FacebookTwitterGoogle
Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E Temas

Tomate, rojo, maduro, crudo

Los tomates rojos, crudos y maduros se cocinan tanto calientes como fríos, así como para hacer zumo, salsa, concentrado de tomate o kétchup.

Los tomates rojos y maduros son deliciosos cuando se consumen crudos. Los tomates verdes pueden contener tomatidina, que es una sustancia que en grandes cantidades puede provocar molestias, como por ejemplo náuseas. En lo que a posibilidades de utilización se refiere, el tomate se encuentra probablemente entre las frutas o verduras con más opciones.

Información general:

Del artículo de Wikipedia en español: «Solanumlycopersicum, conocido comúnmente como tomate, tomatera o jitomate, es una especie de la familia de lassolanáceas originaria de Centro y Sudamérica y su uso como comida se originó en México. El origen del nombre proviene de la palabra Náhuatl (lengua mexica), tomatl. Apareció por primera vez en la impresión en 1595. Es cultivada en todo el mundo para su consumo tanto fresco como procesado de diferentes modos (salsa, puré, zumo,deshidratado, enlatado)».

Composición:

«El tomate es un alimento con escasa cantidad de calorías. De hecho, 100 gramos de tomate aportan solamente 18  kcal. La mayor parte de su peso es agua y el segundo constituyente en importancia son los hidratos de carbono. Contiene azúcares simples que le confieren un ligero sabor dulce y algunos ácidos orgánicos que le otorgan el sabor ácido característico. El tomate es una fuente importante de ciertos minerales (como el potasio y el magnesio). De su contenido en vitaminas destacan la B1, B2, B5 y la C. Presenta también carotenoides como el licopeno (pigmento que da el color rojo característico al tomate). La vitamina C y el licopeno son antioxidantes con una función protectora del organismo humano. Durante los meses de verano, el tomate es una de las fuentes principales de vitamina C».

Usos:

Casi ninguna otra fruta o verdura ofrece tantas posibilidades como los tomates. En la cocina se utiliza tanto en platos calientes como fríos.

«A partir de los tomates se producen, en grandes cantidades, puré de tomate, zumo de tomate o kétchup, entre otros. Aunque el tomate es un alimento, la planta, el tallo y la parte verde del propio fruto son venenosos a causa de la tomatidina (como la solanina de la patata). El consumo de la planta o de tomates verdes puede provocar malestar y vómitos. En cualquier caso, hay variedades de tomate que son verdes por naturaleza. Estos tomates marrones o verdes no contienen solanina como los tomates rojos *».

Datos de interés:

«Temperatura: la temperatura óptima de desarrollo del cultivo de tomate oscila entre los 20 y 30 °C durante el día y entre 10 y 17 °C durante la noche. Las temperaturas superiores a los 35 °C impactan negativamente sobre el desarrollo de los óvulos fecundados y, por ende, afectan el crecimiento de los frutos. Por el otro lado, las temperaturas inferiores a 12 °C afectan adversamente el crecimiento de la planta. Las temperaturas son especialmente críticas durante el período de floración, ya que por encima de los 25 °C o por debajo de los 12 °C la fecundación no se produce.

Humedad: la humedad relativa óptima oscila entre 60 % y 80 %. Con humedades superiores al 80 % incrementa la incidencia de enfermedades en la parte aérea de la planta y puede determinar, además, el agrietamiento de los frutos o dificultades en la polinización ya que el polen se apelmaza. En el otro extremo, una humedad relativa menor al 60 % dificulta la fijación de los granos de polen al estigma, lo que dificulta la polinización».

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán.