Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Calabacines rellenos de quinua y tomate

Estos calabacines rellenos de quinua, tomate y albahaca fresca resultan un plato vegano delicioso y perfecto para hacer a la parrilla o en un horno tradicional.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

20min baja  
  Agua 85,1 %  47/12/41  LA : ALA


Recetas con tablas de nutrientes

Ingredientes (para personas, )

Para preparar los calabacines
4 pequeñoCalabacines, con piel, crudos (472 g)
1 cda.Aceite de oliva (14 g)
Para el relleno de quinua y tomate
150 gQuinoa, cocida
100 gTomates cherry
½ ramaAlbahaca fresca (20 g)
2 cdas.Aceite de oliva (27 g)
¼ cdta.Sal de mesa (1,5 g)
¼ cdta. molidaEspecias, pimienta negra (0,58 g)
Para servir
1 cdta.Vinagre balsámico (5,3 g)

Utensilios de cocina

  • cocina (artefacto)
  • horno

Tipo de preparación

  • cocer
  • picar o moler
  • asar a la parrilla
  • degustar

Preparación

  1. Para preparar los calabacines
    Cortar los calabacines por la mitad y vaciarlos con una cucharilla. Reservar la pulpa que se ha retirado para incluirla en el relleno.

    En este plato, la autora utiliza calabacines pequeños, que son más manejables y no se rompen con facilidad.

  2. Pintar el calabacín con un poco de aceite de oliva por dentro y por fuera.

  3. Para el relleno de quinua y tomate
    Cortar los tomates cherry en cuatro trozos y picar la albahaca muy fina.

    Si los tomates son muy pequeños, basta con cortarlos por la mitad.

  4. Picar la pulpa del calabacín y mezclarla bien con la quinua cocida, los tomates cherry y la albahaca en una fuente.

  5. Agregar aceite de oliva y salpimentar.

    Puede añadir sal y pimienta al gusto.

  6. Asar a la parrilla
    Asar a la parrilla los «barquitos» de calabacín durante tres o cuatro minutos por cada lado.

    Puede utilizar una parrilla de verdad o la función grill de su horno.

  7. Para servir
    Sacar los calabacines de la parrilla, rellenarlos con la mezcla de quinua y tomate, y rociarlos con vinagre balsámico.

    Michaella Marmulla utiliza como acompañamiento una «Crema di Balsamico», que es más espesa que el vinagre balsámico tradicional.

Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Estos calabacines rellenos de quinua, tomate y albahaca fresca resultan un plato vegano delicioso y perfecto para hacer a la parrilla o en un horno tradicional.

Porciones: está receta está pensada como plato de guarnición para ocho comensales. Si quiere que sean el plato principal, las cantidades de los ingredientes que se indican deberían ser suficientes para tres o cuatro personas. Sin embargo, puede realizar ciertas modificaciones como las que se describen en el apartado «Preparación alternativa» si desea que el plato sea más contundente.

Quinua: la quinua no es un cereal. Este pequeño grano de los incas pertenece a la subfamilia de las Chenopodioideae, al igual que la remolacha y las espinacas. Su contenido en vitaminas y valor nutricional es comparable al del arroz. En lo que respecta a las proteínas, la quinua es más rica y, además, también contiene una mayor cantidad de ácidos grasos poliinsaturados (y, por el contrario, menos hidratos de carbono). La quinua aporta más minerales, aproximadamente el doble de hierro y un 50 % más de vitamina E que el trigo.

Tomates cherry: los tomates cherry (o tomates cereza) son más pequeños, frescos y dulces que los tomates comunes. Pueden ser rojos, verdes, amarillos o negros. Un tomate cherry está maduro cuando tiene un color brillante y la piel está firme. Se conserva en perfectas condiciones hasta 14 días, aunque debe almacenarse entre los 13 y los 18 °C con una humedad relativa de entre el 80 y el 95 %. Muchos consumidores creen, de forma errónea, que hay que conservarlos en la nevera, donde en realidad pierden gran parte de su sabor.

Consejos

Espesar el vinagre balsámico: si no tiene «Crema di Balsamico», puede espesar vinagre balsámico. Para hacerlo necesitará harina de algarroba. También puede utilizar sirope de agave, sirope de diente de león o miel. Sin embargo, debemos señalar que la miel es un producto de origen animal y no sería un alimento vegano en sentido estricto. A pesar de todo, la miel se encuentra en un limbo, ya que todo depende del bienestar de los animales en aspectos tales como la extracción de la miel, que debe realizarse con cuidado y sin utilizar la técnica del ahumado, así como la sustitución adecuada de la miel que se ha retirado. Por lo tanto, es una decisión personal determinar si su consumo es compatible con el veganismo.

Preparación alternativa

A la parrilla: si el tiempo acompaña, se aconseja preparar este plato a la barbacoa con ayuda de una parrilla adecuada.

Guarnición o plato principal: con las cantidades que se especifican en esta receta se pueden preparar calabacines rellenos para ocho comensales en una bonita tarde de verano. Si desea aumentar la cantidad, es muy sencillo: compre el triple de lo necesario para el relleno, así como dos aguacates. Corte los aguacates en dados pequeños y añádalos a la mezcla de quinua y tomate. Si así lo desea, agregue un chile pequeño o chile en polvo, y ya tendrá una ensalada de quinua. De cualquier manera, si al final prepara demasiada quinua, en nuestra página tiene otra receta en la que se utiliza quinua cocida. Haga clic en el siguiente enlace para acceder a ella: Muesli de quinua con nueces.

Encontrar recetas