Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Brownies crudiveganos de trigo sarraceno sin aceites

Estos brownies crudiveganos de trigo sarraceno y dátiles no solo no llevan aceites ni contienen gluten, sino que además se preparan en un momento.
Comentarios

crudiveganas

5min    65min    baja  
  Agua 21,7 %  90/08/02  LA : ALA


Ingredientes (para personas, )

Utensilios de cocina

  • nevera o congelador
  • batidora manual o robot de cocina (amasar, mezclar, etc.)
  • molinillo de café, eléctrico
  • molde desmontable

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • mezclar
  • refrigerar

Preparación

  1. Triturar el trigo sarraceno seco en un molinillo de café hasta conseguir harina. Agregar los dátiles sin hueso, el cacao y la vainilla y triturar.

    En la receta original no se indica una cantidad específica de vainilla. Para ocho raciones, calcule medio vaso de trigo sarraceno.

    Nota de la autora: utilice un procesador de alimentos con cuchilla en forma de ese o, directamente, una batidora.

    Nuestra prueba: nosotros hemos probado la receta y triturado al mismo tiempo los dátiles y el agua con una batidora de mano. Después, hemos incorporado el trigo sarraceno, la vainilla y el cacao en polvo y lo hemos mezclado todo bien con un tenedor. También hemos duplicado la cantidad de agua y añadido dos cucharadas de lúcuma en polvo para refinar el sabor.

  2. Incorporar el agua y mezclar con un tenedor o con la batidora hasta conseguir una masa homogénea.

    Necesitará añadir un poco más de agua para conseguir una masa. Nosotros hemos llegado incluso a duplicarla en nuestra prueba.

  3. Verter la mezcla en un molde (véase la segunda imagen). Introducir el molde en el congelador y dejar que se enfríe durante al menos una hora.

    Cortar y disfrutar.

    Utilice un molde desmontable de unos 20 centímetros de diámetro para 8-10 raciones.

    También puede guardar la masa de los brownies en la nevera. La diferencia entre guardar la masa en la nevera o en el congelador es que en este último el proceso se acelera.

Comentarios
Observaciones sobre la receta

Estos brownies crudiveganos de trigo sarraceno y dátiles no solo no llevan aceites ni contienen, sino que además se preparan en un momento.

Tamaño de las raciones: en nuestra opinión, con las cantidades indicadas obtendrá ocho raciones.

Perfil nutricional: si tomamos como referencia las Cantidades Diarias Orientativas, una ración de esta receta cubre el 40 % de las necesidades diarias de cobre. Asimismo, también aporta alrededor del 20 % de las de manganeso y magnesio. Con 172 kcal por ración, podemos decir que estos brownies no son demasiado calóricos.

Trigo sarraceno: el trigo sarraceno es un pseudocereal que no pertenece a las gramíneas. Se utiliza de forma similar a los cereales, pero no contiene gluten. Su origen se encuentra en Asia Central o Asia Oriental, donde sigue utilizándose a menudo hoy en día, por ejemplo, para preparar una pasta especial conocida como soba. Se puede comer crudo en forma de muesli (por ejemplo, en el Erb-Muesli) o de mezclas de cereales como estos cereales deshidratados y crudiveganos de avena y trigo, pero también cocido para preparar hamburguesas veganas y sopas. Destaca su alto valor biológico, que debe a la gran cantidad de aminoácidos esenciales que contiene.

Cacao en polvo: el cacao en polvo criollo puede conseguirse crudo o tostado. Además de ser rico en grasa, el cacao cuenta con otros nutrientes diferentes y, a veces, muy valiosos. El secreto del cacao en polvo crudo es su cuidadosa producción y la fermentación natural a la que se le somete. De esta manera, el grano de cacao se suelta de la cáscara por sí solo, sin que sea necesario tostarlo. Además, se consigue que mantenga todo su valor nutricional.

Dátiles: los dátiles, con su sabor similar a la miel, son en realidad bayas. Son ricos en vitamina B6, cobre y potasio. Además, contienen más fibra que el trigo integral convencional.

Vainas de vainilla: la vainilla suele comercializarse con el nombre de «vainilla Bourbon». Desde un punto de vista estricto, las vainas no se pueden considerar alimentos crudos, ya que pasan por un proceso de fabricación complejo en el que se escaldan antes de fermentarlas, que es lo que les confiere su aroma.

Consejos

Conservación y dulzor de los dátiles: los dátiles secos se conservan en perfectas condiciones hasta un año. Si se almacenan durante más tiempo, cada vez se secan más y al final comienzan a cristalizarse. En ese momento aumenta su dulzor y la textura se vuelve crujiente por fuera y blanda por dentro. Los dátiles deshidratados tienen un índice glucémico muy alto, de casi cien puntos, por lo que conviene consumirlos con moderación. Sin embargo, en comparación con las golosinas, siempre son una alternativa más saludable.

Preparación alternativa

Más dulzor: el cacao en polvo da un toque amargo a los brownies. Si los prefiere más dulces, aumente la cantidad de dátiles o, incluso, duplíquela.

Crudismo: desde un punto de vista estricto, no podemos considerar que la vainilla sea un alimento crudo. Si esto es importante para usted, simplemente no la añada.

Prueba personal con lúcuma en polvo: nosotros hemos probado la receta y triturado al mismo tiempo los dátiles y el agua con una batidora de mano. Después, hemos incorporado el trigo sarraceno, la vainilla y el cacao en polvo y lo hemos mezclado todo bien con un tenedor. También hemos duplicado la cantidad de agua y añadido dos cucharadas de lúcuma en polvo para refinar el sabor. Así, conseguirá que tengan un sabor más afrutado.