Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Saludables champiñones rellenos con almendras y tomates

Estos saludables champiñones rellenos de almendras y tomates secos vienen acompañados de una receta de pesto crudivegano con menos ingredientes.
Comentarios Imprimir

crudiveganas

15min intermedia  
  Agua 63,1 %  38/20/43  LA (6.2g) 5:1 (1.3g) ALA
Haga clic para la receta original del libro
( Motivación...)


Ingredientes (para persona, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Para la base de champiñones
2 grandesChampiñones comunes, crudos (96 g)
Para el pesto
5 Tomates deshidratados o secados al sol (25 g)
25 gAlmendras
1 ramaPerejil, fresco (30 g)
1 cda.Aceite de canola (14 g)

Utensilios de cocina

  • batidora manual o batidora de vaso

Tipo de preparación

  • plato frío
  • mezclar

Preparación

  1. Para la base de champiñones
    Retirar el tronco y las láminas de los champiñones.

    Para esta receta, es recomendable comprar champiñones de un tamaño mayor para que tengan capacidad para más cantidad de relleno.

  2. Para el pesto
    Picar los tomates secos y el perejil (con una tajadera de cocina) o un cuchillo en trozos pequeños. Mezclar con las almendras y el aceite y triturar con la batidora hasta conseguir el pesto.

    El pesto puede quedar ligeramente arenoso, de modo que no es necesario pasarlo demasiado tiempo por la batidora.

    En la receta original se indican 50 mililitros de aceite de oliva, que nosotros hemos sustituido por una cucharada de aceite de canola (véase el apartado de «Notices»).
    Encontrará los motivos del cambio (símbolo de la manzana) y un enlace a la receta original justo debajo de la imagen de la receta.

  3. Rellenar los champiñones con el pesto y servir.

    Como nota decorativa, si lo desea puede colocar una almendra sobre cada uno de los champiñones rellenos.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Estos saludables champiñones rellenos de almendras y tomates secos vienen acompañados de una receta de pesto crudivegano con menos ingredientes.

Nuevo perfil nutricional: gracias al perejil, esta receta es rica en vitamina K. Si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas (GDA, en inglés), cubre casi el 100 % de las necesidades diarias de cobre. Asimismo, es rica en vitamina B2, C y E, así como en potasio, un oligoelemento. Con 21:1, la proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 se sitúa muy por encima del máximo recomendado de 5:1

Aceite de oliva u aceite de canola: hemos decidido sustituir el aceite de oliva de la receta por aceite de canola por los siguientes motivos: los poderes económicos y los grupos de presión empresariales han creado todo un culto al aceite de oliva, aunque su proporción de ácidos grasos omega-6 (LA) y omega-3 (ALA) supere en mucho la recomendada de 5:1. En comparación con el aceite de oliva, el aceite de canola tiene una mayor proporción de ácidos grasos esenciales, sobre todo de ácidos grasos omega-3.

Respuesta de la autora a nuestra pregunta de por qué la receta original es tan poco saludable: Las recetas de mi libro no están escritas con la salud como eje central. Yo solo tuve en cuenta que estuvieran buenas. Interesante: también lo están en su variante saludable.

Pesto: la salsa de pesto, que hoy en día ya es un clásico, proviene de la región italiana de Liguria. La palabra procede de pestare, un vocablo que significa machacar o moler en un mortero. La versión de este pesto con tomates desecados es el pesto alla siciliana —también llamado: pesto rosso o "pesto rojo"—. Esta es la variante siciliana conocida a nivel nacional.

Variantes del pesto: hoy en día se puede sustituir la albahaca por perejil. Por otro lado, en esta receta no añadimos queso parmesano o pecorino, pues se trata de una preparación vegana. Tradicionalmente se machacan todos los ingredientes en un mortero. En nuestra receta también hemos sustituido los piñones por almendras. Puede añadirse cualquiera de estos dos frutos secos en función del gusto personal.

Consejos

Elección de los champiñones: elija dos champiñones gigantes o de gran calibre por persona. Si no puede encontrarlos, también puede rellenar más champiñones de menor tamaño.

Almacenamiento: el pesto en un tarro de cristal, cerrado herméticamente, se conserva refrigerado hasta tres semanas, sobre todo si se vierte una capa fina de aceite como película de protección.

Reducir la cantidad de aceite: hemos reducido la cantidad de aceite de 50 mililitros a una cucharada sopera, lo que significa que, en lugar del 85 % de la cantidad diaria recomendada, empleamos solo el 40 %.
Por favor, pinche en el enlace: La dieta vegana puede no ser saludable. Errores de nutrición para personas preocupadas por su salud. El doctor y profesor Dean Ornish y otros investigadores estadounidenses recomienzan evitar el consumo de aceite siempre que sea posible. Por este motivo, hemos reducido la cantidad de aceite de la receta.

Preparación alternativa

Nota de la autora: «Esta receta parece muy fácil a primera vista y es una receta muy atractiva para comenzar una tarde crudivegana entre amigos. Los champiñones se pueden rellenar también con crema de aguacate o queso de anacardos».

Nota sobre el queso: si le gusta mucho el queso, existen alternativas veganas al queso rallado o a las salsas de queso, como son los copos de levadura.

Aceite: para preparar el pesto puede utilizar cualquier otro aceite de calidad, como el aceite de linaza o el de nuez, si así lo prefiere.

Encontrar recetas