Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Pralinés de caramelo caseros con dátiles medjool

Estos pralinés caseros con dátiles medjool tienen un marcado sabor a caramelo, aunque no llevan azúcar. Todo el mundo debería probarlos.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

30min    75min    baja  
  Agua 13,7 %  71/07/22  LA : ALA


Recetas con tablas de nutrientes

Ingredientes (para personas, )

Para la crema de cacahuete
3 cda. colmadaCacahuetes (¿crudos?, ¿ecológicos?) (36 g)
Para la crema de caramelo
200 gDátiles, variedad Medjool, sin hueso
1 pizcaSal marina (0,35 g)
Para la cobertura de chocolate
100 gChocolate, negro, 70-85% materia seca de cacao
½ cdta.Aceite de coco (2,2 g)

Utensilios de cocina

  • cazuela
  • batidora de vaso
  • horno
  • cocina (artefacto)
  • congelador

Tipo de preparación

  • hornear
  • picar o moler
  • mezclar
  • congelar
  • derretir
  • hacer puré

Preparación

  1. Para la crema de cacahuete
    Tostar los cacahuetes entre cinco y diez minutos en el horno a 180 °C (entretanto, continuar con el siguiente paso de la elaboración). Después, triturarlos en una batidora de vaso hasta obtener una crema homogénea. Esto le llevará unos diez minutos.

    Otra opción es, como se indica en la receta original, utilizar crema o mantequilla de cacahuete industrial.

  2. Para la crema de caramelo
    Triturar los dátiles con una batidora hasta obtener una pasta pegajosa. Agregar la crema de cacahuete y la sal y seguir batiendo hasta que todo quede bien mezclado.

    No se desaliente si la masa queda muy pegajosa, pues eso es justamente lo que queremos.

  3. Colocar la mezcla de caramelo en un recipiente. Guardar este en el congelador sin tapa durante unos diez minutos. Preparar los ingredientes para la cobertura de chocolate y continuar.

    Es más fácil preparar las bolitas cuando la mezcla de caramelo está algo congelada.

  4. Preparar un plato con papel vegetal. Humedecerse un poco los dedos y formar unas veinte bolitas con la mezcla de caramelo congelada. Después, colocarlas sobre el papel vegetal. Meter las bolitas terminadas en el congelador diez minutos más para que terminen de endurecerse.

    El número de bolitas (unas 20) se ha calculado teniendo en cuenta los ingredientes indicados para seis comensales.

  5. Para la cobertura de chocolate
    Poner el chocolate y el aceite en una cacerola pequeña a fuego lento. Cuando el chocolate esté casi derretido, retirar del fuego y remover. 

    En la receta original la autora utiliza seis cucharadas soperas de pepitas de chocolate vegano para las 20 bolitas.

  6. Sacar las bolitas del congelador. Poco a poco, introducirlas en el chocolate derretido. Con la ayuda de un tenedor, hacer que cada bolita ruede sobre el chocolate hasta quedar completamente cubierta. Escurrir el chocolate sobrante y colocar la bolita sobre el papel vegetal con la ayuda del tenedor.

    Si así lo desea, puede ponerles un palillo y espolvorearlas con sal en escamas o semillas de chía.

  7. Último paso antes de servir
    Dejar que las bolitas se enfríen durante al menos 20 minutos, hasta que el chocolate se haya asentado. Como más buenas están es recién sacadas del congelador, pues a temperatura ambiente enseguida se reblandecen.

Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Estos pralinés caseros con dátiles medjool tienen un marcado sabor a caramelo, aunque no llevan azúcar. Todo el mundo debería probarlos.

Dátiles medjool: a diferencia de otras variedades de dátiles, la medjool se distingue por su sabor afrutado y su consistencia, más suave. Los dátiles, con su sabor similar a la miel, son en realidad bayas. Son ricos en vitamina A, C y B y en minerales como el potasio, el calcio o el magnesio. Además, contienen más fibra que el trigo integral convencional. Los dátiles secos se conservan en perfectas condiciones hasta un año. Si se almacenan durante más tiempo, cada vez se secan más y al final comienzan a cristalizar. En ese momento aumenta su dulzor y la textura se vuelve crujiente por fuera y blanda por dentro.

Comer muchos dátiles: los dátiles tienen un índice glucémico alto (IG), es decir, que se trata de un alimento cuyos hidratos de carbono afectan en gran medida a los niveles de azúcar en sangre (cuanto más alto sea el IG, mayor es el aumento de azúcar en sangre). Las indicaciones del IG se realizan en relación con el efecto de la glucosa (=valor de referencia) en el nivel de azúcar en sangre. Otros factores que pueden afectar al IG, además del método de procesamiento, es el origen botánico, pero también la flora intestinal y no, como se suponía antes, las diferentes estructuras de los hidratos de carbono.

Los datiles secos, con casi 100 puntos, tienen un IG alto y deben consumirse con moderación. Sin embargo, en comparación con las golosinas azucaradas, se trata de una alternativa mucho más saludable.

Chocolate negro: a diferencia de otros tipos de chocolate, el chocolate negro cuenta con un porcentaje alto de materia seca de cacao que en algunos productos puede encontrarse entre 70 y el 85 %, aunque también hay chocolates que prácticamente alcanzan el 100 %. Dado que los chocolates más amargos con alto porcentaje de materia seca de cacao no suelen llevar componentes lácteos, en función de su composición el chocolate negro es vegano y no contiene lactosa. Si quiere una variante sin soja, busque chocolates veganos sin soja.

Consejos

Consejos de Angela Liddon:

- Poner los dátiles en remojo: «Si los dátiles están duros o secos, déjelos en remojo entre 30 y 60 minutos antes de utilizarlos. Después, escúrralos bien y retire el exceso de agua antes de triturarlos.»

- Reutilizar el chocolate: «Si le queda un poco de chocolate derretido después de preparar la receta, viértalo sobre un plato cubierto con una hoja de papel vegetal y guárdelo en el congelador. De esta manera, el chocolate volverá a endurecerse» y usted podrá darle otros usos.

Preparación alternativa

Crema de almendras: el potencial alergénico del cacahuete es alto en comparación con el de otros alimentos. En lugar de cacahuetes puede utilizar almendras para preparar la crema.

Más rápido: tal y como aparece en la receta original, también puede emplear crema o mantequilla de cacahuete industrial. Sin embargo, asegúrese de que el cien por cien del producto es cacahuete, pues es bastante habitual que los fabricantes incluyan ingredientes adicionales como aceite o sal, entre otros.

Encontrar recetas