puede germinar el trigo sarraceno antes, si así lo desea.

Cantidades: con las cantidades indicadas se obtienen diez raciones medianas.

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas (GDA, en inglés), una ración de esta receta cubre más del 50 % de las necesidades diarias de manganeso y del ácido graso omega-3 ALA. Asimismo, el trigo sarraceno aporta más del 30 % de las necesidades del aminoácido esencial triptófano y de cobre. La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 es de 1:1, por lo que, para alegría de todos, se encuentra notablemente por debajo del máximo recomendado de 5:1.

Trigo sarraceno: el trigo sarraceno es un pseudocereal. Por lo general, las semillas son ricas en almidón, proteínas, minerales y grasas, pero carecen de las propiedades para el horneado que el trigo o el centeno deben al gluten. ¡Ningún pseudocereal contiene gluten! El trigo sarraceno es rico en cobre, triptófano, manganeso y magnesio.

Copos de avena: los copos de avena son ricos en proteínas y, por lo tanto, también en los aminoácidos esenciales que estas contienen. Además, aportan numerosas vitaminas y minerales, aunque la cantidad de vitaminas puede verse reducida según el tipo de proceso al que se les haya sometido (calor). Esta receta solo puede considerarse apta para crudiveganos si los copos de avena que se utilizan son crudos.

Semillas de lino: la linaza son las semillas del lino (lino común, Linum usitatissimum). Aportan un sabor suave que recuerda a los frutos secos y tienen un porcentaje de grasas del 40 %. Con un 50 % de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (ALA), es el aceite vegetal con la concentración de ácidos grasos omega-3 más alta que se conoce. Las personas que consuman gran cantidad de alimentos industriales deberían aumentar la proporción de semillas de lino en su dieta y corregir las carencias nutricionales que tengan en este sentido.

Dátiles: los dátiles son en realidad bayas. Son ricos en vitamina B6 y en cobre y potasio, dos minerales. Contienen más fibra que el trigo integral convencional. Hemos reducido la cantidad de dátiles en una tercera parte, de forma que también disminuye la cantidad de azúcar. Encontrará más información al respecto en el siguiente enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición.

Consejos

Conservación de los dátiles: los dátiles secos o deshidratados se conservan en perfectas condiciones hasta un año. Si se almacenan durante más tiempo, cada vez se secan más y al final comienzan a cristalizarse. En ese momento aumenta su dulzor y la textura se vuelve crujiente por fuera y blanda por dentro.

Avena sin gluten: las personas que padecen intolerancia al gluten (celiaquía) tienen problemas para digerir la gliadina, una fracción de la proteína del gluten. Por este motivo, deben abstenerse de consumir cereales clásicos como el trigo, pero sí que pueden consumir copos de avena en determinadas condiciones. En este caso deben asegurarse de que la avena no haya entrado en contacto con trigo ni con ningún otro cereal que sí que contenga gluten, y que se haya limpiado a conciencia. Dicha avena se comercializa como avena sin gluten.

Semillas de lino dorado y de lino marrón: aunque se trata de la misma planta, nos encontramos ante dos variedades distintas con diferente composición y propiedades de absorción. Las semillas de lino dorado son capaces de absorber más líquido, pero tienen una proporción de ácidos grasos peor (más omega-6 y menos omega-3).

Encontrar recetas